lunes, 27 de febrero de 2012

El placer de perder


Ganar o perder en el juego es algo realmente secundario. Lo importante es el elemento social y todo lo que éste proporciona: risas, diversión y, sobre todo, EVASIÓN.

Evidentemente a todos nos gusta ganar, y lograr una victoria siempre da un plus de divertimento a las partidas. Si ganas te quedas con ese sentimiento de felicidad que sólo conocemos los jugones. Se te queda esa media sonrisilla de güiner que delata tu felicidad interior.

Normalmente, si juegas con jugones experimentados el porcentaje de victorias se suele equilibrar. Eso es lo normal. Pero ¿qué pasa con esos juegos que se le atragantan a uno?

Hay juegos que por más que los juegues, por más que intentes cambiar de táctica, siempre te comes un mojón. Siempre.

En mi caso, tengo que reconocer que soy el peor jugador del mundo a juegos abstractos.

Aparte de los abstractos, hay unos cuantos euros que se me dan tremendamente mal. Juegos en los que intento variar mi estrategia, en los que analizo todo lo analizable y.... ZASCA!!!! luser guan more taim.
No consigo ganar nunca.


Ese es el caso del Carson City. Un juego al que he jugado unas 25 partidas y sólo he ganado cinco. Lamentable promedio cuando se supone que soy un jugador experimentado.

Pero es que este juego no sé que tiene que me engancha. Casi siempre me quedo a las puertas de la victoria. Siempre pierdo, pero me lo paso pipa.

Hay juegos que te frustran porque no entras nunca en la partida. Mientras juegas te das cuenta de que no te has enterado de una mierda o, si te has enterado, no has podido o no has sabido hacerlo bien.

Con Carson City SIEMPRE me divierto. Es uno de los pocos juegos a los que puedo decir que nunca me he aburrido en una partida.

Poder decir que casi siempre pierdes a un juego y que es uno de tus favoritos dice mucho a su favor.

Prepárate Pepe, porque vas a sudar sangre para ganarme.

Cómo me gusta (PERDER AL) Carson City.

Y vosotros qué ¿tenéis algún juego favorito que se os dé mal?

Saludos

domingo, 26 de febrero de 2012

Sesión de juegos 24 y 25 de febrero de 2012

Sigue la cosa floja en casa de Sr. y Sra. Meeple.

Fin de semana muy apretado y poco tiempo para juegos. Así que escasas partidas (pero muy divertidas).


Viernes 24

Noche tranquila de juegos porque a la mañana siguiente Pepe tenía planeada su mudanza y teníamos que madrugar para echarle una mano.

Noche de western en casa de Sr. y Sra. Meeple.

Empezamos con un Oregón. Un juego sencillo, divertido y que se juega rapidito. Partida a cuatro jugadores (pierde un poco de gracia porque el azar es muy alto) con Sr. y Sra. Meeple, Albert y Pepe.

Se notaron mis más de 3000 partidas en Yucata y gané la partida a pesar del factor azar.


Después del Oregón la Sra. Meeple se fue a dormir y los tres mosqueteros nos quedamos echando un Carson City.

Partida extraña. Pepe con sus ranchos, como siempre, pero no dominaba las pistolas, que las controlaba el Sr. Meeple gracias a sus minas y la prisión.

Es curioso lo mal que se me da este juego...y lo que me gusta, joder. En el primer turno Pepe ya llevaba 5 PV y estaba forrado. Mi hermano estaba forrado sin puntos. Y yo tenía 6$ y 5 PV. Penoso. Me cogí el sheriff para asegurarme la compra de la prisión que estaba bien barata y empezar a intimidar un poco. Pero como la prisión no da pasta...

En el segundo turno, me recuperé de dinero pero seguía sin puntos de victoria, mientras que Pepe estaba forrado y ya tenía 11PV y mi hermano otros 3PV y una buena pasta ahorrada.

En el tercer turno más de lo mismo. Yo, como siempre, dejándomelo todo para el final. Sembrando para recoger. Pepe ya estaba con 22PV y mi hermano con 18. Estaba siendo una partida con pocos puntos y eso me iba bien. Conseguí mi primer punto de victoria al final del turno.

Empezamos la última ronda y me tocaba elegir personaje el último. Quería el sheriff, pero me lo quitó mi hermano que elegía primero. Luego Pepe se llevó al indio y me quedé con el pistolero para intentar ganar todos los duelos.

El último turno de mis cowboys fue tremendo y parecía que iba a sacar muchos puntos.

Como siempre, hubo un duelo que parecía decidir la partida.
Para perderlo, yo tenía que sacar un 1 y Pepe un 6. Pepe tiró y sacó un 6. Cómo no. Se masacaba la tragedia. Pero por una vez no fui tan cenizo y un 5 bien hermoso me hizo ganar el tiroteo.

En el último turno hice 41 PV y acabé con 42, igual que mi hermano. Me equivoqué con mi último meeple y perdí 3 PV con los que hubiera culminado mi superremontada. Pepe acabó con 45 y ganó, como siempre gana a este juego. Siempre me lo dejo todo para el último turno y siempre pierdo por un par o tres depuntillos. Malditooo!

Situación final de la ciudad  en la versión del río.
Adoro este juego. Aunque casi siempre pierdo (por poco) la verdad es que es un juegazo de tomo y lomo que disfruto muchísimo en cada partida. Con esa tensión de los últimos duelos que te dejan tan buen sabor de boca.

Sábado 25

Por la mañana Carlos mi hermano y yo fuimos a echarle una mano a Pepe con su mudanza. Por la tarde teníamos fiesta de cumpleaños de mis dos churumbeles.

Teníamos prevista una convocatoria masiva de jugones: Pepe,Carlos, Alberto y Silvia, Markos y Berta... Pero llegamos a casa a eso de las ocho y media, agotados. Pepe también estaba hecho polvo tras el día de mudanza y Alberto y Silvia estaban medio enfermos. No quedó otra que desconvocar (aplazar) la reunión masiva para otro fin de semana.

Carlos y Albert nos acompañaron a casa después de la fiesta y se quedaron a cenar.

Aprovechamos para echar un Oregón y un Endeavor.

En el Oregón la Sra. Meeple se llevó la victoria de palizaka. Buen meneo nos dio la señora.

Partida del sábado con palizaka de la Sra. Meeple

Aprovechamos que no estaba Pepe para echar un Endeavor (no le gusta mucho el juego y a mí sí).

Partida reñida entre Carlos y mi señora que ganó ella otra vez de palizaka. Juega poco pero gana bastante...

Qué bonico es el Endeavor
Y nada más por este movido fin de semana. A ver si en el próximo podemos reunirnos todos y echar ese Dixit multitudinario que teníamos previsto.

Saludos

jueves, 23 de febrero de 2012

jueves, 16 de febrero de 2012

Odio el hype: Santa Cruz

Descubres un juego y se despierta tu interés por él. Visitas blogs, investigas en la BGG, buscas información por todas partes y lo único que consigues es que te entren unas ganas tremendas de comprarlo. El hype te domina y quieres conseguirlo.

"Odio el hype" es una nueva sección de "The Black Meeple" en la que hablaremos de juegos que están en la lista de posibles adquisiciones por culpa de la información recopilada en la red, las buenas críticas y los comentarios de otros jugones
.

Ayyyy (suspiro) ¡Qué bonico es el jodío!
Diseñador:  Marcel-André Casasola Merkle
Publicado por: Hans im Glück
Año de publicación: 2012
Duración: 45 minutos
Número de jugadores: 2-4
CULPABLE DEL HYPE: Yo solito, navegando por la BGG, y CLINT, que lo ha rematado.

Marcel-André Casasola Merkle + Michael Menzel + Hans im Glück.

Grasias (Clint), no hase falta desir nada más:


miércoles, 15 de febrero de 2012

Minutos musicales: Tom Petty - Even the losers

Dedicado a todos los gafes, cenizos, malasombras y lusers en general a los que los dados y las cartas odian profundamente.

Va por ustedes:

Even the losers, get lucky sometimes

Juegos que me odian ¿Por qué?


Desde hace unos días aparece en la lista de webs para visitar el estupendo blog en inglés "Dice Hate Me".

El nombre del blog me parece genial. Me sentí identificado con él y me hizo pensar en el tema de la mala suerte, del gafe que tengo con los dados y, en especial, de ese grupo de juegos que parecen odiarte.

De mi merecida fama de cenizo ya hablamos aquí, por lo que hoy no quiero extenderme más en esta desgracia que tengo con las tiradas.

Hoy prefiero hablar de esos juegos que te odian. Que te odian porque nunca ganas una partida, porque siempre quedas último, porque siempre siempre haces alguna jugada que te humilla o porque aún no te has enterado muy bien de cómo funciona la cosa y acabas recibiendo unas palizakas de tres pares de coj***s.

A todos nos pasa que hay algunos juegos a los que siempre perdemos, que parece que no estamos destinados a ganar nunca.

Colonos de Catán:

Soy el jugador inicial, me coloco en los espacios con más probabilidad de salir en cada turno. Estoy en los lugares oportunos. Toda la puta partida saliendo dos unos, un uno y un dos, dos doses...

¿Por qué?

Carson City

Como casi siempre, todo se decide en el último turno. Hay un par de duelos que decidirán la partida. Sólo lo pierdo con un uno y un seis del contrario. ¿A que no adivináis qué saco? Muy bien, un UNO. ¿Y el otro? Muy bien, un SEIS. Mierdaaaaaaaa.

¿Por qué?

Troyes

Soy el jugador inicial. Me dejé dos de influencia por lo que pudiera pasar. Sale la carta de evento de perder dos de influencia. A cero. Los dados negros son muy dañinos: dos seises, un cinco y dos treses. Mi tirada:

Esto me ha ocurrido, de verdad. El puto amo.
¿Por qué?

Te has montado el chiringuito padre, te colocas en los arqueros, tienes 22 puntos por lo que tiras 11 dados y aciertas con un 3, 4, 5 o 6. La jugada decide la partida: cuatro doses y cuatro unos. Luuuuser.

¿Por qué?

Manila

Lamentable cuando soy el capitán y me toca tirar los dados. Nadie, repito nadie, apuesta por los muelles (menos por el seguro), todo el mundo en atarazanas y en los piratas porque saben que voy a ser un tipo penoso.

Y así es, muy penoso, porque no llega ni un puto barco y encima atacan los piratas (suerte que me puse ahí, ja, ja).

¿Por qué?

Bootleggers

Estoy con más músculo que nadie este turno. Una destilería extra. Tiro más dados que nadie. Vamos a producir whisky y... una mierda que no me da ni para llenar un camión. Joderrrrrr!

¿Por qué?

Taluva

Necesito una loseta de lago hace tres turnos porque tengo jugada. Nada. Ni un puñetero lago. ¿Donde estarán?

¿Por qué?

The Downfall of Pompeii

¿Quién se come todas las profecías?

¿Por qué?


Pilares de la Tierra

¿A que no sabéis cuales son las últimas fichas en salir siempre de la bolsa? Las negras, claro.

¿Por qué?

Castillos de Borgoña

Calculado: la única combinación que no me sirve este turno es un cuatro y un seis. ¿Qué sale? Un seis y un cuatro, que es lo mismo. Mi única (y mejor opción, obviamente) es quemar un dado para consegguir dos curritos que luego tengo que gastar. Penoso. Entonces el listillo de Pepe dice "es que no optimizas". Anda, ya, vete a ...

¿Por qué?

Así podríamos estar un buen  rato, pero tampoco os voy a martirizar más.

¿Podéis decirme qué juegos os odian a vosotros?

Y sobre todo ¿POR QUÉ?

martes, 14 de febrero de 2012

Juegos pequeños, grandes juegos: Santy Anno

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.


Diseñador: Alain Orban
Publicado por: Repos Production
Año de publicación: 2006
Duración: 30 minutos
Número de jugadores: 3-8

Santy Anno es un Party Game obra de Alain Orban (uno de los autores de Troyes) original, divertido y que ocupará poco espacio en vuestra estantería.

Componentes

8 losetas de barco. Cada una tiene una combinación diferente de velas, casco, nombre, número, color del rótulo y puesto de vigía.

8 losetas de pirata, 8 retratos y 8 fichas circulares de pirata.

Un mazo de 58 cartas cuadradas.

Fichas de puntos con valores 1, 2, 3, 4 y 5.

Y un tablero que no sirve de mucho, la verdad.

Todo de cartón bien gordo y resistente. Buena calidad.

Las ilustraciones son muy feas, feísimas. Son del mismo dibujante de Cash'n'Guns y a mí no me gustan nada. Pero para gustos, colores.

El aspecto gráfico es para mí, lo peor del juego. 
Con otro estilo sería un juego aún mejor.

El juego

Hay dos formas de jugar a Santy Anno. En estático o corriendo alrededor de la mesa.

Al principio del juego se colocan 8 sillas alrededor de la mesa y una loseta de barco delante de cada una de las sillas.

Las losetas de barco
Al inicio de turno cada jugador se coloca de pié, detrás de una silla. En esa silla hay una loseta de pirata junto a la loseta de un barco. Ese es su barco inicial.
A continuación, se saca una secuencia de cartas.



Cada carta indica cual es el siguiente destino de tu pirata. Es decir, cada carta muestra el barco al que debe ir el pirata. La primera carta da una pista que indica a qué barco debe ir el pirata desde el barco inicial. La segunda indica a qué barco debe ir el pirata desde el barco en que se encuentra ahora (no tiene por qué ser el barco inicial). El jugador debe adivinar carta a carta cual es el siguiente barco de destino. Mentalmente, mueve su pirata de barco a barco hasta llegar a su destino final.

El barco que resulte de la última carta es el destino final del pirata.

Dicho de otra forma, cada jugador mira la secuencia de cartas que ha salido y debe calcular mentalmente cual es el  último barco en el que debe acabar su pirata según las pistas que se ofrecen.

Por ejemplo, la carta del barril azul indicaría que el jugador debe mirar qué elemento de su barco es de ese color. El siguiente barco de ese jugador es el barco que tenga el mismo elemento del mismo color indicado.

Por ejemplo, en la foto de las losetas de barco de más arriba, si mi pirata empieza en Viper y sale el barril rojo, querrá decir que debo ir  (mentalmente) al barco que tenga el casco rojo, en este caso al Sahara (que se encuentra obviamente en otra silla).

La segunda carta deberé interpretarla partiendo del Sahara, por lo que la referencia será el barco en el propio Sahara.

Cuando se ha interpretado mentalmente toda la secuencia de cartas el jugador que cree haberlo descubierto se sienta en la silla correspondiente y coloca su marcador en el tablero.

El siguiente jugador hará lo mismo y colocará su marcador sobre los que ya se hayan colocado.

Cuando todos los jugadores han colocado su marcador, se comprueba si han acertado. El primer jugador (marcador del fondo de la pila) obtiene 5 ducados, el segundo 4, el tercero 3 y así hasta 1 ducado para el quinto jugador en acertar.

Puede ocurrir que varios jugadores crean que su barco de destino es el mismo. En ese caso, el segundo jugador deberá sentarse en la silla ocupada, es decir, encima del que ya se sentó allí y el tercero encima de los otros dos... Juaarrrrrrr!!!

Opinión


Santy Anno es un party game original  y muy divertido. Ideal para jugar al aire libre y poner un poco de movimiento a las sesiones lúdicas. Para niñños, jóvenes y adultos. Aún no he descubierto a nadie a quien no le guste este juego.

Eso sí, si se te da mal, se te da muy mal. No das una. Es como esos juegos de habilidad visual que quien no la tiene, no la tiene (tipo Set, Ricochet Robots), pero más light y mucho más divertido.

Una pequeña joya que no es fácil de encontrar porque está descatalogado, aunque me consta que hay una copia suelta en JugarxJugar. No la dejéis escapar porque Sany Anno es un juego pequeño, pero un grandísimo juego.

Mirad qué bien se lo pasan:



Saludos


lunes, 13 de febrero de 2012

Sesión de juegos 10 y 11 de febrero de 2012



Este 2012 seguimos flojos. Pocas partidas en casa de Sr. y Sra. Meeple.

Vamos cogiendo ritmo y repitiendo mucho porque estoy perezoso y no leo reglamentos, así que no queda otra que repetir juegos (cosa que está muy bien). A ver si recupero el apetito lector y estrenamos alguno de la treintena que tenemos pendiente entre Pepe y un servidor (Loyang, in theYear of the Dragon, Egizia, Machu Picchu, Alba Longa, CIvilización, Tinner's Trail, Timbuktu, etc.)

Viernes

Empezamos la noche con Estrasburgo de Feld. Era nuestra segunda partida y esta vez la disfrutamos mucho. Un muy buen juego en el que saber apostar tus cartas es clave. Partida a 4 jugadores Alber, Pepe y Sr. y Sra. Meeple que ganó mi hermanito. Nos ha gustado mucho. Buena recomendación de Israel

Seguimos la velada con un Burgund, para no perder la costumbre de jugar un Feld (últimamente no paramos con Feld). Empanada total de la Ficha Negra y Pepe y Alber disputándose a partida mientras yo veía pasar el tiempo... Últimamente estoy negado, no me funciona muy bien el coco.

Acabamos la noche con un Troyes. Partida igualadísima y muy emocionante que, por fin, acabó con una victoria del anfitrión. Mr. Meeple 43, Alber 42, Pepe 40.

Sábado

De nuevo empezó la sesión a cuatro jugadores, con la Sra. Meeple, quien pidió un Ticket to Ride con la ampliación de Europa 1912. El amigo Pepe no tuvo que pelear por el centro de Europa y mientras los demás nos dábamos leches hasta en el DNI, el amigo se fue por el norte (túnel largo incluido) y nos dio una paliza de muy señor mío. Este juego se me da especialmente bien y me da mucha rabia cuando no gano. Mi hermano me tapó en el centro de Europa y me hizo dar una vuelta decisiva. Putooooo!



La Sra. Meeple estaba muerta de sueño, pero la convencimos que se quedara a jugar algo ligerito. Sacamos un Dobble y nos echamos unas risas viendo como Pepe y la Sra. Meeple se empanaban una y otra vez. ¡Qué bloqueo! Gran filler-party game. Lo recomiendo.

Después del Dobble nos quedamos los tres mosqueteros. Echamos una revancha al Burgund. Lamentablemente cometí los mismos errores de la partida anterior. La noche anterior juré y perjuré que la siguiente partida iría a cerrar prontito los grupos de un solo hexágono para sacar partido a los bonus de cierre. Nada. Se me fue el santo al cielo y en el segundo turno yo iba por los veinte puntos y los demás por los setenta y pico. Lamentable. Ganó Pepe.



Para acabar la noche decidimos sacar un Carson. Como siempre, parecía que Pepe nos estaba dando una soberana paliza, pero todo se decidió en el último turno. Se dieron un par de duelos decisivos que, evidentemente perdí (el primero, el de las tres pistolas lo perdí con el pistolero por sacar un UNO de mierda) y ahí se complicó todo.

Pepe ganó, como casi siempre pasa en este juego. Yo no disfruté demasiado la partida, sobre todo porque los primeros turnos parecieron poco productivos y en menor medida porque mis duelos del último turno fueron nefastos.

¿Por qué me odian los dados?

jueves, 2 de febrero de 2012

God save the Kinks. Mi top 10.



En el mundo hay dos tipos de personas:

Las que saben quienes son los hermanos Davies (los de Muswell Hill, los Kinks, coño!) y los que no.

Los que no, son esos que cuando te preguntan qué música te gusta y les contestas "los Kinks" te dicen, "Ah, esos que se pintan la cara".

¡Me cago en mi puta vida! Cuánta cultura musical.

Bueno a lo que vamos, sólo hay dos cosas que me levanten el ánimo en momentos bajos: las drogas (llámese fármacos o una copita preparada con cariño) y estar solo en casa y ponerme a todo trapo unos disquitos de los kinks. Son mi inyección de buenrollismo, energía pa'l body.

Voy a darme el lujo de poner mis 10 temas favoritos de los kinks. Son mis favoritos de hoy. Si me preguntaseis mañana quizá cambiase unos cuantos. Es que esto de elegir entre tanto temazo es complicado. Eso sí el número uno y el dos son inamovibles. ¡Y el top es de Dave!!

Ahí va mi top (Neiban, si no te gustan los Beatles, esto te tiene que gustar. No seas sacrílego).

10.- Autumn Almanac.. Single 1967.

Me gusta porque es puro kinkismo. Hacer una canción del típico día de otoño. Mu grande. Y la canción es alegre y vital.

09.- God's Children. Percy. 1971

Soy ateo practicante, pero esta canción me llega. Siempre que lo escucho me emociona. Temazo de un disco infravalorado dentro de una discografía de un grupo infravalorado.

08.- Where Have All the Good times gone. Kinks Kintroversy. 1965.

Temazo. ¿Pero cómo puede escribir esta canción un tipo de 20 años? Ray nació viejo.

"Papa didn't have no toys, and mama din't meet no boysssssssss..."

07.- The Village Green Preservation Society. The Kinks are the Village Green Preservation Society. 1968.

La intro perfecta para mi disco favorito. Cómo se pega eso de We are the village green preservation society, god save Donald duck, vaudeville and variety. Kinks total.

06.- Low Budget. Low Budget. 1979.

De las canciones más divertidas de Ray. Con esa guitarrita de Dave...

I used to suck cigars but now I suck polo mints. I'm on a low budget.

Actual y real como la vida misma.



05.- Sunny Afternoon. Single 1966.

¿A alguien se le ocurre una canción mejor para cantar con amigos cerveza en mano? A mí no.

 In the summer time




04.- This Time Tomorrow. Del Lola. 1970.

Ese banjo me puede.

03.- Days.Single. 1968.

Temazo que estos días me llega más que de costumbre. I won't forget a single day, believe me.




02.- Big Sky. Del the Kinks are the Village Green Preservation Society. 1968

Mi canción favorita de mi disco favorito (de mi disco favorito a secas). Vaya inicio de tema. Ese bajo. Diosssss. Temazo del copón.



01.- Strangers. Del Lola. 1970.

El número 1 y no es de Ray. Pero es que esta canción es impresionante. God save the Kinks.

Esa voz tan fea-preciosa de Dave. Insuperable. Me encanta la letra.

Este número 1 es mi humilde tributo-regalo de cumpleaños para Dave, que mañana cumple 65 añitos.

So I will follow you wherever you go if your offer hand's still open o me. Strangers on this road we are on, but we are not two we are one



Lo sé, lo sé ¿Dónde están You Really Got me, the Hardway, Victoria, Arthur, 20th century man, See my friends, Livin on a thin line, Animal Farm...? Hay tantas.

Si os he dado la lata demasiado pensad que al menos os ha servido para no quedar como unos catetos cuando alguien os diga que es fan de los Kinks.

Así ya no tendréis que preguntarle si son esos que se pintan la cara.

Saludos

miércoles, 1 de febrero de 2012

Juegos pequeños, grandes juegos: Richelieu

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.


Diseñador: Michael Schacht
Publicado por: Ravensburger
Año de publicación: 2003
Duración: 45 minutos
Número de jugadores: 2 (en las reglas de la edición original, pero pueden jugar hasta 4)


Vamos a inaugurar la sección con este Richelieu. Un juego de cartas descatalogado obra de Michael Schacht. 


Componentes

Cuarenta y ocho cartas, seis marcadores (tres por jugador) y catorce discos especiales.

Como curiosidad, decir que de este juego se hizo una edición alemana y otra internacional. Una de ellas (la que tengo yo) tiene losetas de grosor espectacular en vez de cartas. La otra va con cartas normales.

La cuarenta y ocho cartas vienen en nueve colores diferentes. Además de un color, en cada carta viene ilustrado uno o dos escudos y en algunas de ellas un símbolo (torre, espada y o cruz):


Mecánica


La mecánica principal de Richelieu es la de Set collection. Conseguir el máximo número de cartas de cada grupo.


Preparación

Se colocan todas las cartas boca arriba en cuatro filas de doce cartas cada una.



El juego

En su turno, cada jugador puede coger una carta (con uno o dos escudos) o dos cartas del mismo color  con único escudo cada una.

Las cartas seleccionadas deben estar en los extremos de una de las filas (no se pueden coger cartas que estén en el interior de una hilera) y se colocan boca abajo en la zona del jugador.

Tras esto, cada jugador puede colocar un marcador especial (dispone de tres) en una carta boca arriba de su elección. Ese marcador sirve como reserva. Quien lo jugó, se reserva esa carta, que puede ser seleccionada por el oponente siempre y cuando penalice con uno de sus marcadores, que ya no podrá volver a usar en el resto de la partida.

El juego termina cuando se acaban las cartas de tres de las cuatro filas. 
Hay otra modalidad: finalizar la partida cuando se acaben todas las cartas.

Yo prefiero la primera opción, es mucho más estratégica.

Ganador

Se puntúa por separado cada uno de los colores. Quien tenga más escudos de ese color se lleva ese número de puntos. Lo mismo se hace con los tres símbolos (torre, espada y crucifijo).

Por cada color del que no hayas conseguido ni una sola carta penalizas cinco puntos.

Quien sume más puntos gana la partida.


Opinión


Richelieu puede parecer de entrada un juego tontuno y descafeinado, pero a medida que juegas partidas y lo vas dominando, ves como hay estrategia y más chicha de la que parece.


Schacht es un autor espectacular en los juegos sencillos (Patrician, Coloretto, Don, etc.) y bastante más flojete en los juegos grandes. Y Richelieu es de los primeros

Riichelieu es un pequeño gran juego que debe cabe en cualquier ludoteca. El problema es encontralo.
Siempre puedes hacerte uno Print&Play. Es sencillo. 

Saludos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...