lunes, 12 de noviembre de 2018

Funattic Channel el Podcast. Episodio 22 Black Meeple desencadenado,Essen-cial.



Desde hace unos días tenéis a vuestra disposición el episodio 22 del podcast.
Los despistados pueden echarle un vistazo en youtube (aquí) o poner la oreja en ivoox (aquí).

Además de hablar de muchos juegos jugados, esta vez explico mis aventuras y desventuras  en Essen.

Comentad y dadnos un me gusta (si os gusta, claro).

lunes, 5 de noviembre de 2018

Partidas octubre 2018



Vamos con el repaso del mes de octubre, un mes en el que hemos asistido a Essen y gracias a eso hemos podido estrenar un montonazo de juegos (29) entre un buen puñado de partidas (88).

A todo tren

Pequeño juego de cartas que tiene bastante buena crítica y está bien diseñado pero que no obstante es un estilo de juego que no va conmigo.
Tengo muchas otras opciones que me divierten más en esta categoría.

Not my cup of tea.



Architectura

A veces me pregunto a quién se le puede ocurrir editar juegos como éste. En plena época dorada de los juegos de mesa y con tantísima oferta se lanza al mercado este Architectura, un juego de cartas muy plano, simplón y sin gracia ninguna.

De lo peorcito que he jugado este año.





Astro Drive

Tontada de filler de carreras que no es un mal diseño pero que tampoco tiene nada que le haga destacar.

Muy prescindible.







Billabong

En Essen busqué una partida de prueba a este Billabong porque conocía Corporation, otro juego de su autor Eric Solomon.
Corporation es un juego abstracto con cuatro normas pero que puede tostarte la cabeza de lo lindo. Un juego duro duro.

Billabong no lo es tanto pero no le va a la zaga. Abstracto de carreras con un aspecto infantil pero que jugado en serio puede ser un quemacerebros.


Brothers

Tontada de filler tipo puzzle de Christophe Boelinger.

Un juego de 15 minutos de duración que se puede jugar uno contra uno o por parejas.

Muy tonto pero muy apañado. Nada espectacular, pero ideal para llevar en el bolsillo para entretener a los críos en un viaje.





Claim 2

Secuela de Claim, estupendo juego de bazas para dos jugadores.

Claim 2 mantiene la misma estructura y mecánicas que su predecesor salvo que los poderes de las razas son diferentes.
Puedes jugar Claim 2 como juego independiente, sustituir algunas razas de Claim por otras de Claim 2 para seguir jugando a 2 jugadores o bien echar un Claim a cuatro si mezclamos los dos juegos.

Las razas de Claim 2  no son tan molonas para mi gusto, pero el juego está muy bien.

Claim Kingdoms

Tras una lectura de reglas pensé que el juego era muy tontuno y lo compré por ser barato (14 euros) y por fidelidad a la saga Claim y a las estupendas ilustraciones de Mihajlo Dimitrievski.

Pues bien, Claim Kingdoms ha sido una grata sorpresa. Es muy sencillo pero tiene su qué. Rápido y simpático juego de mayorías que se va a quedar en casa.



Counterfeiters

Quined Games, la editorial que en su época lanzara joyas como Carson City, lleva unos años cayendo en picado (el infumable Papa Paolo fue un ejemplo en 2016).

Counterfeiters ratifica esta linea descendente de la editorial.
Estamos ante un colocación de trabajadores en caja pequeña en el que las mecánicas encajan pero el juego es tremendamente aburrido, plano y soporífero a más no poder. Un diseño muy coñazo.


Freak Shop

Pequeño filler matemático reseñado en el blog.

Más sencillo que el mecanismo de un botijo pero muy entretenido y majete.
Una idea sencilla y brillante que ofrece mucho con poco.

Además, las ilustraciones de Miguel Coimbra son tremendamente molonas.




Expancity

Juego familiar de construcción de ciudades.

De primeras parece un juego muy tonto, pero tiene más de lo que aparenta.

Eso sí, la aleatoriedad de los contratos provoca que el azar pueda decantar partidas.
Ganas de jugarlo más para ver si se puede controlar ese azar.
Componentes estupendos.

Fine Sand

Como "no fan" declarado del señor del pelo verde debo decir que este filler de descarte está muy majete.

Bien pensado y con mecánicas que funcionan muy bien estamos ante un diseño agradable.

Como pega podría decirse que no se entiende la necesidad de jugar los turnos simultáneamente y la forma de marcar acciones que es un poco cutre.


Gobi

Buen juego abstracto de poco peso que el "explicador" franchute de Capsicum games se empeñó en destrozar con olvidos y cambios de reglas.


A veces me pregunto quién elige a los explicadores en Essen, algunos son una fuente de perder clientes a chorro.


A pesar de la funesta partida creo que Gobi es un buen filler abstracto al que quizá se le podía haber sacado más partido (la mecánica está muy bien, pero las losetas de objetivos son pobres y poco chisposas).


In a Grove

Juego de bolsillo d la editorial Oink.

Diseño que con minimísimas normas obtiene un resultado bastante potable.

Buen filler.






Kingdom Run

Sencillo juego de carreras y dados que no está mal pero que tiene un diseño y unas ilustraciones infantiloides que le hacen un flaco favor.

Nada espectacular, pero diseño correcto.




Yo soy el jefe

Viejunada de negociación de Sid Sackson que sigue siendo divertida y puñetera.

Algunos dirán que no ha envejecido demasiado bien, pero a mí me parece que sigue dando partidas tremendamente divertidas.

Me lo paso teta.




Krakow 1325 AD

Juego de bazas, gestión de mano y mayorías con roles secretos que tiene una mezcla de mecánicas extraña.
Cuando te lo explican piensas que es una idea brillante.
Cuando lo estás jugando piensas que las mecánicas no encajan muy bien.
Y cuando acaba sabes que no querrás volver a jugarlo en tu vida.
Una marcianada que no cuaja.




Orbital

Cuarto juego (o quinto, ya he perdido la cuenta) que le han editado este año al autor catalán Eloi Pujadas.
Esta vez en la editorial de Pau Carles DMZ.

Juego de losetas con una mecánica de pujas/compras muy molona y original.

La verdad es que, a pesar del tema espacial, el juego mola mucho y eso que tiene un diseño e ilustraciones que son como un tiro en el
pie. Además, la puntuación final es un poco larga (supongo que eso en un par de partidas se supera).

Pocket Mars

Me pasa con este juego algo similar a lo que comenté con A todo tren: buenas críticas, no creo que sea un mal diseño, pero la verdad es que no es para mí.

No lo jugaría de nuevo porque me aburrió profundamente la primera partida. Aún así creo que tiene su público.


Rebel Nox

Necesito más partidas para valorar este juego porque es poco intuitivo y tiene una mecánica un poco extraña.

Juego de bazas con roles ocultos que pueden cambiar durante el juego.

Veremos qué pasa en las próximas partidas pero está bajo sospecha.




The River

¿Es éste el peor juego de Days of Wonder en la última década? ¿En su historia?

Sencillo no, simplón.
Ligero no, tontuno.
Un colocación de trabajadores (dicen que) para iniciar, pero no creo que quien empiece en esta afición quiera aburrirse jugando.

Soporífero e infantiloide diseño dirigido a público adulto.




Rocky Road a la Mode

Simpático filler "a la" Splendor con un tema y unas ilustraciones muy molones.

Le hemos dado unas cuantas partidas y ha triunfado en casa sin ser nada de otro mundo.






Wangdo


Compré este juego a ciegas por dos motivos: primero por las chulísimas ilustraciones y los majísimos componentes, y segundo porque me fiaba del coautor Sebastien Pauchon (Yspahan, Metropolys, Jaipur.. pero también de the River).


Sólo una partida pero salvo sorpresa de última hora... 

Sebastien, ¿por qué nos haces esto?




Silk

Nuevo lanzamiento de Devir.

Juego abstracto con un tema surrealista de orugas que pastan y huyen de su carnívoro depredador natural...

Estamos ante un juego cargado de mala leche y puteo que utiliza dados para hacer las acciones.

A la espera de darle otra partida.

Startups

Otro minifiller de bolsillo de Oink games. Esta vez estamos ante un juego de colecciones "a la Coloretto" no porque se parezca en la mecánica de robar y colocar, sino por la maldad que tiene.

Buen juego que tiene un diseño de cartas que me gusta mucho. Probablemente entrará en mi ludoteca.



US Telegraph

Reimplementación del Attika de Marcel Casasola Merkle.
Nuevo tema y nuevos componentes en la linea estupenda de las reediciones de Super Meeple.

En su momento vendí Attika por feo. Ahora con estos nuevos componentes y tema del oeste puede que en un momento débil vuelva para casa.



Coimbra

Ya lo reseñamos aquí

Eurazo!







Aristeia!

Joder, qué juegazo!

Me lo explicaron en Essen y al principio no entendía nada (no estoy nada puesto en este tipo de juegos) pero luego lo juegas y todo es intuitivo y más fácil de lo que parece.

Muchísimas opciones en un juego que se puede jugar desde el principio, pero que cuesta de dominar.

Fertility

La última reseña del blog hasta la fecha.

Familiar elegante con pocas normas, aroma viejuno y varias formas de puntuar y ganar la partida.

Una fantástica compra de Essen.









Wildlands

Otro juego en caja grande que es casi un filler, un filler de miniaturas divertidísimo.
En menos de una hora jugamos un juego de escaramuzas sin dados, con una mecánica de cartas made in Tito Wallace: original y molona.

Deseando echarme mi tercera partida porque con un grupo adecuado esto es una auténtica bomba de goce y tortas como panes.

Seguiremos informando y progresando adecuadamente.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Reseña: Fertility



Autor: Cyrille Leroy
Ilustrador: Jeremie Fleury
Publicado por: Catch Up Games
Año de publicación: 2018
Duración: 25-45 minutos
Número de jugadores: 2-4
Categoría: Losetas.


Mi agenda de Essen iba cargada de familiares y fillers pendientes de su partida de prueba. Fertility estaba en las primeras posiciones de esa lista y tras probarlo se vino para casa.
Os explico qué me parece tras siete partidas.

Tema

Eurogame abstracto en el que los jugadores representan monarcas del antiguo Egipto que deben construir la mejor ciudad gracias al uso óptimo de sus recursos.


Componentes

Cuatro tableros que se unen para formar un tablero central (se utilizarán tres sectores para dos o tres jugadores y los cuatro tableros para cuatro jugadores), 50 losetas de valle, 40 losetas de distrito, 4 tableros individuales de cartulina muy pobre, 16 monumentos de cartón, 4 marcadores de trigo y 80 recursos.

Destaca la paupérrima calidad de los tableros individuales y el fantástico grosor de las losetas, tanto las de distrito como las de valle.

Por último comentar que el arte del juego tiene admiradores y detractores por igual. Personalmente me parece muy colorido y vistoso pero muy estresante. Cuestión de gustos.

Losetas de valle
El juego

Al inicio de partida cada jugador recibe un tablero individual (son ligeramente diferentes entre sí) y tres losetas de valle que siempre deben estar a la vista. Estas losetas son rectangulares y están divididas en dos partes que representan uno de los cuatro recursos del juego.

El tablero individual se prepara según el número de jugadores (tres sectores de tablero para dos o tres jugadores, cuatro para cuatro jugadores) y se coloca la loseta de inicio en uno de los iconos de inicio marcados en el tablero (en el más centrado).

En su turno el jugador activo debe colocar en el tablero una de sus tres losetas de valle de modo que al menos uno de los recursos de la loseta coincida ortogonalmente con una de las losetas que ya hayan sido colocadas previamente. Es decir, se colocan las losetas como en el dominó.

Distritos
Una vez colocada la loseta se reciben recursos por las coincidencia de la loseta recién colocada. Por cada loseta adyacente que comparta un tipo de recurso se recibe dicho recurso. Además, hay casillas en el tablero que tienen impreso un recurso. Si se tapa ese icono con nuestra loseta de valle se recibe también ese recurso. Por último, si se coloca nuestra loseta adyacente a un campo de trigo se avanza el marcador de trigo en nuestro tablero individual (un paso por cada casilla de trigo que toquemos).

Los recursos recibidos deben usarse en el turno. Todo lo que no podamos utilizar no se almacena y debe devolverse a la reserva general.

Con los recursos podemos hacer dos cosas: comprar losetas de distrito (siempre habrá cuatro en un mercado abierto) o bien entregar los recursos en las tiendas de los distritos colocados en nuestro tablero individual. 
Los distritos son losetas que tienen varias tiendas (casillas con mini objetivos). 
Así pues, estamos ante algo tan sencillo como ganar recursos para utilizarlos en el cumplimiento de pedidos de nuestro tablero individual, el cual iremos formando a nuestro gusto.

Los espacios de los distritos, las tiendas, permiten ganar puntos de victoria directos al final de la partida, avanzar en la pista de trigo (que dará puntos al final de la partida) o  conseguir el favor de uno o varios dioses (al final de la partida cada jugador obtendrá puntos por la colección de dioses diferentes en su tablero). Los recursos entregados en las tiendas se quedan allí hasta el final de la partida.

Cada vez que un jugador coloca su loseta y deja un hueco individual  en el tablero (un espacio individual en el que no cabe otra loseta), puede elegir entre coger un recurso cualquiera o bien colocar uno de sus monumentos. Al final de la partida el jugador que haya colocado más monumentos recibe quince puntos y el segundo siete.

Al acabar su turno el jugador activo coge una nueva loseta de valle de las tres visibles y, si compró loseta de distrito, añade una nueva para que haya cuatro disponibles.


El final de la partida se dispara cuando al acabar el turno de un jugador no se puede reponer el mercado de losetas de valle. Cuando eso ocurre cada jugador juega un último turno (todos habrán jugado nueve) y se procede a puntuar.

En el recuento se puntúa por los puntos directos que otorgan nuestras tiendas abastecidas, por los puntos de tiendas especiales que puntúan por un tipo de recurso concreto , por los puntos por dioses diferentes (máximo cuarenta puntos), por los puntos por mayoría de monumentos y por los puntos indicados por nuestro marcador de trigo (máximo cuarenta puntos).



Opinión

Fertility es un juego familiar "old fashioned" en el que sus pocas y sencillas reglas se centran en una mecánica principal que debemos que optimizar al máximo para ganar. Pero esa focalización en la colocación de losetas y obtención de recursos no significa que el juego sea plano. A pesar de su mecánica nuclear existen diversas formas de ganar: puedes centrar tu estrategia en el trigo o en los dioses o en la obtención de puntos directos, incluso en la especialización para puntuar por un recurso concreto.

Esta variedad de formas de puntuar provoca que no podamos quitar el ojo a lo que hacen los demás y procuremos no colocar nuestras losetas en el tablero de modo que regalemos buenas jugadas a los demás jugadores.


El juego escala perfectamente gracias al tablero modular.

La duración es estupenda para lo que ofrece pues las partidas duran unos diez minutos por jugador pero tenemos un puñado de decisiones interesantes en cada turno. 

Fertility es en definitiva un diseño familiar de libro (casi un filler) con la vistosa apariencia y producción de los juegos franceses que, dentro de su sencillez, ofrece muchas alternativas para puntuar. Un juego muy sólido y elegante que se va a quedar en casa y que va de cabeza a la ludoteca recomendada del blog por todas las virtudes expuestas. 

Muy recomendable en su categoría.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Essen: the times they are a-changin'



Come gather 'round people
Wherever you roam

And admit that the waters
Around you have grown
And accept it that soon
You'll be drenched to the bone.
If your time to you
Is worth savin'
Then you better start swimmin'
Or you'll sink like a stone
For the times they are a-changin'.

Dedos limpios que acaban sucios y oliendo a polvo. 
Investigar y estudiar antes, buscar y escudriñar cajones o estanterías durante y marcharte a casa con los tesoros imposibles después, fueran vinilos o cajas repletas de cartón y madera.
Eso es una feria. Mi feria.

Hasta hace unos años eso (y mucho más) era Essen: novedades ilusionantes y antiguallas misteriosas coexistían en armonía, ofertas estupendas e insuperables en cada rincón convivían con el ansia y el hype novedoso. 
Pero Essen evoluciona con los tiempos.
Las pilas de ofertas irresistibles prácticamente han desaparecido. Las abundantes tiendas con saldos se han marchitado y los puestos de segunda mano van pereciendo y resistiendo estoicamente en las esquinas de los pabellones menores.

Mires donde mires encuentras los mismos juegos a los mismos precios.

Como amante de lo antiguo esta evolución me entristece. Añoro esos retos, ahora imposibles, que cada año me imponía cuando iba a Spiel, cuando pretendía encontrar esas joyas imposibles que llevaba meses buscando.

Essen ya no es el antiguo Essen, es el reflejo de lo que nuestra afición es hoy en día.
Los juegos aparecen repentinamente con un ruido ensordecedor y a las dos semanas desaparecen y se desvanecen como la espuma de un refresco.

Essen es el espejo de ese ritmo frenético. Las novedades han devorado los juegos antiguos (y hoy es antiguo lo que pasa del año). Cada vez hay más chiringuitos de editoriales que venden directamente su producto a quienes lo ansiamos desesperadamente. El combo perfecto que provoca que el espacio de los pabellones se vaya llenando de editores a costa de los tenderos.
Somos nosotros, los aficionados, quienes hemos convertido la feria en lo que es ahora. 
Y esa conversión no es necesariamente mala. Ni buena. Es lo que es y punto. Los aficionados y los tiempos están cambiando. Admitamos que las aguas han crecido a nuestro alrededor, aceptemos que pronto estaremos calados hasta los huesos, y si creemos que podemos salvarnos, será mejor que nademos o nos hundiremos como piedras, porque los tiempos están cambiando.

No hay vuelta atrás. 

Volvería a la feria mañana mismo porque he vuelto de allí habiéndola disfrutado como un niño, aunque con la añoranza de otras ferias pasadas que me hacían disfrutar más y de otro modo. Éste es el Spiel que hemos creado y al que tenemos que acostumbrarnos a partir de ahora.

Los tiempos están cambiando.





sábado, 20 de octubre de 2018

Juegos pequeños, Grandes juegos: Freak Shop


Autor: Henri Kermarres
Ilustrador: Miguel COimbra
Publicado por: DMZ en español
Año de publicación: 2018
Duración: 20-30 minutos
Número de jugadores: 2-5
Categoría: Colecciones.

Quienes os asoméis de vez en cuando por este blog sabréis lo que me gustan los fillers con ideas sencillas que luego resultan más interesantes de lo que parecen. Y si hemos incluído Freak Shop en esta sección es porque es uno de esos juegos. 

Componentes

Una libreta de puntuación, doce losetas de objetivo, sesenta y cinco cartas de mercancía y una carta de tienda cerrada.
Las losetas son de un grosor y una calidad estupenda. Sin embargo, las cartas no son nada extraordinarias, más bien de calidad sospechosa. 

Destaca en este apartado las ilustraciones de Miguel Coimbra. Realmente espectaculares.
La iconografía de los objetivos no es demasiado intuitiva y requiere unas pocas partidas para conocerlas. Eso sí, una vez sabidas no habrá más problemas.




El juego

En Freak Shop los jugadores deben realizar intercambios entre sus cartas y las de la tienda (centro de la mesa) con el objetivo de conseguir la máxima cantidad de puntos al final de la partida.

Al inicio de la partida cada jugador recibe cuatro cartas (sin icono de etiqueta): un uno, un dos y un tres, así como un cinco el primer jugador, un seis el segundo, etc.

Los jugadores colocan sus cartas recibidas a la vista en su zona de juego.

Se mezcla la carta de tienda cerrada junto a otras seis cartas de mercancía y dicho mini mazo se sitúa debajo de la baraja principal de mercancías. Cuando aparezca la carta de tienda cerrada la partida acabará automáticamente.

En la preparación inicial se colocan cinco cartas del mazo boca arriba en el centro de la mesa. Esas cartas representan los productos que se pueden adquirir en la tienda.

Finalmente, en la preparación inicial se cogen al azar tres de los doce objetivos del juego (uno de cada color) que se dejan a la vista de todos los jugadores.Hay cuatro losetas de objetivos azules, cuatro moradas y cuatro verdes. Estas losetas nos van a indicar cómo puntuar.

En su turno el jugador activo puede realizar una de estas dos acciones:

- Intercambiar un grupo de cartas de igual número por el mismo número de cartas de otro valor en  la tienda. Es decir, puede cambiar por ejemplo un uno de su mano por un nueve de la tienda. O puede cambiar tres treses de su mano por tres sietes de la tienda.

- Intercambiar una o más cartas de cualquier valor de su zona de juego por una o más cartas de la tienda con el mismo valor. Por ejemplo, cambiar un nueve por un cinco y un cuatro de la tienda (o tres treses).

Al final de cada turno se añaden cartas a la tienda (una si hay cuatro o cinco jugadores y dos si son dos o tres jugadores). Si hay menos de cinco cartas se llena la tienda hasta cinco.

La partida acaba inmediatamente cuando aparece la carta de tienda cerrada.

Entonces se cuentan los puntos de cada jugador.

Las losetas de puntuación indican cómo obtener puntos. Así por ejemplo,  dicen que se obtendrán dos puntos por cada pareja del mismo valor, tres puntos por cada carta en la escalera más alta, o más puntos por el jugador que tenga más cartas con el símbolo de etiqueta (algunas cartas llevan un icono de etiqueta y otras no), así hasta 12 objetivos diferentes.


Opinión

Sencillo y fresco Freak Shop es un juego de colecciones muy original y divertido. Quienes se quejen amargamente de la escasa originalidad en los juegos de mesa deberían darle un tiento a este diseño.

El juego se explica en cinco minutos y se juega en veinte.
Escala bien (aunque creo que su mejor número es cuatro) y coincido con lo indicado en el reglamento que lo recomienda para niños a partir de ocho años.
Los críos van a divertirse, practicarán practicar matemáticas básicas sin darse cuenta, y lo adultos van a tener que optimizar sus acciones y refrescar sus matemáticas básicas, atrofiadas por las calculadoras.

Pero Freak Shop no es sólo sumar y dividir, no. Las cartas de objetivo que salen en la partida son la clave del juego, de nada sirve que tengas muchas cartas sino que debes conseguir las apropiadas para conseguir el mayor número de puntos de victoria. La importancia de las losetas se refleja también en el valor de las cartas, pues en una partida pueden interesarnos mucho las cartas altas y en otras nada, en unas partidas pueden interesarnos las cartas con etiqueta y en otras no.
En este sentido, las doce losetas otorgan al juego una sorprendente rejugabilidad dentro de sus limitaciones como filler.

Estupendo juego de colecciones en su categoría, con una mecánica original y fresca que se merece un sobresaliente empañado solamente por la calidad de las cartas que, sin ser mala, tampoco es estupenda. Y si os gustan los juegos bonitos Freak Shop lo es y mucho, así que lo comido por lo servido.

Se queda en casa y además lo recomiendo encarecidamente.


viernes, 19 de octubre de 2018

Funattic Channel el Podcast episodio 21: ver o no ver



Ya tenéis a vuestra disposición el nuevo capítulo de vuestro podcast lúdico favorito.

Echadle un ojo si no lo habéis hecho aún: muchos juegos, consultorio y experto.

Podéis escucharlo aquí en ivoox y verlo aquí en youtube.


jueves, 18 de octubre de 2018

Mitos y leyendas de Essen


Se acerca Spiel y voy viendo en redes sociales los típicos comentarios, chascarrillos y demás frases hechas sobre Essen. Vamos a ver qué pasa con esos mitos y leyendas.

- "Para ir a Essen hay que reservarlo todo con muchos meses de antelación porque si no...". 

Hombre prevenido vale por dos y a quien madruga dios le ayuda, seguro. Pero esta frase es una tontería como un piano. Ésta va a ser mi quinta feria y siempre, por circunstancias personales, siempre he tenido que reservar con pocas semanas de antelación. Obviamente si quieres alojarte en algún hotel cercano a la feria tienes que reservar mucho antes, pero hoy en día hay alojamientos a tutiplén y a buen precio a poca distancia de Essen. 

¡Falso!

- "Essen es una feria consumista, mucho comprar y poco jugar". 

Otro mito totalmente falso. Es evidente que si te pegas una "jartá" de kilómetros vas a comprar juegos, pero no es cierto que vayas a comprar y ya está. En mis últimas visitas a la feria he jugado como un poseso antes, durante y después de la feria. La cosa es no hacer el zanguango y saber a lo que vas, buscando mesas de demos de forma inteligente y sentándote a catar juegos a puñaos. Y si es antes de comprarlos, mejor. Así más de una vez te evitas gastar dinero en juegos reguleros.

¡Falso! 

- "Qué suerte, montones de juegos con descuento y un montón de mini expansions exclusivas de Essen"

Esto antes era verdad, pero ahora los precios de la feria son a menudo más elevados que los de venta en tiendas. Para colmo, la costumbre del "goodie" exclusivo se está perdiendo, como la tapa gratuita cuando te pides una caña en el bar. ¡Cabrones!

¡Falso!

- "Llévate un omeprazol porque vas a comer fatal".

Gilipollez nivel Champions League. El nivel de la comida dentro de la feria es nefasto, cierto, pero a ver alma cándida: sales de la feria, vas a un restaurante, te oxigenas de tanto juego, charlas con tus colegas, descansas un poco de tanto caminar, acabas de comer y vuelves a entrar. 
Ahhhhh no habías pensado en eso, claro.

¡Falso!

- "Ir a la feria para comprar novedades... si todo llega"

Cierto, todo llega y además hoy en día en la lengua de Cervantes. Pero no todos tenemos esa obsesión por lo nuevo. En Essen puedes comprar viejunadas y cosas raras y eso es lo que (a mí al menos) más me gusta de la feria. Cada vez hay menos chiringuitos de segunda mano, pero seguiremos disfrutando con los que queden. Que viva lo viejuno.

- "Llévate la billetera llena porque allí todo es dinero negro"

Poco a poco la gente va aceptando pago con tarjeta. Muy pocos. Así que es totalmente cierto que la Merkel mucho apretar con el déficit, pero allí el dinero "B" corre que da gusto.

Que no, que no. Que los agoreros no nos van a estropear la experiencia. 
Essen mola y si no te mola no vayas y déjanos disfrutar a los demás.

¡Qué poquito queda, coño!!!!!!!!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...