miércoles, 3 de agosto de 2016

Partidas en julio 2016


Con la "caló" siguen cayendo las partidas en picado. Esto se hunde.
42 miserables partidas en julio. Y sólo 6 juegos nuevos que paso a comentaros en dos líneas.


Cortex

Uno de esos juegos de velocidad visual y asociación.
Está editado en tres niveles diferentes.
Compré el infantil para los talleres y para jugarlo con mis niños, pero se les ha quedado corto.

Creo que funcionará bien en el cole aunque no es de mis favoritos de este tipo.


Brick Party

Otro party game que no me entusiasmó en la única partida que he jugado.

La idea es muy divertida, pero las piezas son muy pequeñas y el nivel de dificultad demasiado elevado para jugarlo con niños.

No lo compraré.

Splash!

Otro party más. éste de destreza. Un animal sobre animal para adultos.

Me gustó más que brick party, pero igualmente no mejora nada que tenga ya en la ludoteca, así que otro descarte.




Quantum

Un juego abstracto con unos componentes chulísimos que se pierde en normas inconexas y poco intuitivas.

Las acciones extra de cada nave no son nada frescas ni intuitivas.

El juego no me desagradó, pero decididamente no entraría en mi ludoteca,


Gloria a Roma

Muchas ganas le tenía yo a este juego de cartas de combos y colección de sets, y por suerte el juego me encantó.
Una primera partida desastrosa porque en estos juegos conocer las cartas y sobre todo el tempo es esencial, pero el juego es un notable alto.
No entiendo por qué Devir lo tiene un poco arrinconado. Da la sensación de que es de esos juegos que no encajan bien en su catálogo y que quieren quitarse los que les quedan de la herencia de Homoludicus.


En este triste mes lúdico en cuanto a cantidad y, sobre todo, en cuanto a calidad, un viejuno se alza sobrado con el premio al mejor descubrimiento del mes.

Winner's Circle, un Knizia de los de antes, de los buenos. Sencillo, divertido y con su graciejo.

Un juego de apuestas a la antigua usanza en el que "lo único" que haces en tu turno es tirar un dado y decidir qué caballo mueves, intentando que lleguen primero los caballos por los que apostaste.

Así de simple, pero diversión a a tutiplén. Un familiar con chicha que parece ser va a ser reeditado en breve.

Esperemos que el mes de agosto traiga más y mejores partidas (por ahora va muy bien).

Hasta la próxima.

Adivina el juego 2: la calavera

En "adivina el juego" os vamos a proponer una adivinanza. Mostraremos el fragmento de una portada de un juego de mesa para ver si sois lo suficientemente frikis.

Segunda foto de esta sección de pasatiempos en la Ficha Negra.

A ver si lo adivináis.


lunes, 1 de agosto de 2016

El fútbol es así


El otro día escuchaba el divertido episodio 10 del podcast Mas Madera y Clint, la Leyenda, además de meterse gratuitamente y sin fundamento con Tikal, dejó una frase que ha dado lugar a este artículo: "esa mecánica ha sido superada".

Todos sabemos la cantidad de muletillas o frases típicas que se utilizan en el mundo del fútbol: "fútbol es fútbol", "el fútbol es así", "no hay rival pequeño", "hay que ir partido a partido", "no se puede jugar contra el árbitro", "el jugador número doce", etc., etc. y seguramente muchos jugones os cachondeáis de esos tópicos sin pensar que en el mundo de los juegos de mesa también tenemos nuestras frases absurdas. Vamos a comentar alguna.

"Este juego está bien, para lo que es". Esta frase absurda se suele usar despectivamente cuando descubrimos un juego ligero y sencillo que divierte, pero parece que no es lo suficientemente complejo o barroco como para ser del agrado del "sabiondo" lúdico que lo "reseña". Lo que tiene que hacer un juego es estar bien hecho y divertir. ¿Qué coño quiere decir "pa' lo que es"? Si es bueno, es bueno. Y punto. Sea sencillo o complejo, si un juego está bien hecho y además divierte ¿qué más queremos? Basta ya de usar esta frase con ese rintintín perverso. 

"Esas mecánicas han sido superadas". Esta es la frase de Clint Barton que ha dado pie a este post y que a mí personalmente me parece equiparable a estas otras frases del estilo: "comer cocido ha quedado superado" o "saltar a la comba ha quedado superado" o "la cultura clásica ha quedado superada". Claro, ahora en la cocina se "deconstruye", jugar en la calle se está perdiendo y Cicerón ya hablaba de cohecho, corrupción y malversación de caudales públicos en el siglo I, pero en latín, claro. Ha sido superado.
Vamos a ver, Leyenda, con todos los respetos y desde el cariño, esta frase es una tontería del tamaño de un elefante africano. Es cierto que las mecánicas evolucionan y que la manera de hacer juegos cambia, pero de ahí a decir que las mecánicas han sido superadas va un mundo.
Cambia la manera de hacer juegos, cambia el cómo, pero no el qué. Tikal por ejemplo creó el sistema de puntos de acción que luego se ha utilizado en otros juegos, pero que hoy ya no se utiliza apenas. ¿Significa eso que ese juego sea obsoleto porque ahora las mecánicas utilizadas sean otras?
Que a ti no te gusta esa mecánica, perfecto, eso es una cuestión de gustos. Pero de ahí a decir que es anticuado va otro mundo. Por ejemplo, la mecánica de acciones del A Study in Emerald es más vieja que el mear de pié, pero aún así mola. Dos acciones de unas pocas disponibles y pasa el turno.
Es cierto que algunos juegos notan el paso del tiempo, porque los tiempos cambian, pero los juegos buenos son y serán buenos, sin más.

"Este juego está sobreproducido". Esta frase tiene parte de razón, cierto, no vamos a negarlo. Porque hay juegos que son "demasié pa'l cuerpo". Pero en el fondo, si se piensa fríamente, todos los juegos están sobreproducidos. Para jugarlos basta papel, cartón y piezas que hagan de marcadores. Luego nos quejamos cuando algunos juegos son feos o les falta "glamour". Si es que no sabemos lo que queremos. 

Y por último, una frase que me hace mucha gracia: "este juego no aporta nada nuevo". De los millares de juegos que se publican al año ¿Cuántos aportan algo nuevo? ¿Cuántos? Algún lector que me lo diga ¿Cuántos? Frase más absurda no se puede decir. Absurda en primer lugar porque mecánicamente muy pocos juegos aportan cosas nuevas cada año. Y segundo porque ¿qué es aportar cosas nuevas? En mi opinión un juego aporta cosas nuevas si da"sensaciones nuevas" . Es una afirmación difícil de explicar y argumentar porque es muy subjetiva. Depende del bagaje del jugador, de sus gustos así como de la experiencia lúdica del juego y el grupo. 
En definitiva, mecánicas nuevas, pocas. Sensaciones nuevas puede que sí.
Esta frase cobra especial valor cuando la suelta algún forofo de, por ejemplo, Feld, un autor que como todos sabemos siempre aporta mecánicas nuevas y en el que todos sus juegos son mecánicamente muy diferentes (también válido para seguidores de La Granja).

Y hasta aquí una muestra de las coletillas lúdicas sin sentido que solemos utilizar los jugones. Si se os ocurren otras no dudéis en comentar.

Hasta la próxima.



viernes, 22 de julio de 2016

¿Qué te pasa en la lengua?




No es que la Ficha Negra sea un obseso del correcto uso del castellano, pero sí creo que quien escribe en público debe guardar un mínimo la compostura en cuanto a la ortografía y la gramática.

No es lo mismo hablar con amiguetes en la barra de un bar que en una conferencia. Y del mismo modo tampoco es lo mismo escribir tu diario que escribir un artículo para un diario o un blog.

Tampoco hace falta ser un fanático gramatical, "lexinazi" creo que le llaman algunos, para exigir un mínimo de corrección en el habla del día a día.

Quizá sea por los estudios de filología clásica que tiene uno, pero a veces pienso que si Cicerón levantara la cabeza se asustaría al ver como algunos reseñadores utilizan compulsivamente palabras como "guachi", "chachi", "cuqui" y otras términos más propios de un patio de P-3.

Pero hoy no me voy a centrar en este estilo azucarado, pues cada uno es libre de hablar como desee (aunque a mí me da urticaria), sino en esos anglicismos tan escandalosos y dolorosos que se han apropiado de nuestro idioma y, más en concreto, del habla lúdica, de la lengua de los jugones.

Porque vamos a ver, ¿qué cuesta decir las cosas por su nombre y no inventarse palabras horrorosas que duelen?

Me he percatado de que existen dos tipos de anglicismos de los que abusa el jugón. Por un lado tenemos el uso directo de palabras del inglés, cosa que queda muy "cool" y muy "in", y por otro adaptaciones-traducciones mal hechas.
De este segundo grupo asusta el uso que el mundo jugón hace de la palabra "remove" (retirar, quitar) tan habitual en los reglamentos. "Remueve" del juego dicen algunos. Quizá están deseando poner el juego en una olla y darle vueltas con un palo. Siempre me ha hecho gracia.

Otra que está de moda es la de "fundar"los proyectos de financiación colectiva. "Found" significa "fundar" pero "fund", referido a los proyectos de financiación colectiva significa "financiar". Así que ya sabéis: los verkamis no se fundan, se financian.

Y sin marcharnos de la financiación colectiva vemos como los patrones, donantes o colaboradores son "bakers", sí sí, ojo, escrito así porque algunos dicen "beikers", que no "backers" como deberían decir al usar el anglicismo. Así que en estos casos estaríamos ante proyectos financiados exclusivamente por panaderos. Qué jodido. Absténganse de colaborar otras profesiones.

No obstante, el grueso de palabras inglesas que utilizamos los jugones viene de usar directamente términos ingleses para palabras que ya existen en castellano. Algunas se entiende que se hayan adaptado, pero otras... parece increíble lo que es capaz de inventar el ser humano.

"Set up" (preparación inicial), "track" de puntos (pista de puntos) y "meeples" (tus muñecos) son palabras que a mí personalmente me cuesta decir en castellano, y que creo que  más o menos tiene sentido utilizar en su forma inglesa.

Sin embargo hay otras que no entiendo por qué se usan. Palabras como "tokens", "tiles"o "player" tienen su correspondiente palabra en castellano: fichas, losetas y jugador, que son palabras bien hermosas.

Pero el colmo del asunto es el de esos jugadores que se inventan nuevos verbos a partir de términos ingleses.

Últimamente he escuchado expresiones como: 

- Rerrolear: volver a tirar los dados.
- Triguear. Ésta es acojonante. En inglés, trigger en la jerga lúdica es disparar, activar un efecto. Así que muchos, en lugar de decir que se dispara o activa un efecto, dicen triguear.
- Upgradear. Mi favorita. Upgrade en inglés es mejorar algo, así que cuando algún aspecto del juego aumenta de valor en inglés se dice "upgrade". ¿tanto cuesta decir "mejorar"? Los que inventaron este verbo también se refieren a "mejora" como "upgrade".

¿Qué decís? ¿Usáis o no usáis estas palabras? Si me olvido alguna tened en cuanta que vuestras aportaciones serán bien recibidas. ¿Vosotros rerroleais o volvéis a tirar los dados?

Como (me) decía mi abuela: a algunos hay que lavarles la boca con lejía.

No seáis "LOSERS". Hablad bien, coño, que no cuesta una mierda.








martes, 19 de julio de 2016

Adivina el juego 1: la rana.

En "adivina el juego" os vamos a proponer una adivinanza. Mostraremos el fragmento de una portada de un juego de mesa para ver si sois lo suficientemente frikis.

Hoy empezamos con un juego de caja pequeña de un autor conocido.

Os dejo con la rana misteriosa.

¿En qué portada aparece?

¡Comentad!!!

lunes, 18 de julio de 2016

Mundo viejuno: Edel, Stein & Reich

En "mundo viejuno" vamos a reivindicar juegos veteranos, de más de 10 años, porque ya se sabe que en este mundo de los juegos de mesa todo lo que no está a la última ya no interesa demasiado.



Diseñador: Reinhard Staupe
Publicado por: Ravensburger, Alea
Año de publicación: 2003
Mecánica: Negociación y piedra papel y tijera
Duración: 45 minutos
Número de jugadores: 3-5 (óptimo 4)

Hace muchos meses, si no años, que tengo ganas de reseñar este juego. No lo hago porque también hace años, pretendo preparar un mes temático en este blog. Un mes temático enfocado a juegos de negociación, que me encantan.

Pero la vida no da para todo y como el mes temático no puede ser por ahora, me apetece escribir sobre este juego después de volver a jugarlo hace unos días.

ES&R es la reimplementación en caja pequeña del juego de tablero "Basari" (un jueguecito más antiguo aún que en breve entrará en mi ludoteca). Y a su vez, Edel, Stein & Reich fue reimplementado en 2014 en un jueguecito de cartas llamado nuevamente Basari.



Bote pequeño, buena confitura.
Componentes

Además de una horripilante y descentrada ilustración de portada (eran otros tiempos, amigos), estamos ante un jueguecito en caja pequeña de Alea con 90 cartas, unas horribles y diminutas fichas de dinero, y unas gemas chulísimas que deberemos disputarnos.






El juego

Ojocuidao que la versión 
de cartas también trae estas gemas.
ES&R se juega en 3 rondas con 6, 7 u 8 turnos cada una, respectivamente, según el número de jugadores (5, 4 y 3) y la dinámica es bien sencilla. Los jugadores tienen una mano de tres cartas. Una carta con la ilustración de gemas, una carta con la ilustración de dinero y una carta con la ilustración de evento.

Además de las cartas de acción de cada jugador, hay un mazo de cartas de evento y otro mazo de cartas de gema/dinero.

En cada mano cada jugador muestra una carta de gemas/dinero y la pone delante de él boca arriba. Además, se muestra la primera carta del mazo de eventos.

Simultáneamente todos los jugadores juegan boca abajo una de sus tres cartas de acción. Una vez lo han hecho la muestran a la vez y se comprueba la acción elegida por cada uno.

Si sólo un jugador eligió esa acción, la ejecuta.
Si tres o más jugadores eligieron la misma acción, nadie la ejecuta.
Si dos jugadores la eligieron, empieza una puja entre ellos dos. Las gemas tienen una escala de valor: rojas, amarillas, verdes y azules. Se puja por realizar la acción. El jugador con menos gemas rojas empieza la puja. El siguiente jugador debe superar lo apostado. Se puede superar en cantidad (más gemas) o en calidad (gemas de mayor valor).  Se puja hasta que un jugador se plante. Quien se planta se lleva las gemas apostadas, y el otro jugador realiza la acción.

cartas y fichas de dinero
Las acciones permiten hacer lo siguiente:

- Gemas: coger las gemas que indica tu carta de turno.
- Dinero: coger el dinero que indica tu carta de turno.
- Evento: coger y activar la carta de evento a la vista o bien robar al azar y jugar la primera del mazo. Los eventos son de dos tipos: certificados (que dan puntos en la puntuación) o de acción (permiten putear, robar gemas, etc. Y son de efecto inmediato o bien se activan en la fase de puntuar para aumentar los puntos de tus mayorías).

Al final de ronda (según el número de jugadores) se puntúa. La mayoría de gemas de cada color da dinero: rojas amarillas 12 verdes 10 y azules 8.

Quien tiene mayoría devuelve la mitad de las gemas a la reserva. Si empatan los empatados entregan dos gemas cada uno a la reserva.

En la puntuación, además, quien tenga más certificados (un tipo de carta de evento) se lleva 10 puntos, el segundo 4. Los eventos, incluidos los certificados, también se devuelven.

Al final de las tres puntuaciones quien tenga más dinero (puntos) es el ganador.

Opinión

Edel, Stein & Reich es una auténtica joya dentro de su categoría. Un juego elegante y tremendamente simple que con la mecánica de piedra-papel-tijera consigue crear un ambiente de faroleo y tensión inigualable.

El juego no es otra cosa que intentar conseguir la mejor de las opciones disponibles sin que los demás te la pisen.
Vamos, que hay que intentar leerle el pensamiento a los demás jugadores y no repetir la acción, o bien coincidir sólo con un adversario para poder partirnos la cara con él a ver quien puja mejor.

Porque las pujas en este juego son una gozada. Todos los jugadores tienen sus reservas de gemas a la vista por lo que qué ofrecer y cuándo parar de hacerlo es vital. 
Las pujas son tensas y muy chisposas.

Estamos ante un juego de caja pequeña con unos componentes, en general,  vistosos, que a con una elegancia y una sencillez abrumadoras, aporta frescura, profundidad y situaciones realmente divertidas dentro de las mecánicas de faroleo, mayorías y set collection.

El juego tiene una duración ajustada a lo que ofrece, unos 45 minutos. Y se puede jugar con 3, 4 ó 5 jugadores, aunque claramente su mejor número es 4. A 5 jugadores se juega una cuarta carta de acción que es la "acción libre", la cual se hace siempre, sin pujas, y permite cambiar una de tus gemas por dos de la reserva.

La única pega del juego es que es realmente difícil de encontrar, pero si encontráis uno no lo dudéis, de cabeza a por él. Una joya.
Si no lo conseguís, podéis optar por la versión reducida de cartas: "Basari, the card game" que también es un buen juego que mantiene la esencia de éste, su predecesor, pero que no alcanza el mismo nivel de divertimento.

Este Edel, Stein & Reich es una de mis encarecidas recomendaciones. Nunca me ha fallado y siempre ha gustado a todos los que lo han probado.

Joyita.

viernes, 15 de julio de 2016

Mundo viejuno: esclavos de lo nuevo

En "mundo viejuno" vamos a reivindicar juegos veteranos, de más de 10 años, porque ya se sabe que en este mundo de los juegos de mesa todo lo que no está a la última ya no interesa demasiado.




Ayer tuve la suerte de poder escaparme a una de esas sesiones nocturnas que organiza JugarxJugar, una estupenda tienda de Barcelona con dos de los mejores tenderos de la galaxia.

En la sesión pude jugar a cuatro juegos, dos nuevos (Brick Party y Quantum) y dos antiguos, casi reliquias lúdicas, (Winner's Circle y Edel, Stein & Reich), y la verdad es que en cuanto a diversión no hubo color: las reliquias aplastaron a las novedades. 

Esta circunstancia es la que ha provocado que escriba este artículo, que no pretende otra cosa que evidenciar esa obsesión que tenemos los jugones por estrenar y estrenar novedades, olvidando a menudo, que existen muchas joyas, ya consagradas, aún por descubrir.

Como sabréis quienes os asoméis de vez en cuando por aquí, este blog tiene una sección llamada "Mundo Viejuno" en la que procuramos sacar a flote juegos antiguos, old fashioned, casi vintage, que no tienen ya, ni tendrán nunca -salvo reedición-, repercusión alguna en el mundillo.

Esa sección no tiene demasiada repercusión en el blog. Al contrario, es una de las menos visitadas que, si algo provoca en general es el chascarrillo, la coña y el chiste fácil: que "si no tiene más de diez años no le va a gustar a Blackie", que "a la Ficha Negra sólo le gustan los juegos con olor a rancio...", etc. etc. 

Tanto en la web como en las redes sociales podemos leer debates interminables, retóricos, a menudo grandilocuentes y casi siempre pretenciosos sobre si el juego es o no es cultura. 
A la vista del desprecio por los juegos antiguos me pregunto si estos tertulianos se refieren sólo a los juegos actuales  o también lo son los antiguos, que nunca se mencionan.

Cuando hablamos de literatura no me entra en la cabeza menospreciar u olvidar los grandes clásicos. Me parece que no puedes alardear de ser un lector empedernido si no sabes quienes son y no has leído "Rojo y Negro", "Madame Bovary", "Cien años de Soledad", o decenas, centenares de obras de este calibre.

Lo mismo ocurre con el cine o la música popular. Es inconcebible ser apasionado de estas disciplinas y no beber de los clásicos. 

Al experto en literatura, al experto en cine, al experto en rock se le exige conocer y beber de los clásicos. En los juegos de mesa ese conocimiento de lo antiguo es "casi" una lacra.

He tenido charlas con compañeros blogueros y aficionados de culo duro en las que se afirmaba radicalmente que en el mundo de los juegos quienes opinamos y escribimos sobre esta afición "tenemos" que estar siempre al día para satisfacer a los que nos leen, que si no escribimos sobre lo nuevo no nos van a visitar. En parte eso es cierto, hay que estar al día de lo nuevo, pero también es cierto que, como "generadores de opinión",  haremos buena labor si descubrimos a los demás juegos buenos, juegos de los que nadie va a hablar, por viejos.

Desde este rincón de opinión animo a los aficionados a buscar y rebuscar joyas olvidadas, porque en el fondo, cuando descubres un juego editado hace veinte años y te enamoras de él, ese descubrimiento no deja de ser nuevo...para ti.

Y en el fondo buscar y rebuscar joyas escondidas es otra parte más de la afición y, en lo personal, una muestra de inquietud y, sobre todo, pasión por este hobby.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...