jueves, 4 de junio de 2020

Partidas mayo 2020


Locurón de mes con 173 partidas y muy pocos estrenos. Rejugando muchísimo y sobre todo dándole a lo bestia a la nueva colección de Magic the Gathering la espectacular y divertídísima Ikoria.

Además, por suerte he convencido al primogénito para que juegue conmigo algunos favoritos de siempre que moría por volver a jugar: Great Western Trail, Grand Austria Hotel, German Railroads...

Gran mes del que os comento los cuatro descubrimientos.

Waters of Nereus

Estupendo familiar de selección simultánea de roles, colocación de trabajadores, movimiento en el tablero y un poco de colecciones creado por Steve Finn (Biblios, Sunset over water, Herbaceous, etc.), un autor que en la categoría familiar es muy fiable y suele dar en el clavo con diseños elegantes y bien cerrados.

Este Waters of Nereus no es una excepción y supone un diseño sencillo, con toque clásico y un bien puñado de decisiones interesantes aderezadas con una interaccion sutil y estupenda.
En cada una de las rondas dispondremos de 4 turnos en los que elegiremos uno de nuestros miembros de la tripulación para realizar una de sus acciones asociadas. Aquí está el rollo psicológico de intentar jugar el personaje que no eligen los demás para poder ejecutar la acción más potente asociada a ese personaje. Cada ronda podremos jugar sólo 4 de nuestros 7 tripulantes, por lo que deberemos optimizar nuestra estrategia (unos dan puntos de victoria, otros dinero, otros permiten navegar para recoger gemas, etc).

Nada nuevo en cuanto a diseño, pero una mezcla de mecánicas bien trenzada. Si buscáis un familiar accesible y os gusta la elección simultánea de personajes, este juego es un acierto seguro. Notable alto.

Ahhhh olvidaba comentar que las ilustraciones de personajes van a cargo de Beth Sobel (Viticulture). Lo peor del juego, sin duda. 

Diáspora

Pequeño juego de deducción creado por Santiago Eximeno y editado por Zacatrus.

Estamos ante un humilde diseño que con sólo unas pocas cartas aporta un puñado de acertijos y pasatiempos lógicos muy interesantes.

El mazo de cartas consta de tarjetas de tres personajes diferentes, cada uno de los cuales desarrolla una mini historia. Cada carta nos plantea un acertijo de lógica, matemática o visual que deberemos ir resolviendo en orden para ir avanzando en la historia de cada personaje. Cuando crees tener la respuesta correcta envías un código numérico a una cuenta bot de correo electrónico que te indica si has acertado y, en su caso, te va presentando nuevos retos.

Un juego muy recomendable para jugarlo en pequeños grupos o en solitario, ideal para llevar en el bolsillo y poder ir dándole al coco.

La única pega que le veo es que a veces la cuenta de correo te abre nuevos misterios con imágenes que debes ir consultando, estudiando o superponiendo con otras y eso te obliga a imprimirlas. Un poco coñazo. Unas pocas cartas más en el mazo, ocultas en un sobre, habrían solucionado ese inconveniente.

Aparte de eso, un pequeño juego muy recomendable.


Magic the Gathering, Ikoria

Como algunos sabréis, la Ficha Negra es un antiguo jugador de Magic the Gathering. Hace años estaba muy metido en el juego y competía en torneos cada fin de semana, pero la vida familiar te obliga a dejar esa locura de findes competitivos.

Desde el año pasado he vuelto fuerte a Magic, sobre todo porque Adrià, mi hijo de 12 años, es un fiera y juega muy bien. Hace un año compré dos cajas del regreso a Rávnica (Rávnica la gocé mucho en su época) y con esos sobres para hacer sellados nos enganchamos de nuevo. Tras jugar muchísimo a Theros y Trono de Eldraine, Ikoria iba a ser la primera presentación con el niño, pero el Covid no nos lo ha permitido. 

Por suerte, nos estamos dando un hartón de hacer sellados de Ikoria, una colección en la que no tenía muchas esperanzas (los bicharracos no son muy de mi gusto), pero el regreso de la mecánica de ciclo y, sobre todo, la nueva mecánica de mutación hacen de esta colección una de las más locas y divertidas que he jugado. Gozada de serie que aparentemente no tiene tantas cartas caras como las colecciones anteriores, pero que en casa nos está pareciendo muchísimo más disfrutable. Ganas de competir con Ikoria y llevarme al niño a los campeonatos. A ver si podemos.


Cooper Island

El nuevo juego de Ode, Andreas Odendhal, editado en español por Arrakis. Estamos ante un juego con un peso de 4.15 en la BGG con mecánicas principales de colocación de trabajadores y losetas.

Para este juego no creo que merezca un peso tan alto porque, si bien es cierto que el reglamento tiene un montón de recovecos, excepciones y mierdecillas, en el fondo  no es demasiado complicado de entender y la dinámica de juego también es bastante sencilla.

Otra cosa es optimizar, porque el juego es difícil de narices. Optimizar y optimizar, eso es Cooper Island que es uno de esos juegos con una dificultad "maquillada". Me explico. El juego está diseñado para que todo cueste mucho y para que tus avances sean escasos, lentos y arduos. Si quieres obtener una puntuación alta (por ejemplo 30 puntos es bastante alta) tienes que optimizarlo todo y no cometer el más mínimo error. Pero ya está, no es que el juego te plantee un dilema constante, un gran árbol de opciones y unas disyuntivas aterradoras. No. Hagas lo que hagas todo es jodido y eso a los eurogamers les pone muy palote, mucho. 

Cooper Island destaca además por su total y absoluta ausencia de interacción. Mientras juegan los demás puedes estar haciendo zapping o hablando por el móvil sin importarte lo más mínimo a qué juegan los demás. Sí, están los objetivos, vale.  Ahora hablamos de ellos.

La ausencia de interacción no tiene nada que ver con la calidad del juego. Es una cuestión que influye en el gusto de cada uno pero no en la calidad del diseño. Pero esto es más seco que la mojama.

Para vestir a la criatura de un poco de interacción Ode presenta unos contratos u objetivos que están a disposición de todos los jugadores al inicio de la partida, pero que sólo podrá completar el primero que gaste un trabajador permanentemente y lo envíe a cumplir el contrato.

De nuevo los contratos son complicados y exigentes para dar "dureza" e "interacción". Hay muy pocas cartas de contrato y no se juegan todas en la partida, pero aún así, este factor es el que le puede dar un poco de variedad a las partidas y no es suficiente, por lo que la rejugabilidad la ponemos en cuarentena.

Parece que estoy haciendo una crítica negativa del juego, pero Cooper Island un juego que recomiendo encarecidamente a la mayoría de eurogamers de culo duro, a aquellos a los que no les importa mirar twitter mientras juegan los demás y a los que les pone muy palote sudar tinta para conseguir un punto de victoria. Sin duda este juego va a ser calificado de juegazo. No es mi caso. Me parece un juego bien diseñado, pero personalmente prefiero los juegos con algo más de interacción (con algo al menos), con algo más de rejugabilidad y con mecánicas que fluyan más. ¿Tras dos partidas lo jugaría de nuevo? quizá sí. O no. No sé.
Hasta aquí los pocos pero interesantes estrenos del mes de mayo.

Jugad mucho.

sábado, 30 de mayo de 2020

Reseña: Bloom Town


Autor: Asger Harding Granerud y Daniel Skjold Pedersen
Ilustrador: Brigette Indelicato y Jessica Smith
Publicado por: 2 Tomatoes
Año de publicación: 2019
Duración: 25 minutos
Número de jugadores: 2-4 
Categoría: Colocación de losetas, city building

Con dos autores de fiar (13 días, Flame Rouge, Copenhagen) y unas mecánicas interesantes para un juego ligerísimo, tenía en mi lista de Essen este Bloom town. 

Lo probé en Spiel y lo he jugado después ya con la copia de 2 Tomatoes. 

Os explico.

Componentes y diseño

75 losetas, 75 fichas de puntos, 4 fichas de bonus, una de jugador incial, 5 tableros (todo en cartón gordo)  y un reglamento en español y francés. 

Una de las cosas que no me gustó del juego al probarlo en Essen y que provocó que no comprase el juego fue el diseño de las losetas de tienda. Dichas losetas muestran dos colores a los que están vinculados y que son importantes para la puntuación. En la versión original, las losetas mostraban los colores según la ilustración del techo del edificio. Un desastre porque no se distinguía bien.

Nueva versión
Versión original 
La edición de 2 Tomates ha añadido unos marcadores de color en cada una de esas losetas para indicar a qué colores están vinculadas y poder jugar sin necesidad de dejarte la vista. Una solución no demasiado estética pero muy funcional.

El juego

Bloom Town es un sencillísimo  filler de colocación de losetas. Colocas en tu tablero individual una de las dos losetas de tu mano, la puntúas y finalmente repones tu mano cogiendo una nueva loseta de la pila correspondiente al icono donde colocaste tu ficha recién puntuada.

Cuando aparece una loseta de puntuación se aparta y se coge otra. Cuando aparecen dos losetas de puntuación iguales todos los jugadores puntúan esa categoría.


Las rondas se suceden hasta que se agota un número determinado de pilas de losetas (depende del número de jugadores) y una vez acabado el juego, cada jugador puede jugar una de las dos últimas losetas de su mano y puntuarla.

Cada tipo de loseta puntúa de una manera distinta (estilo Quadropolis): las paradas de metro por la linea  conectada en diagonal, las oficinas por la linea de oficinas horizontal y vertical, los parques por el grupo de parques más grande, las casas por los tipos de edificio diferentes conectados ortogonalmente y las tiendas por sus adyacencias con los edificios de los colores indicados en la loseta.

Por último, cada jugador dispone de una loseta de bonus,que le permite, una vez en toda la partida, realizar una acción extra: colocar una loseta extra, puntuar doble la loseta recién colocada o bien todos los jugadores puntúan una categoría.

Además, hay algunas casillas en el tablero individual que también permiten realizar el bonus parcialmente (doblar puntuación o bien loseta extra antes de reponer). Cuando colocas tu loseta en ese espacio, puntúas y luego activas el extra.

Opinión

Después de haberlo jugado en Essen, las nuevas partidas a este Bloom town ratifican las primeras impresiones del estreno en Spiel. Estamos ante un filler correctísimo, con reminiscencias a Quadropolis (sobre todo en la puntuación), que cumple perfectamente con la idea para la que está diseñado.

No obstante el juego tiene algunos claroscuros.

En primer lugar la edición de 2Tomatoes acierta en añadir un pequeño retoque en las losetas de tienda, pues el diseño original era molesto y perjudicaba la jugabilidad. Parece mentira que un detalle así se escape al editor. Bien por los tomates que tienen buen ojo y aportan una solución práctica.



Como pega principal del juego (y es una pega importante) tenemos el ajuste desarrollo-duración. Hay que destacar que Bloom Town es un filler, y como tal su duración se ajusta a esos 25-30 minutos (15 ó 20 si juegas en la Blackcueva), pero lo que no puede ser es que cuando el juego se pone interesante y las puntuaciones empiezan a ser chichosas, todo se acaba súbitamente. Al final de partida te encuentras con un tablero individual medio vacío y con posibilidades que podían haberse explotado mucho  más. Personalmente, cada final de partida jugada con las normas oficiales me provoca una frustración importante. Creo que no la habría hecho daño al juego haber añadido unas pocas rondas para poder desarrollar más nuestro tablero. Eso habría supuesto subir un poco la duración, muy poco, pero eliminar esa sensación de "ahhhh, ya está?".

A cuatro jugadores no podremos resolver esta pega, pero creo que en casa siempre vamos a jugar con todas las losetas a menos de cuatro jugadores.

Salvando esa pega, Bloom Town es un buen filler que lleva muy bien a la mesa la mecánica de City Building con unos mecanismos muy sencillos al alcance de todos.

Hasta la próxima reseña. Jugad mucho.

domingo, 10 de mayo de 2020

Partidas abril 2020


Mal mes lúdicamente hablando. A pesar de estar en casa sin salir los ánimos han estado bajos y pocas ganas de leer reglamentos y estrenar juegos. 63 partidas en abril, una de las peores marcas de los últimos años, y sólo 5 estrenos. Eso sí, uno de ellos inolvidable.


Catan viajeros de las estrellas

Como muchos sabréis no soy muy "catanero" i de tema espacial, pero debo decir que me divertí mucho con este nuevo (aunque es de 1999) Catán.

Más euro, con más decisiones, más interacción y menor duración hacen de este diseño muchísimo más ameno que el original. Y ahhhhhh, los componentes son acojonantes. Todo espectacularísimo.

Si os gusta Catan, creo que es imprescindible.


Half Pint Heroes

Juego de bazas bastante bien diseñado en el que apuestas cuantas manos ganarás y si alguien fallará su predicción. Este diseño no desbanca a mis favoritos de esta mecánica y se queda bastante lejos de quedarse en casa (no voy a jugar éste antes que otros juegos de bazas que adoro).





Pikoko

Otro juego de bazas en el que también apostaremos las manos ganadoras pero con la novedad de que jugaremos con las cartas de otro jugador y otro jugador con las nuestras. Cada jugador ve las cartas de los demás pero no las suyas y debe predecir y apostar cuántas manos ganará (bueno, ganarán otro por él).

Bonitos componentes, pero tampoco es de mis favoritos a pesar de estar muy bien diseñado.



Titularing

Estreno con la familia que ha provocado momentos realmente divertidos. Ha triunfado con los niños que lo han pedido en varias ocasiones y sorprendentemente han confeccionado titulares hilarantes.

Más no se le puede pedir a un party. 





 Clank! Legacy Acquisitions incorporated

Vaya por delante que soy fan absoluto de Clank! juego que para mi gusto es uno de los mejores familiares que se han editado en los últimos (bastantes) años. Como prueba de ese forofismo tengo absolutamente todo lo que se ha editado hasta ahora del juego (sólo me faltan las promos dispersas que iré recopilando poco a poco).

Acquisitions incorporated es la versión Clank! de campaña y obviamente está dirigida a quienes disfruten con el juego original. Jugaremos diez (?) partidas con las mismas mecánicas que el juego original, pero con un hilo narrativo que va reforzado por un libro de relatos así como de un buen puñado de nuevas mecánicas y formas de puntuar que le dan salsa al diseño. Todo eso aderezado con lo típico de un "Legacy": cortar, romper, pegar, abrir... 

No quiero alargarme en los comentarios para evitar spoilers, basta decir que mi hijo y yo hemos disfrutado la campaña como dos enanos,  disfrutando todas y cada una de las partidas (alguna de ellas se ha ido cerca de las dos horas con la preparación y lecturas de textos) y lamentando profundamente que se acabara una experiencia magnífica que deseamos fuertemente sea editada en español y, sobre todo, que tenga una segunda temporada. No faltaremos.

Si Devir consigue finalmente traer este juego en castellano no me cansaré de recomendarlo y seguro que será, al menos para los amantes del juego, el pepinazo familiar del año. Presionad a Devir para que se espabilen, porque el juego es una maravilla. Si eso ocurre, la Ficha Negra jugará de nuevo la campaña, porque nos han quedado historias que descubrir (según las decisiones que tomas la aventura va por un lado o por otro).

De las mejores  experiencias lúdicas de los últimos años. Matrícula de honor.

Hasta aquí el pobre mes de abril.

Jugad mucho y ánimos con el encierro.

domingo, 5 de abril de 2020

Partidas marzo 2020


Espero que estéis todos bien de salud y de ánimos. El encierro por aquí me ha permitido jugar bastante a juegos familiares y de medio peso. Añoro echarme unos euros de gestión, pero es lo que tenemos.
Por otro lado, al empezar el confinamiento tenía 35 juegos pendientes de estreno y ahora estoy en 19. A ver si lo dejamos en unos poquitos para cuando acabe todo esto.

132 partidas en marzo a 29 juegos diferentes y 17 estrenos que paso a comentaros.

 Babel

Juego de cartas para dos jugadores ya viejuno (2000) de Uwe Rosenberg y Hagen Donhaten.

Un juego que se nota es "old style" a pesar de su reedición de 2014 con ilustraciones bien bonicas de Chris Quilliams.

Un juego de gestión de mano y colecciones con algo de puñeteo y mala leche. Un juego majete. 
 Divinity Derby

Versión 2.0 de Hab & Gut. En esta ocasión Carlo A. Rossi nos trae un juego de carreras y apuestas con la misma mecánica que su predecesor: tenemos dos manos de cartas que compartimos, respectivamente, con los jugadores de nuestra izquierda y derecha. En cada turno jugamos una carta de cada lado aplicando en una su valor máximo y en otra su valor reducido. Durante la carrera haremos tres apuestas y en virtud del resultado final de la carrera obtendremos puntos. A pesar de ser mecánicamente muy similar a Hab & Gut las sensaciones son algo diferentes. A mí personalmente me divierte más este juego porque en Hab & Gut, muy alcista, creo que hay pocas cartas negativas y eso resta maldad al mercado. Si buscábais una copia de Hab & Gut (imposible de encontrar) éste es sin duda una buena alternativa. 


 Dual Powers: Revolution 1917

Solo una partida a este Dual Powers pero gratamente sorprendido por encontrar un juego sencillo y asequible (2.14 de peso en BGG), con 45 minutillos de duración, pero con unas cuantas decisiones interesantes que tomar. Estamos ante un juego para dos jugadores con mecánica de mayorías que sorprendentemente funciona de maravilla.

Si buscáis un juego para dos de peso medio pero con algo de chicha, este diseño os va a encajar a la perfección. Muy chulo.


 Frank's Zoo

Viejunada que me traje de Essen de segunda mano.

Sencillo y divertido juego de bazas (un poquito especial) que tiene su miga pero que igualmente me ha funcionado estupendamente con los niños, que en seguida le cogieron el punto.

Además, el juego se puede jugar por equipos, un punto que aún lo hace más interesante. Buen juego de bazas.
 Konja 

Reimplementación del Ancient Terrible Things.

Estamos ante un "tiradados" con un poquito de gestión de mano en las cartas de acción y una pizca de forzar tu suerte.

Esperaba que este juego cuajase con los niños pero ha sido un fracaso absoluto... Tendrá que irse.
 Aladdin's Dragons de cartas

Versión de cartas del juego del Morgenland de Richard Breese (recordemos que Morgenland/Aladdin's Dragons fue el primer juego de colocación de trabajadores) que sorprendentemente mantiene las sensaciones y espíritu del juego de tablero.

Un juego bien hecho pero que no me acaba de encajar como juego de cartas. También se irá.

 Pecunia non olet

Juego de gestión de mano "a la" Guillotine. Pecunia non olet es uno de esos juegos en el que debemos gestionar una fila mediante el uso de nuestras cartas de modo que optimicemos quienes entran, en este caso, en las letrinas.

Típico juego estilo Guillotine con un tema original y divertido. Partidas de duración bien ajustada que ha gustado en casa.

La segunda edición, que es la que tengo, trae un montón de expansiones modulares que aderezan el juego.


 Raccoon Tycoon

Empires: Age of Discovery es uno de mis juegos favoritos, sin duda uno de los diez que salvaría de mi ludoteca en caso de incendio. Eso hace que le tenga fe a lo que cree su autor, Glenn Dorver. La cuestión es que aparte del Empires, este señor no ha tenido demasiada suerte con sus diseños.

Este Raccoon Tycoon prometía ser un buen diseño por sus mecánicas y su simpático arte. El juego tiene ideas interesantes (original uso de las cartas para el mercado y la producción), pero tiene para mi gusto graves problemas de desarrollo. El ejemplo más destacado de esta falta de desarrollo lo tenemos en la pésima selección de los edificios, la mayoría de ellos totalmente intrascendentes y descafeinados, hecho que provoca que casi nadie vaya a por ellos porque la relación precio-beneficio es muy pobre. Este problema está reconocido por el propio autor, que ha intentado mitigarlo en la expansión. Quizá la expansión lo arregle, pero el problema de los edificios baja muchísimo la nota a un juego inteligente que se queda en aprobado justo por este problema.


 Sanctum

Casi todos los comentarios y reseñas sobre este juego empiezan con la comparación con el videojuego Diablo. Yo nunca he jugado a Diablo, así que sólo puedo opinar del juego de tablero. 
Sanctum es un juego de aventura con mecánica principal de lanzar dados en el que deberemos ir avanzando en el mapa e ir matando monstruos a mansalva para conseguir objetos y armas que nos prepararán para el combate con el jefe final.
Pocas decisiones interesantes, rejugabilidad sospechosa (por no decir escasa) e interacción casi inexistente (salvo la carrera por los premios que es muy descafeinada). Pequeña decepción personal que a los niños les encantó. No llega al aprobado por poco.

El séptimo Héroe

Juego de cartas en el que deberemos ser el primero en conseguir seis héroes diferentes (sí, seis) mediante nuestra gestión de mano. En nuestro turno ofreceremos un héroe boca abajo al siguiente jugador según unas premisas de la carta de turno (par, impar, por encima de x, etc). El jugador podrá aceptarlo o rechazarlo. Si acepta y no tenía ya ese héroe lo coloca en su grupo de héroes y si ya lo tenía, elimina el que acaba de coger y el que ya tenía. Si lo rechaza se ofrece al siguiente jugador que repite el proceso. Si el héroe llega al que lo ofreció inicialmente éste debe quedárselo (pudiendo así perder uno de los suyos si está repetido). Aunque tiene más cosas (cada héroe reclutado tiene un poder especial que puede usarse una vez en la partida) el juego se queda muy cortito y personalmente me aburrió bastante porque el faroleo se queda bastante corto y el sistema de pistas no ayuda.


 Taschkent

Este es el juego pendiente de estrenar que tenía en mi ludoteca desde hace más tiempo.

Extraño trabajo artístico de Klemens Franz  en un juego de Peer Sylvester con mecánicas de pick up and deliver y un poco de gestión.

Un juego que se ve un poco antiguo y que no destaca especialmente en nada: quizá demasiado corto para jugones y demasiado enrevesado para jugar con peques.


Welcome to New las Vegas

Versión del Welcome to... dirigida más a jugones. Si os gusta el juego original éste probablemente os gustará más porque tiene más formas de puntuar (y de restar).

El reglamento no ayuda especialmente pero el juego funciona muy bien. Lo dicho, si os gusta el primero, éste es para mi gusto mejor y con más chicha. 

Rush & Bash

Juego infantil de carreras con mecánica de gestión de mano muy sencilla y  accesible para niños a partir de 7 años. 

Se puede ajustar la dificultad y complicarlo un poquito si los peques son espabilados o si juegas con críos algo mayores.

Si tenéis niños que prometen ser jugones es un buen juego para iniciarles en el uso de las cartas.



Kahuna

Viejunada para dos jugadores de la serie de Kosmos.

Juego abstracto supertáctico que ha funcionado de forma espectacular en casa. Piques absolutos y un buen chorro de partidas a este clásico de 1998 que de forma increíble aún no habíamos estrenado.





 Kryptos

Fantástico pequeño juego de deducción semidesconocido.
De nuevo un juego que os va a funcionar estupendamente con pequeños, pero que no es sólo para ellos pues nos ofrece un interesante proceso de deducción en el que lo importante es qué información das para no ayudar demasiado a los demás.

Elegante juego que demuestra cómo con unas pocas cartas y un puñado de fichas se puede crear un juego fantástico. Menos es más. Recomendable a tope.


Parks
No había podido estrenar este "preciosérrimo" (no hay un superlativo para decir lo bonito que es este juego) y las expectativas eran muy pequeñas por todo lo que había leído por ahí (simplón, tontuno, sin chicha, etc.). Pues no sé si será por las pobres expectativas, pero el juego me ha gustado. Ciertamente no es un juego profundo y no te va a dañar el cerebro por decisiones trascendentales, pero cumple sobradamente con lo que ofrece y para el público al que va dirigido: familiar sencillote de 35-40 minutos que cumple dignamente como entretenimiento familiar. Y la producción es espectacular. Se queda. 





Cerca y Lejos ha sido el gran triunfador del mes de marzo. Unas cuantas partidas y no nos cansamos de jugarlo. Estamos ante un Arriba y Abajo con más enjundia y más decisiones. Quizá este factor provoca que la aventura quede algo relegada en favor de la gestión. Parece que este diseño está más encaminado a la gestión que a lo narrativo, pero aún así, la aventura es indispensable para ganar la partida. 

Para mi gusto el juego ofrece más opciones y no pierde la esencia de aquella frescura narrativa (a pesar, insisto, de que se vea un poco eclipsada por la parte "euro").

El juego tiene muy buena rejugabilidad pues ofrece partidas a diferentes niveles: partida estándar, partida rápida y campaña. La partida estándar se juega con las aventuras de las localizaciones del mapa que juguemos, las que vienen en el libro de aventura, y la partida rápida se juega con un mazo de encuentros aleatorios sin tanta narrativa (ideal para cuando hayas agotado el libro de aventura, porque los niños se acuerdan de los encuentros aunque hayan pasado meses, se acuerdan os lo garantizo). La campaña permite crear y desarrollar un personaje a lo largo de las partidas y tiene un objetivo final tras haber explorado todos los mapas.

Si os gustó Arriba y Abajo, Cerca y Lejos es un pasito más allá que se decanta por la gestión más que por lo narrativo para ofrecer un poco más de dificultad, todo ello sin perder la esencia ni la frescura de su predecesor. 



Bonus track: los amigos de Quined Games me han invitado a ser probador del modo solitario de Carson City, un modo que se va a ofrecer en el próximo Kickstarter de la Big Box. Ya sabéis que Carson City es un eurogame de gestión que destaca, sobre todo, por su interacción. Así, un modo solitario resulta bastante sospechoso, ¿no?... Pues no. Tras muchas partidas debo decir que Xavier Georges está cerca de lograr un solitario estupendo que gustará a los fans del juego. Seguiremos informando.




Hasta aquí las breves reseñas y comentarios de los estrenos.

Espero que a pesar del encierro tengáis ánimos, energía y ganas de jugar o distraeros de la mejor forma posible en estos tiempos tan surrealistas que estamos viviendo.

Cuidaos mucho y que estéis bien. Un abrazo de la Ficha Negra.

lunes, 2 de marzo de 2020

Partidas febrero 2020


Seguimos a buen ritmo: 127 partidas a 42 juegos diferentes entre los que tenemos 11 novedades que comento a continuación.


Oh my goods!

Lo peor que ha creado nunca Pfister. Esta frase podría ser algo bueno si consideramos que casi todo lo que hace este hombre son pelotazos. Pero no. Oh my Goods! me parece un filler pretencioso y sin gracia alguna.

Tiene por delante toneladas de juegos pequeños que por duración, por interés y por chispa le pasan la mano por la cara.




Kanagawa: Yokai

Expansión para el juego familiar "a la Coloretto" de Bruno Cathala y Charles Chevallier.

Nuevas formas de puntuar (nuevas losetas de bonus con nuevos mazos de cartas que sustituyen a los antiguos al gusto) y un poquito de interacción con los puntos negativos.


Le da rejugabilidad al juego base que en casa nos funciona bastante bien.



Lift Off

Juego de draft y colecciones en la típica caja de Hans im Glück.

El juego está bien diseñado en cuanto a mecánicas pero no aporta absolutamente nada fresco a los juegos de cartas y menos a la mecánica de draft.

Aburridísimo para mi gusto y con un draft carente de cualquier chispa y emoción, pan sin sal. Para colmo las ilustraciones y el diseño gráfico son especialmente feas e insulsas. No lo elegiría nunca para una sesión.


Offshore

Juego de Aporta Games (Santa Maria, Capital Lux, etc.) que suele ser garantía de buenos diseños.

Offshore es un juego de creación de rutas, un punto de forzar tu suerte y un buen pellizco de colaboración entre jugadores, que para construir sus plataformas petrolíferas deberán pedir la colaboración de un rival que también se beneficiará de crear la plataforma.

Lo más destacable de este juego es ese punto colaborativo y, sobre todo, su aspecto oscuro y espartano. Muy feo.

Offshore no es un juegazo, ni mucho menos, pero sí un juego "old style" bien hecho y que encaja muy bien como peso medio en la hora que dura una partida. 


Tang Garden

Típico juego familiar con un poquito de chicha con mecánica de colecciones y colocación de losetas que destaca básicamente por una producción descomunal y espectacular.

Pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Mucha presencia pero luego el juego es un colocación de losetas que está bien diseñado, sin más. 

Me parece una locura pagar 70-75 euros por un familiar correcto que desde luego no va a engordar  la lista de los familiares molones.

Bus

Ahora que Capstone se dedica a reeditar algunos juegos antiguos, aquí tenemos la reedición de uno de los primeros Splotter. Nueva cara y nuevos componentes para uno de los Splotter más sencillos.

El juego, con mecánicas de colocación de trabajadores y pick up and deliver, está bien y tiene algún toque original (cilindros de acción limitados para toda la partida), pero no es ni mucho menos un imprescindible.
Además, la reedición cuesta unos 80 euros y eso me parece una auténtica tomadura de pelo, si no un atraco a mano armada. Escasos y cutres componentes para un juego que perfectamente podría costar menos de 40.

Caylus 1303

Auténtica broma de mal gusto esta reedición de uno de mis juegos favoritos.

Sinceramente no sé qué puede aportar este "remake" de medio pelo que intenta conservar la esencia del original  "modernizando" las mecánicas.
Entendemos por modernizar añadir personajes con poderes especiales y la interacción de robárselos al prójimo.

Se ha intentado conservar la esencia del juego antiguo, cosa que en parte se consigue en cuanto a movimiento y uso de los edificios, pero se pierde la tensión por la escasez del dinero, se pierde también la lucha en los puntos -que ahora son ocultos- y se pierde todo sentido táctico en cuanto al tempo de construcción y los favores reales.

Por contra, se le añade la "modernez" de los personajes y habilidades especiales que pueden robarse a los demás jugadores  activando favores reales.
Además, da la sensación de que el juego va a escalar de pena ya que a dos jugadores (mejor número para mi gusto del original) el tema de los modernos personajes debe cantar como una almeja.

Por último, aunque se intenta modernizar el juego con mecánicas contra natura, el aspecto no se mejora en absoluto. Pobre, muy pobre el diseño gráfico y los colores de esta reedición.

No veo ningún aspecto positivo para jugar esto antes que el original. Menos para comprárselo.

Stockpile Epic Edition

Juego de subastas y participaciones sociales ("stock holding") en el que deberemos ir adquiriendo participaciones de las seis empresas en juego para ser quien tenga más dinero al final de la partida. 

En una primera fase del juego se reparte a cada jugador información exclusiva de una de las empresas de modo que cada uno sabe cómo va a comportarse el mercado con una de las sociedades pero no del resto.

Cada jugador roba dos cartas de participaciones y las coloca en una de las pilas disponibles en el mercado. Una vez esas pilas están llenas, una por jugador, se procede a subastarlas entre los jugadores. La subasta "estilo Cyclades" permite sobrepujar a otro jugador, quien deberá recolocarse, pudiendo a su vez expulsar a otro jugador. 

Tras esto, los jugadores pueden vender acciones de una sociedad y luego se activa el movimiento de mercado.

Sencillo juego con una duración estupenda para lo que ofrece y que debe ser jugado con alguna de sus expansiones porque si no el juego es demasiado plano.

Necesario conseguir expansiones o bien comprar esta "Epic Edition" que las incluye todas.

Fantástica compra con un único pero: el precio no se ajusta ni a la cantidad ni, sobre todo, a la cantidad de los componentes. A pesar de ello, contentísimo con mi compra.


A war of whispers

No quiero extenderme mucho en este juego, porque estamos en esto para divertirnos, pero ya adelanto que es de lo peorcito que he jugado en muchos meses. 

Había escuchado por ahí que, aparte de Everdell, el catálogo de Starling Games era bastante adefésico y este "A war of whispers" da la razón a esas sospechas.

Juego de mayorías "old fashioned" que carece de tensión alguna por su sistema de puntuaciones ocultas, que tiene un sistema de desarrollo que permite hacer cada vez menos cosas en lugar de más a medida que avanza el juego y que, en definitiva, es un esperpento de juego que para colmo es más feo que Picio.
Directo al listado de lo peor del año.

Battleline Medieval

Reedición del clásico de Knizia. 

Nunca me había decidido a comprar este juego por ser tan tremendamente feo, pero el estupendo lavado de cara a cargo de Roland Macdonald tiene la culpa de que el juego esté en mis estanterías.

Poco que decir de este juego, pues ha sido editado muchas veces con diferentes nombres: Schotten Totten, Battleline y Siege Line.

Una genialidad de herr doktor -"puto amo"- Reiner Knizia.

Maravilla de juego para dos jugadores con un mazo de sesenta cartas y diez cartas de táctica. ¡Toma ya, Lacerda!: menos es más.  Una joya para dos jugadores.


Compsumption: Food and Choices

Original y muy temático juego creado por Karen Knoblaugh, dietista estadounidense, ilustrado de forma maravillosa por la británica Naomi Robinson.

Estamos ante un juego tremendamente temático en el que deberemos ir a comprar, cocinar recetas y comer los platos cocinados. Los ingredientes que consumamos irán a nuestro organismo (tablero personal).
Cada tablero individual presenta una dieta para ese jugador, de modo que unos ingredientes serán más saludables que otros.

Así, es posible que comamos cosas que no vayan bien para nuestra dieta, y para eso podremos realizar actividades físicas  y quemar lo que nos perjudica.

Estamos ante un juego de colocación de trabajadores que se desarrolla en 6 rondas y en el que disponemos de 4 cilindros por ronda. unas 24 acciones en total (un espacio de acción da una acción extra)

Grata sorpresa este Consumption, un juego bastante más sesudo de lo que parece, que parece escalar muy bien y que, como única pega, quizá tenga una rejugabilidad sospechosa.

Buen juego.

Hasta aquí los estrenos del mes de febrero.

Hasta la próxima.

sábado, 1 de febrero de 2020

Partidas enero 2020


Empezamos 2020 un poco por debajo del ritmazo de la segunda mitad de 2019: 81 partidas a 33 juegos diferentes y 9 estrenos a comentar.
Vamos con ellos.


Zumos

Pequeño juego de cartas con pocas pretensiones y muy bien enfocado al público familiar al que va dirigido. Fillercito de cartas en el que deberemos hacer un pequeño draft de 2 cartas por ronda (nos  quedamos una y pasamos otra) con el fin de colocar cartas en una parrilla máxima de 4x4 para procurar encadenar frutas consecutivas del mismo tipo.


Bien pensado para las familias, la única pega es que la interacción de molestar a los demás puede ser demasiado desagradable para los peques. No obstante tiene diferentes variantes para mitigar ese efecto.

Shadows in Kyoto

Otro filler descubierto en enero. Éste un pelín más sesudo con una mecánica muy abstracta de gestión de mano y movimiento de tus peones en una parrilla con el objetivo de llegar al territorio del rival o bien capturar a sus espías. Muy sencillo, recomendable para los amantes de los fillers abstractos, pero no es mi estilo de juego.

   


Team3


Juego de destreza por equipos de tres jugadores en el que un miembro del equipo debe levantar una construcción a ciegas de modo que coincida con una imagen que sólo verá otro miembro del equipo. Para construir, el ciego recibirá las instrucciones de una traductor que a su vez recibe las instrucciones del miembro del equipo que no puede hablar.

Solemne tontá que con el grupo adecuado es un descojone total y absoluto.

El juego puede jugarse con sólo tres personas a modo de reto o bien con dos equipos simultáneos (cuatro si se tienen dos copias de juego, que viene en dos colores y con cartas diferentes) de forma competitiva.

La forma cooperativa es total y absolutamente insulsa y olvidable. Este juego es para jugarlo contra gente porque si no, no merece la pena.




Globe Twister

Otro filler familiar en este caso con mecánica de construcción de patrones (haciendo puzzles) y con cronómetro. Los más veteranos recordaréis aquellos puzzles de bolsillo de los 80 en los que había un solo hueco en la caja/plataforma y debíamos conseguir la imagen a copiar deslizando las piezas de hueco en hueco. Algo así es Globe twister.

Bien pensado, bien producido y muy original, pero de nuevo no es mi tipo de juego. 
Además, aunque es el tipo de juego que te permite mejorar con las partidas ya que el cerebro se adapta al uso de las cartas para mover las imágenes, creo que puede hacerse repetitivo demasiado rápido.



Clank! Tesoros hundidos
                                                                                                       
No puedo ser objetivo con este juego porque estoy total y absolutamente enamorado de él, por algo  tengo todas las expansiones habidas y por haber. Muchas de ellas no aportan demasiado (pequeñas variaciones del juego, unos ligeros aderezos que no alteran apenas el juego base), pero aún así, si has jugado mucho el juego básico, las expansiones refrescan la experiencia de juego con nuevas cartas y las nuevas formas de moverse por los diferentes tableros.

Esto es precisamente Tesoros hundidos: nada nuevo pero un poco de frescura gracias a las nuevas cartas y a la zona de tablero inundada a la que hay que acceder con escafandra para no perder vidas.

Para fans.



Ricardo Corazón de León

Sencillísimo juego semicooperativo con uno de lo reglamentos más lamentables del milenio. Estupenda  producción de CMON que en ningún caso justifica los 60€ de PVP. El precio ha hecho muchísimo daño a este interactivo juego en el que un equipo quedará eliminado al final de la partida (de ahí la necesidad de que los miembros de cada equipo cooperen entre sí), pero luego solamente  ganará la partida quien tenga más puntos del equipo vencedor.

El juego tiene unos eventos de inicio de ronda que fomentan la traición y meten cizaña. Ideales para hacer amigos si el grupo ayuda.

El juego permite partidas de hasta seis jugadores, con dos equipos de tres. A cinco jugadores se forman dos equipos de cuatro y uno de los jugadores es neutral, de modo que cada ronda debe manifestar a qué bando apoya.

Habiéndolo jugado a cinco y seis jugadores creo que las partidas sin jugador neutral son mejores.

Si os gustan este tipo de juegos de equipos y traidores os va a gustar Ricardo Corazón de León. Buscadlo de segunda mano porque 60 euros es un atraco.



Sólo una partida a este Marvel Champions, pero desafortunadamente ya he podido comprobar que es mi tipo de juego. Digo desafortunadamente porque se ve que va a ser un sacacuartos con expansiones a tutiplén desde casi el minuto uno. Llevamos tres meses con el juego en el mercado y ya han salido 4 pequeñas expansiones. Seré selectivo.

Si os gustan los juegos de cartas rápidos, ágiles, versátiles y con su modo solitario, aquí tenéis un buen producto. Cuidado con los bolsillos, no digáis que no os avisé.

Battlestar Gallactica


Sí, es un delito que no haya jugado a Battlestar Gallactica hasta ahora, pero más vale tarde que nunca.

Juegazo de roles ocultos con traidor y con una buena parte de gestión, aunque obviamente la parte de comer orejas, acusaciones e insultos es la más destacable y divertida.

La contra es quizá la duración (muchos dicen que para jugarse esto se juegan tres resistencias) y que depende un poco del grupo (abstenerse sosainas, muertos por dentro y similares).

Primera experiencia espectacular y deseando darle más partidas.

Marco Polo II


Tras cinco partidas sólo puedo ratificar lo que ya comenté en la reseña de hace un par de días: Marco Polo 2 me parece un juego mucho más equilibrado, más elegante, más fresco y,  en definitiva, más divertido que el original.

A quienes les gustase el primero éste les va a encantar. Y a quienes les aburría y les frustraban sus defectos, que los tenía, creo que éste les puede gustar.

Gran rediseño.

Y hasta aquí el resumen de lo estrenado.

Jugad mucho.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...