jueves, 28 de agosto de 2014

Holiday


La Ficha Negra se va de vacaciones.

Este año está siendo flojete en cuanto a reseñas y posts en el blog, pero a la vuelta de la playa tenemos muchos proyectos lúdicos en los que trabajar: preparar Essen, más y mejores prototipos, más talleres en las escuelas, nuevas secciones en el blog y un fantástico local blackmeepleiano en el que se podrá jugar muchísimo y, sobre todo, desarrollar proyectos lúdico-sociales. Seguiremos informando.

Jugad Mucho.

Holiday,
Oh what a lovely day today,
I'm oh so glad they sent me away,
To have a little holiday



miércoles, 27 de agosto de 2014

Games & Rock'n'Roll (9)

Games & Rock & Roll es la nueva sección de la Ficha Negra en la que vamos a ponerle banda sonora a algunos juegos de mesa. Espero que os guste.

Hoy la sección va dedicada al amigo Stephane Cittadino, fan de Jim Kerr y compañía.

Alive and Kicking (Simple Minds, Once Upon a time, 1985) - I'm Alive (ELO, Xanadu, 1980) - It's Alive (Yehuda Berlonger, Reiver Games, 2007).

A mí los Simple Minds me gusta por the Breakfast Club, esa película mítica para los que somos born in the seventies. Por lo demás no soy muy fan del grupo y no les conozco demasiado (sólo sé que Chrissie Hynde de los Pretenders dejó a Ray Davies para irse con el amigo Kerr, del que luego también se divorció. Toma prensa rosa).

De Xanadú y la ELO: sólo decir que Jeff Lynne es tan, pero tan, hortera que creó un sonido pop propio que es pastelosísimo pero que todos conocemos por pelotazos pop de los ochenta: Evil Woman, Livin' Thing (que también iría muy bien en este post), Sweet talkin' woman, Roc'n'Roll is king, etc. Canta bien el jodío Lynne, amiguete y productor de George (Harrison).

Del juego poco sé. Sólo que la imagen me resulta familiar pero no sé si por verla habitualmente en los hilos de venta (mala cosa sería).








....................................................................................................................................

Bamboleo (Jacques Zeimet, Zoch Verlag, Rio Grande y otros, 1996) - Bamboleo (Gipsy Kings, Greast Hits).

Cuidado que vuelven los Gipsy Kings con otra versión rumbera. Hoy que ha muerto Peret es un pequeño homenaje desde la Ficha Negra en la Barcelona rumbera.

El juego un clásico de los juegos de destreza diseñado por el rey de la madera, Mr. Zeimet.




....................................................................................................................................

20th Century Boy (T-Rex, 1973) - 20th century Fox (The Doors, The Doors, 1967) Bamboleo (Gipsy Kings, Greast Hits) - 20th century (2010, Vladimir Suchy, Rio Grande).

Repetimos Gipsy Kings y repetimos juego. Este 20th. Century ya apareció en el Games and Rock & Roll 1. Pendiente de estreno.
Marc Bolan y su T-Rex, poco decir de uno de los reyes del Glam. 
Y de los Doors poco que decir. Ayer justamente vi el bodrio de peli que hizo Oliver Stone sobre (Krieger, Densmore, Manzarek y) Morrison, éste último fan de los Kinks... yeahhh (Hello I Love You - All Day and All of the Night)







....................................................................................................................................

For Sale (Stefan Dorra, Gabinete Lúdico en español, 1997) - Love For Sale (CocoRosie, La Maison de Mon Reve, 2004).

Juego de subastas de uno de los autores favoritos de la Ficha Negra. A pesar de no ser apasionado de las subastas For Sale es muy buen juego. Y la canción, un temita de las Cocorosie que aparece en un disco que repite en la sección.






....................................................................................................................................

Noah (Devendra Banhart, Niño Rojo, 2004) - Noah (Bruno Cathala y Ludovic Maublanc, Asmodee, 2012)

Tercer disco segunda joya de Devendra Banhart. El hippie que creó esa especie de folk surrealista. Brutal en unos pocos discos, repetitivo poco a poco. El Rejoicing in the Hands es una auténtica maravilla. Escuchadlo si os va el folk.

El juego es un filler correcto que no aporta nada novedoso pero que aporta diversión para un ratito. A mí personalmente no me apasiona, prefiero otros fillers, pero hay que reconocer que el juego no encaja y no tiene pretendiones.




Fin de la selección musical de la semana.

domingo, 24 de agosto de 2014

Juegos pequeños, grandes juegos: Super Rhino!

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.

Autor: Scott Frisco y Steven Strumpf
Publicado por: Haba
Año de publicación: 2011
Duración: 10 minutos
Número de jugadores: 2-5

Super Rhino es un juego de destreza editado por Haba en su colección de caja pequeña. 
31 cartas muy gruesas de tejado, 28 cartas de pared, 1 carta inicial (planta baja) y un meeple de Super Rhino es lo que encontramos en la caja. Todo de excelente calidad.

Al comienzo de la partida cada jugador recibe cinco cartas de tejado. Ganará la partida el jugador que se quede sin cartas o el que tenga menos cuando la torre en construcción caiga. 


En su turno, el jugador activo coloca dos paredes sobre el último piso y finalmente cierra las cuatro paredes con una de sus cartas de tejado. Hecho esto o caerá la torre o bien habrá conseguido construir una nueva planta de edifico y el turno pasará al siguiente jugador.


Las cartas de tejado pueden contener 5 acciones especiales: 


- El siguiente jugador debe colocar a Super Rhino en el tejado que acabamos de colocar.
- Cambio del sentido de juego (el de la izquierda no juega y lo hace el de la derecha).
- El siguiente jugador salta su turno.
- El siguiente jugador roba una carta de tejado del mazo.

- El jugador activo coloca dos cartas de tejado consecutivas.


Como ya he comentado, ganará el primer jugador que se quede sin cartas de tejado.

Si la torre cae, el que la tiró queda eliminado y ganará el que tenga menos cartas en mano.

En el improbable caso de que se construyan los 15 pisos de la torre, todos los jugadores ganarán la partida.


Opinión

Super Rhino es un sencillísimo juego de destreza al estilo Animal sobre Animal. Es un juego ideal para jugar con los más pequeños pero también altamente divertido con adultos. Estamos ante una auténtica joya dentro de los juegos de su categoría por lo que para quienes tengáis niños es un juego imprescindible y para quienes no los tengáis un filler muy cachondo.

Mirad nuestro edificio de quince plantas Yeahhhhhhhhhhhhhhhh:


jueves, 21 de agosto de 2014

Multiple paths to victory


Hace un rato he acabado mi primera partida de Java, el segundo juego de la "trilogía de la máscara" de Kramer y Kiesling. Después de disfrutar y ver toda la chicha que tiene el juego, me apetece reflexionar, a bote pronto, sobre la expresión que da título a esta entrada.

Últimamente los jugones hablan con orgullo y satisfacción de la expresión "multiple paths to victory", es decir, múltiples caminos para la victoria. La frase se refiere a esos juegos que permiten puntuar de diferentes maneras y, por lo tanto, ganar de diferentes formas y estrategias. Por lo general, críticos y jugones ven en esta abundancia un elemento positivo para el juego. En muchas reseñas y comentarios sobre juegos se habla de los paths of victory como algo esencial para que el juego sea bueno. Parece como si un juego sea mejor (o sólo sea bueno) si ofrece la posibilidad de puntuar de diferentes maneras.

Personalmente creo que es un error pensar que las múltiples opciones de puntar sean algo bueno del juego por sí mismas. Pueden serlo, pero no estamos ante una conditio sine qua non. Creo que esta variedad puede ser negativa. Veamos.

Las diferentes formas de puntuar pueden provocar que cada jugador opte por una estrategia diferente que evite el enfrentamiento y la interacción, o bien que esa interacción "parta la mesa", es decir, que un par de jugadores se peguen por una estrategia y otros tantos por otra.

Además, puede ocurrir que la oferta de diferentes formas de puntuar convierta el juego en un "juegos reunidos",· en un compendio de minijuegos separados y pegados entre sí (¿os suena, feldianos?).

Con esto, no estoy renegando ni mucho menos de los juegos que diversifican la forma de puntuar. Habrá juegos que se partan y otros que no.

Hay juegos que ofrecen "multiple paths to victory" y son una maravilla, de eso no hay duda, pero me choca que la expresión se utilice como una virtud del diseño de juegos y, a contrario sensu, se vea como algo negativo que un juego ofrezca pocas variantes a la hora de puntuar.

Muchos eurogames antiguos ofrecían pocas opciones de puntuar y no por ello hablábamos de juegos simples o tontos. Hay claros ejemplos de juegos "viejunos" que ofrecen pocas formas de puntuar pero son auténticos juegazos que proporcionan partidas llenas de tensión e interacción.  Medina,Tikal y mi recién estrenado Java son sólo tres ejemplos.

Las modas cambian y el estilo en el diseño de juegos de mesa evoluciona, como todo. En los últimos años predomina la tendencia de los juegos con muchas formas de obtener puntos y en mi opinión se ha abusado de ello.

Hay tópicos que se consolidan y este es el caso. Lo mismo ocurre con la crítica feroz que se hace al juego en el que un jugador pueda ganar de paliza ("es mejor que el juego tenga puntuaciones similares en todos los jugadores"), afirmación con la que también discrepo. Pero eso será el tema de otros pensamientos meepleianos.

Hasta la próxima.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Juegos pequeños, grandes juegos: Port Royal

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.
Autor: Alexander Pfister
Publicado por: Pegasus
Año de publicación: 2014
Duración: 30 minutos
Número de jugadores: 2-5


Handler der Karibik
En el año 2013 la editorial Österreichisches Spiele Museum e.V editaba un humilde juego titulado Händler der Karibik. El juego recibió muy buenas críticas y Pegasus lo ha reeditado este año con las mismas ilustraciones de klemens Franz, las mismas mecánicas del juego original y la única novedad de 10 cartas extra para poder jugar hasta 5 jugadores. Además, como pequeño cambio, la partida puede ganarse sin completar una expedición.

Port Royal es un juego con las mecánicas de set collection y (básicamente) push your luck. 
Los componentes son 120 cartas de diferentes tipos:

- 60 cartas de personaje (10 comerciantes, 5 colonos, 5 capitanes, 5 sacerdotes, 3 comodines, 10 marineros, 3 piratas, 4 mademoiselles, 5 bufones, 6 almirantes Y 4 gobernadores).
- 6 Expediciones
- 4 Cartas de impuestos
- 50 barcos (10 de cada color)


Las cartas
La partida acaba en la ronda en que alguno de los jugadores consigue 12 puntos. Quien tenga más puntos a final de esa ronda gana.

Veamos como se juega.

Se barajan juntas todas las cartas (a menos de 5 jugadores se saca una expedición, una en concreto) que se colocan boca abajo formando un mazo. Cada jugador recibe tres monedas -tres cartas que se colocan boca abajo en su zona de juego-. Las cartas sirven o bien como cartas o bien como monedas (igual que en el  Bohnanza: una de las dos cosas, no las dos a la vez.).

Al haber cartas que se están usando como dinero, hay cartas que momentáneamente quedan excluidas de la partida y los jugadores no saben qué cartas no están disponibles en el mazo.

En su turno, el jugador activo muestra cartas del mazo de una en una y las va colocando en el centro de la mesa. Todo ello hasta que quiera plantarse o le salgan dos cartas de barco del mismo color. En ese caso, pierde su turno. 

Si el jugador activo pasa a tiempo (no le salen dos barcos del mismo color), puede adquirir una o varias cartas de las que haya descubierto. Si hay de 0 a 3 barcos (obviamente serán de diferente color) podrá adquirir una carta. Con 4 barcos 2 cartas y tres cartas con los 5 colores de barco visibles.

Una vez el jugador activo coge sus cartas, los demás jugadores, por orden, pueden adquirir una de las cartas que queden previo pago de una moneda al jugador de turno.
Los barcos
Las cartas a adquirir ofrecen diferentes recursos:

Los barcos dan dinero (de uno a cuatro monedas).


Bufón, marinero y capitán
Los personajes permiten varias cosas. Por un lado dan puntos de victoria y por otro un beneficio especial:

- Los mercaderes permiten obtener una moneda extra cuando cogemos un barco de su color.
- Los colonos, capitanes, sacerdotes y  los comodines permiten completar las expediciones.
- Los marineros y los piratas permiten combatir los barcos (cuando sale un barco de un color repetido, si nuestro nivel de espadas es igual o superior al segundo barco que repite color, podemos repelerlo y no perdemos el turno).
- Las mademoiselles permiten comprar cartas de personaje por una moneda menos.
- Los bufones dan una moneda gratis si no quedan cartas que comprar cuando te toca.
- Los almirantes dan dos monedas extra si cuando nos toca adquirir cartas hay 5 o más en la zona de navegación (la de elegir cartas).
- Los gobernadores permiten comprar una carta extra por turno.

Si el jugador activo roba una carta de impuestos los jugadores que tengan 12 monedas o más reducen su capital a la mitad. Y luego se aplica un bonus para algunos jugadores (el que tenga más espadas o el que tenga menos puntos recibirá una moneda).

Opinión

Port Royal es un pequeño juego de cartas sencillo y sin pretensiones pero que tiene bastante chicha. Las decisiones que tomar son muy interesantes, no sólo por el hecho de que arriesgarte mucho te puede condenar a perder el turno, sino también porque tenemos algunas opciones al decidir qué hacer. A veces es bueno mandarlo todo a tomar por c**o y perder el turno a propósito para que el rival no se lleve una carta que necesita para completar una expedición. 

Las cartas de personaje dan mucha flexibilidad a la estrategia: muchos piratas y marineros permiten arriesgar más al poder sacar más barcos y robar más cartas. Los gobernadores no dan puntos, pero permiten adquirir más cartas, las mademoiselles abaratan las adquisiciones y los almirantes y los comerciantes dan dinerito extra. 

La posibilidad de ganar la partida sin expediciones, a base de personajes, le da tensión a la partida y una variante estratégica interesante.

En definitiva, Port Royal es un juego que se puede jugar con no jugones, pero también con los veteranos que quieran un juego con opciones. Estamos ante uno de esos pequeños grandes juegos que con un par de normas básicas funciona a la perfección y con sólo 120 cartas ofrece muchísima diversión. El juego perfecto para llevarse de viaje.

Muy recomendable.

martes, 19 de agosto de 2014

Games & Rock'n'Roll (8)

Games & Rock'n'Roll es la nueva sección de la Ficha Negra en la que vamos a ponerle banda sonora a algunos juegos de mesa. Espero que os guste.

Vamos con la selección de hoy.

Caribbean Blue (Enya, Shepherd Moons, 1991) - Caribbean (Michail Antonow y Jens Petes Schielmann, Winning Moves y otros, 2004). 

Caribbean es uno de los primeros juegos que entró en la ludoteca de la Ficha Negra. Es un juego de acciones simúltaneas, tensión psicológica y pick up and deliver. Un juego divertido y con interacción que es tremndamente sencillo y quizá, por eso, parece que le falta algo. 

La canción es de esas que te ponen en el ascensor, en la consulta del médico o cuando te vas a hacer un masaje (lo siento por los fanses de Enya, pero lo que digo es cierto). Fusión étnica, le llaman.





....................................................................................................................................


Marrakesh Express (Crosby, Stills & Nash; Crosby, Stills & Nash; 1969) - Marrakech (Dominique Ehrhard, Morapiaf en español, 2007).

Canción del disco debut de estos tres monstruos (¿los voces juntas del universo?). No es de mis favoritas y les prefiero con Young, pero ahí queda.

Eljuego tampoco es de mis familiares favoritos, pero es un buen juego sencillo y accesible.






....................................................................................................................................

Bird on a wire (Leonard Cohen, Songs form a room, 1969) - Birds on a wire (Carey Grayson, Gryphon Games, 2009).

Una canción (poesía musicada) clásica de Leonard Cohen) y un juego desconocido para mí. Es un Gryphon Games de losetas y set collection.





....................................................................................................................................

Mexico (James Taylor, Gorilla, 1975) - Mexica (Kramer y Kiesling, Ravensburger y Riogrande, 2002)

El último juego de la trilogía de la máscara. Dicen que el más flojete. Aún tengo pendiente de estrenarlo al igual que el Java. Y me muero de ganas ¿voluntarios?
El tema de James Taylor me encanta, ese folk-pop americano que me gusta tanto...





....................................................................................................................................

Wild Wild Life (Talking Heads, True Stories, 1986) - Wild Life (Wolfgang Kramer, Uberplay y Clementoni, 2002).

Otro juego de Kramer (esta vez sin su amiguete kiesling) del mismo año que el Mexica. Estos dos no paraban. Este es un juego que me interesa desde hace tiempo pero lo busco a bajo precio y en ingllés porque tiene algo de texto en las cartas. Lo buscaré en Essen. Mayorías y losetas.

La canción. Los Kinks son los Kinks, pero los Talking Heads son mi segundo grupo favorito. Aquí tenemos un single de su -creo yo- peor disco con diferencia. Los Talking Heads ya se estaban desintegrando después de seis discazos rompedores y tremendos.





Me voy a escuchar unos cuantos disquitos de los Talking Heads y de Mr. Byrne. 

Mañana reseñita.

domingo, 17 de agosto de 2014

Verano familiar

Como ya dije hace unos días, con Pepe de viaje de novios, Óscar de vacaciones y mis hermanito esperando a mi nueva sobrina Paula, no ha habido manera de jugar una partida sesuda en lo que va de mes.

El principal efecto de esta ausencia de partidas es el mono lúdico. Pero lo más dañino, es la economía y el matrimonio debido al autohype y la consecuente compra de juegos.

En mi caso, este agosto han entrado en casa un buen chorro de juegos, muchos de ellos ya estrenados, que principalmente son familiares y juego ligeros.

Ahí van mis últimas adquisiciones de julio y agosto:

Camel Up (Camel Cup para mí)

Primer familiar de la lista. Éste ya lo he estrenado a dos, tres y cinco jugadores. Un gran familiar que tendrá reseña en breve.





Las Vegas + Las Vegas Boulevard

Este juego de Rudiger Dorn es un juego familiar de dados que ya he estrenado y que no entiendo por qué no se habla de él,  porque es un muy buen juego familiar que merece una reseña en la Ficha Negra.



Maka Bana

Otro familiar difícil de conseguir que ya ha llegado a casa de tierras francesas gracias a la reedición de Sweet November (yo prefería la de Tilsit, pero eso ha sido complicado).

Estreno no demasiado brillante pero a mí personalmente me encantó. Hablaremos.



Port Royal

Otro al que ya le he echado bastantes partidas y que me parece un juego estupendo.
Mecánica de push your luck con interesantes decisiones que tomar.




Marvel Dice

Cuando Quarriors y Magic se encuentran. Un juego para dos jugadores que, dado el frikismo de mis hijos por el universo Marvel, tenía que entrar en casa sí o sí.
Cada sobre que abrimos es un espectáculo. Los niños espectantes a ver qué superhéroe sale...

Pendiente de estreno.


Halli Galli

Pequeño gran juego recientemente reseñado en el blog.

Divertido a tope. Lo va a petar en los talleres de los coles.



Speed Cups

Otro familiar de la familia Halli Galli. Mismo autor y mecánica prima-hermana, pero igual (o más) de adictivo y divertido.

Otro que lo va a petar en los coles.





Guillotine

Otro familiar de cartas que estoy deseando estrenar. Un buen filler según he leído por ahí.
Con ganas de estrenarlo.



Tally Ho!

Pequeño jueguecito para dos jugadores al que ya le he echado muchas partidas.

A mi hijo le encanta y le cuesta mucho dominarlo, por lo que se pica y quiere jugar más (buena cosa).



Last Call

Juego de set collection con unos componentes muy chulos. Reglas leídas y pendiente de poder estrenarlo.


Magnum Sal 

Por fin entró en la ludoteca este worker placement de peso medio. De lo más chichoso (ya veis que poca cosa) de lo que ha entrado este mes en la ludoteca meepleiana.

Espero que me guste lo suficiente para comprar la ampliación. Veremos.



Coyote

Party game-familiar-filler muy chorruno pero que me ha gustado bastante.

Un mentiroso con gracia que no está nada mal (más con un par de cervezas).




Viernes

En unos días me voy a la playa y desaparezco un par de semanas. Viernes ha sido una compra pensando en el cámping y esos ratitos en que no tienes contrincantes. Veremos qué tal está.




Pues ya veis, muchas adquisiciones y muy, pero que muy familiares.
Exceptuando el Praetor (que tampoco es que sea muy denso), todo ha sido muy ligerito.
Pero no confundamos ligero con malo, porque casi todo lo que he estrenado hasta ahora de esta lista ha sido altamente satisfactorio.

Buenos familiares los que han debutado hasta ahora.

Acepto opiniones y sugerencias.

Saludos.


viernes, 15 de agosto de 2014

Juegos pequeños, grandes juegos: Halli Galli

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables.


Diseñador: Haim Shafir
Publicado por: Amigo y otros (Mercurio en España)
Año de publicación: 1990
Duración: 15 minutos
Número de jugadores: 2-6


56 cartas y un timbre es lo que se necesita para crear un clásico de los juegos de mesa. Un pequeño gran juego que tenía que aparecer en esta sección tarde o temprano.

Se reparten las 56 cartas entre todos los jugadores que forman su propia pila de cartas boca abajo y la ponen delante de ellos. En el turno, cada jugador muestra simultáneamente la primera carta de su pila y la coloca sobre la mesa (si es la primera) o sobre las cartas previamente mostradas.
En el momento en que algunas de las cartas de la mesa muestren la suma de cinco frutas iguales el primero que toque el timbre se lleva todas las cartas de las pilas de los oponentes.
Las cartas pueden ser de limas, fresas, ciruelas y plátanos y pueden mostrar de una a cinco frutas.

Si un jugador se equivoca al tocar el timbre debe entregar una carta a cada uno de sus oponentes.

Cuando alguien se queda sin cartas se elimina y su montón queda sobre la mesa para quien acierte la próxima suma de cinco frutas iguales. Cuando quedan dos jugadores se juega un turno más y quien tenga más cartas gana (hay una variante de seguir hasta que uno se quede todas las cartas, pero puede ser eterna).


Más sencillo que el mecanismo de un botijo, Halli Galli garantiza un buen rato de risas y cachondeo.

Un familiar esencial en cualquier ludoteca capaz de hacer jugar a la abuela, a la suegra o a quien haga falta. 

Un imprescindible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...