lunes, 7 de diciembre de 2015

Juegos pequeños, grandes juegos: Cheeky Monkey

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables. 
Autores: Reiner Knizia
Publicado por: Face2Face, Piatnik e Eagle-Gryphon
Año de publicación: 2007
Duración: 15 minutos
Número de jugadores: 2-6
Mecánica: Push your luck

Hubo un tiempo en que Reiner Knizia sacaba juegos como churros, pero como churros sabrosísimos y de calidad.

Cheekey Monkey es uno de esos "churros" sabrosos, uno de esos fillers con cuatro normas y un efecto espectacular.

Componentes

De este juego se han publicado varias ediciones con diferentes componentes y aquí vamos a reseñar la editada por Face2Face.

El juego presenta pocos componentes, pero de calidad. Una bolsa de tela, 52 fichas redondas (de póker) que llevan dibujadas uno de los ocho animales del juego, y 8 losetas de bonus, una por especie de animal.

Las fichas de animal son de una calidad excelente, son fichas de póker que le van como anillo al dedo a la mecánica del juego.



El juego

Más sencillo imposible.

El objetivo del juego es conseguir cuantas más fichas de animal mejor y, si es posible, la mayoría de fichas en cada una de las ocho especies. Al final de la partida, cada jugador se lleva un punto por ficha conseguida y, si consigue la mayoría de fichas de esa especie, los puntos que otorga la loseta correspondiente.

En tu turno metes la mano en la bolsa y sacas una ficha. Si te plantas te quedas con la/s ficha/s que has sacado y la/s colocas en la pila de fichas que has conseguido previamente (o inicias tu pila si es la primera ficha). Si no te plantas, sacas otra ficha de la bolsa y de nuevo decides si te plantas o continúas. 
Si te arriesgas y sacas una ficha de animal que ya sacaste este turno, una repetida, pierdes todas las fichas sacadas, las devuelves a la bolsa y así acaba tu turno.

La gracia del juego está pues en el riesgo de seguir sacando fichas y llevarte muchas o bien saber pararte a tiempo antes de que pierdas todas las que sacaste hasta el momento en tu turno.

Además, la salsa del juego la aportan un par de nomas especiales:

1) Si sacas un animal de la bolsa y cualquier otro jugador tiene ese animal en la parte superior de su pila de fichas, te llevas esas fichas al centro de la mesa y te la quedaras también cuando pases (si varios jugadores tienen una ficha coincidente con la que acabas de sacar, te llevas todas ellas al centro de la mesa).

2) Si sacas una ficha de mono y no se repite con otro mono sacado antes de la bolsa, tienes dos opciones: puedes quedarte el mono y llevarte todos los monos que haya en la ficha superior de la pila de los demás jugadores o bien puedes puedes intercambiar la ficha de mono recién sacada por la ficha superior de animal de la pila de los demás jugadores. Con eso te llevas un animal y si luego arriesgas y sacas un mono te llevas el mono que acabas de intercambiar.

El juego acaba cuando se ha sacado la última ficha de la bolsa y se ha colocado en la pila de algún jugador.

Opinión

Cheeky Monkey es sencillamente un filler perfecto. Sencillez de normas, duración ajustadísima a lo que aporta y un montón de risas garantizadas. Estamos ante un juego típico de "push your luck" más sencillo que Don't stop pero con la misma dosis de diversión. No tiene precio comerle la oreja al prójimo para que saque otra ficha y ver la cara que se le queda cuando se arriesga un botín generoso y mete la pata hasta arriba.

El juego se puede jugar con niños pequeños a partir de 4 ó 5 años sin problemas, eliminando las losetas de bonus (el reglamento lo recomienda como variante).

Pequeño, buenos componentes, divertido y barato. ¿Qué más se le puede pedir a un filler?

El único punto débil del juego puede ser la rejugabilidad porque las partidas siempre son iguales, siempre iguales pero siempre divertidas. Obviamente el juego tiene azar, pero no estamos ante un juego de dos horas para jugones de culo duro. 

Cheeky Monkey ha triunfado en casa de la Ficha Negra y se ha convertido en un filler favorito. Juego familiar recomendadísimo.

Hasta la próxima reseña.

1 comentario:

  1. Pues para los peques parece ideal.... a Arlet le encantaría

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...