viernes, 4 de noviembre de 2016

Reseña: Lorenzo il Magnifico


Autores: Flaminia Brasini, Virginio Gigli y Simone Luciani
Publicado por: Cranio Creations
Año de publicación: 2016
Duración: 60-90 minutos
Número de jugadores: 2-4
Mecánica: Colocación de trabajadores

El dúo de autores Virginio Gigli  y Simone Luciani nos presentó el año pasado el fantástico Grand Austria Hotel un juego combero del que bebe directamente este Lorenzo il Magnifico.

Componentes

Todo correcto aunque las monedas y las piezas de materiales (madera, piedra y siervos) son bastante escasas. No faltan pero se quedan justitas para cada partida y hay que estar cogiendo cambio constantemente.

Como comento todo correcto, pero no hay absolutamente nada que haga que el juego valga 50€, un precio abusivo para los componentes que trae.

El juego

Tablero principal
Lorenzo il Magnifico es un juego de colocación de trabajadores que se explica en diez minutos y se puede jugar en una hora una vez conoces su funcionamiento.

Las partidas se desarrollan en seis rondas (dos rondas por era). Al final de las rondas pares se puntúa el marcador de religión y quien no alcance unos puntos mínimos obtendrá un "malus" (en lugar de una bonificación por alcanzar equis puntos, tendremos que penalizar en algunos aspectos del juego para el resto de la partida).

Al inicio de cada ronda se colocan cuatro cartas del color correspondiente en cada una de las torres del tablero.
Esas cartas son de territorio (verdes), edificios (amarillos), personajes (azules)  y tareas (violeta).

Alguna de las cartas de territorio y de edificio dan beneficios inmediatos y posteriormente pueden ser activadas en la casilla correspondiente del tablero.

Algunas cartas azules y violeta también dan beneficios inmediatos y además las azules dan bonus permanentes y las violeta puntos al final de partida.

Cada jugador dispone de cuatro cilindros: uno negro, uno blanco, uno naranja y uno neutral. Al principio de ronda se tiran tres dados, uno blanco, uno negro y uno naranja, que se corresponden con los cilindros.
Cada cilindro tiene la fuerza que indica el dado de su color y así podremos activar acciones según la fuerza que tenga. De este modo, hay acciones que no se podrán alcanzar si no se tiene una fuerza determinada.
La fuerza de los trabajadores (cilindros) se puede aumentar pagando siervos.

Podemos colocar nuestros cilindros en las torres para adquirir cartas (que colocaremos en nuestro tablero individual), en el mercado para obtener recursos y en las zonas de activación (una de edificios y una de territorios) para activar las cartas verdes o amarillas conseguidas previamente. 

En ninguna de las zonas puede haber dos de nuestros cilindros, con la única excepción del neutral, que sí puede repetir.
Si nos colocamos en una de las torres para obtener carta deberemos pagar tres monedas si ya hay alguna ficha de jugador en ella.

Al final de ronda se eliminan todas las cartas restantes y, en las rondas pares, se comprueba qué jugadores alcanzan el nivel requerido de puntos de iglesia. Quien no lo alcance penaliza para el resto de partida.

La partida acaba al final de la sexta ronda y se comprueban los puntos.




Opinión

Lorenzo il Magnífico es un juego muy fácil de explicar. Sencillo de normas  y con pocas acciones que ejecutar, a priori puede parecer un juego tontorrón y sin enjundia, pero cuando lo juegas, las pasas canutas. Por un lado hay escasez de todo. Y por otro necesitas conseguir las cartas que te interesan para hacer combos y eso no va a ser tarea fácil. En primer lugar porque la lucha es encarnizada. Y en segundo porque por culpa de la famosa escasez, y porque no puedes repetir en una misma torre, no siempre vas a tener los recursos necesarios que cueste tu amada carta.

Tipos de cartas
Lorenzo il Magnifico es un juego sencillo pero con profundidad en el que es importante encontrar un combo que te dé puntos rápidamente.

Compararlo con Grand Austria Hotel es inevitable y lo es no sólo por sus autores, sino también por su estructura: los dos juegos están limitados a un número de rondas cerradas, se basan en la adquisición de cartas para hacer combos, en algunos finales de ronda hay unas bonificaciones (Austria) o penalizaciones (Lorenzo), tenemos varias pistas de puntos diferentes (aquí militar, religios  puntos de victoria) e iniciamos la partida con un pequeño draft de cartas (líderes) que podremos jugar a lo largo de la partida en cuanto cumplamos los requisitos (duros requisitos) que demandan.

Al leer estas similitudes muchos dirán que eso pasa en muchos juegos, pero al jugarlo te das cuenta de que no es una cosa estructural sino de estilo.

No obstante y a pesar de esos estilos similares, podría decirse que Lorenzo il Magnifico sin parecerse a Grand Austria Hotel, se parece. O al revés, que se parece a Grand Austria Hotel pero es diferente.

Lorenzo es quizá un juego con más combos "a largo plazo" y Grand Austria de combos más oportunistas y con la necesidad de adaptarte a los clientes que van apareciendo.

Dejando de lado las comparaciones, Lorenzo il Magnifico es un juego que escala muy bien y funciona como un reloj.

Líderes 
Todos estos aspectos positivos tienen una sola pega: las cartas son 96, ni más ni menos. Es decir, hay 8 cartas de cada color para cada era y se van a jugar siempre las mismas.

Con solo 4 partidas jugadas no tengo criterio suficiente para saber si la rejugabilidad se verá afectada o no, pero da la sensación de que no hubiese costado nada añadir unas pocas cartas de cada color para que las partidas fuesen más variadas. Aunque quizá estamos ante una estrategia comercial de expansiones. Veremos.

Lorenzo il Magnifico es en definitiva un juego bien producido, que escala bien, simple pero con suficiente profundidad como para gustar a los más jugones, asequible en cuanto a mecánicas pero con decisiones interesantes que tomar, que tiene una relación profundidad-tiempo de juego muy adecuada y que es un excelente diseño; y cuyos únicos inconvenientes son su abusivo precio y, quizá, la escasez de cartas, que puede mermar su rejugabilidad.

Recomendadísimo.

Hasta la próxima reseña.



3 comentarios:

  1. Gran reseña Black meeple,

    Este juego me llama muchisimo la atención, pero teniendo Grand Austria Hotel no sé si se anulan el uno al otro. ¿Si tuvieras que elegir uno solo con cual te quedarías?

    Veo a este quizás mas redondo, pero con menos rejugabilidad que el Austria. Y las cartas en este parecen mas o menos que hacen siempre lo mismo, no sé si será asi al jugarlo.

    Eso si, el juego vale como mucho 35 euros. 50 euros es una sobrada de las buenas.

    Un saludete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas

      Son juegos similares en cuanto a estructura y que se parecen ligeramente en sensaciones.
      Como dices, creo que éste es menos rejugable y además, el tema de los combos no acaba de fluir.

      Si te digo que yo lo he puesto en el hilo de venta creo que te respondo a la pregunta.

      los encuentro similares y prefiero, de largo, las sensaciones del Austria.

      un saludo :)


      Eliminar
  2. Muchas gracias por tu respuesta Black Meeple :)

    Pues siendo como tu dices lo que yo pensaba ya se me cae un poco de la wishlist. Intentaré catarlo por ahí y decidir, pero creo que me quedaré con el Austria :) Lo que mas me mola de ese juego son los combos.

    Un saludete

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...