jueves, 5 de enero de 2017

Juegos pequeños, Grandes juegos: Pergamon

En Juegos pequeños, grandes juegos hablaremos de juegos que pueden entrar en tu ludoteca sin que tengas que preocuparte por el poco espacio que te queda en las estanterías, porque abultan muy poco, pero son muy recomendables. 



Autores: Stefan Dorra y Ralf zur Linde
Publicado por: Eagle-Gryphon Games, Iello y Eggertspiele,  

Año de publicación: 2011
Duración: 50 minutos
Número de jugadores: 2-4
Mecánica: pujas y colección de sets

A menudo coges de la estantería un juego que te gusta, lo desempolvas porque hace siglos que no lo juegas, lo pones en la mesa, le das una partida y cuando acabas te preguntas por qué coño no lo juegas más a menudo.

Eso es lo que me ha pasado este fin de semana con Pergamon. Un juego que me parece una auténtica joya, que siempre da momentos míticos y que siempre, siempre, siempre disfruto muchísimo.

Tampoco acabo de entender por qué a uno de estos juegos que tanto gozo no le he hecho aún una reseña.

Vamos a ponerle remedio.

Componentes

Mucho cartón trae este Pergamon en una caja pequeña tamaño Carcassonne. Todo muy bonito a pesar de estar ilustrado por Klemens Franz.

60 fichas de descubrimientos, 36 de tickets de museo (puntos de victoria), 24 cartas mini de subvención, 40 monedas hermosas, 5 meeples, 12 losetas pequeñas de colección, los marcadores de colección y un tablero.


El juego

Los jugadores somos arqueólogos en busca de restos arqueológicos y debemos encontrar y exponer en el museo Pergamon nuestras colecciones más preciadas.El jugador que exhiba las mejores colecciones será el ganador de la partida.

El juego se desarrolla en 12 rondas. Al inicio de cada una de ellas se sacan boca abajo dos cartas de fondos, de dinero para subvencionar nuestras excavaciones.
Los jugadores, por orden de turno, colocan  su único meeple en la parte superior del tablero de forma que una vez colocados todos los jugadores se muestran las cartas de fondos y se reparte el dinero.


Las cartas de financiación son de dos tipos: cofres o bolsas. Los cofres pueden aportar de cinco a ocho monedas y las bolsas de una a cuatro. Así, los jugadores saben cual será el máximo y el mínimo que se pueda repartir cada ronda, pero nunca el importe exacto.



Como decíamos, cuando todos los jugadores han colocado su marcador en el tablero se muestran las cartas de financiación y se reparte el dinero de derecha a izquierda según el importe impreso en la casilla en la que se colocó cada jugador. Así, puede ocurrir que al jugador más a la izquierda le llegue menos de lo esperado o no le llegue un duro y se quede a dos velas. Sin embargo, si sobra dinero, todo el sobrante se lo lleva el jugador más a la izquierda. Tras recibir dinero para excavar, cada jugador, por orden de turno (de derecha a izquierda nuevamente, según se colocaron los meeples en el tablero), puede adquirir una fila de descubrimientos de la zona de excavaciones. Esta zona tiene cinco filas que representan cinco profundidades de excavación. Al principio de ronda se muestran cinco losetas (hay sesenta, cinco por cada uno de las doce rondas). de descubrimientos y se ordenan de menor a mayor en orden descendente.
Si alguien no compra alguna de las filas, los descubrimientos se quedan en la zona de excavaciones y en el próximo turno se acumularán con los nuevos descubrimientos.

En orden de turno los jugadores pueden comprar descubrimientos de la zona de excavaciones. Pagarán una moneda por la primera fila, dos por la segunda, tres por la tercera, etcétera. Las filas posteriores contienen los restos más antiguos, ergo más valiosos.
Cada loseta de descubrimientos muestra dos mitades de cuatro tipos de restos arqueológicos: brazaletes, máscaras, jarras y ánforas. Cada mitad lleva impreso un año (mitad izquierda) o un siglo (mitad derecha).
Tras adquirir restos arqueológicos los jugadores deciden si exponen una colección o almacenan sus adquisiciones. Se pueden almacenar de forma gratuita tres losetas pero el exceso tiene un coste de mantenimiento.

Para exponer una colección los jugadores deben unir correctamente las losetas adquiridas y sumar el valor de cada elemento de la exposición.

La suma del valor de los elementos de la exposición permitirá colocarla en una de las galerías del museo.
Cuanto más antiguos sean los descubrimientos expuestos más interés tendrá la exposición y más puntos de victoria nos dará en las puntuaciones de los turnos. cinco, siete, nueve y doce.




Al exponer conseguimos inmediatamente un punto de victoria y en cada fase de puntuación lograremos los puntos de victoria del lugar en el que se encuentren nuestras exposiciones (podemos tener hasta tres exposiciones simultáneamente).


Cada vez que alguien crea una exposición nueva disminuye el interés de todas las exposiciones previas de valor inferior. En las rondas de puntuación se obtienen dos puntos extra por el descubrimiento más antiguo del tipo indicado. Además, al final de la partida el descubrimiento más antiguo recibe tres puntos, el segundo más antiguo dos y el tercero uno.

La partida finaliza al final del duodécimo turno momento tras la última puntuación y otorgar el bonus por los tres descubrimientos más antiguas.

Juego para dos jugadores

El juego trae un meeple negro que sirve para la modalidad para dos jugadores. Al ser un juego de subastas con puteo, a dos jugadores podía haber quedado muy descafeinado. Sin embargo, esto se ha resuelto de forma muy simple y acertada. Al inicio de ronda se coloca el meeple negro en la casilla de la zona superior del tablero indicada por las cartas de subvención.
EL meeple negro actúa como un jugador: quita dinero y roba los descubrimientos de la mejor zona de excavaciones.

Opinión

Pergamon es uno de esos juegos del que (sorprendentemente) se ha hablado muy poco. Poquísimo. Estamos ante un juego familiar con chicha que es una auténtica joya en su categoría. Las subastas tienen muchísima miga y siempre dejan momentos míticos de "porculismo" y cagadas descomunales que dejan a alguno sin dinero y sin poder comprar en la zona de excavaciones.

El juego escala estupendamente gracias sobre todo a una versión para dos jugadores fantástica. Los parches para dos jugadores con "dummy" no suelen funcionar casi nunca, pero aquí los autores han creado una opción extraordinaria si sólo sois dos.

La duración del juego es muy adecuada a lo que ofrece pues 45-50 minutos es un tiempo muy apropiado para un juego familiar de peso medio-ligero y esta profundidad.

El tema está bien implementado, los componentes son de muy buena calidad y vistosos, la experiencia de juego es fantástica (aún no conozco a nadie a quien se lo haya presentado y no le guste) y ofrece momentos brutales y decisiones interesantes que tomar con cierta dosis de mala leche.

¿Qué más se puede pedir?

Stefan Dorra demuestra de nuevo que es un autor como la copa de un pino.
Dadle una oportunidad a este Pergamon. es una joya escondida.

16 comentarios:

  1. Lo tengo desde hace tiempo y para mi es un referente acerca de cómo se ha de diseñar un juego familiar. Como dices, fácil de aprender, con un punto de tentar a la suerte, bonito en mesa, con estrategia, rejugable, contenido de duración y escala sorprendentemente bien.

    Si eres jugón, puede que no sea el juego definitivo, pero casi pongo la mano en el fuego a que no dirás que no a una partida. Para mi, no puede faltar en tu ludoteca familiar.

    ResponderEliminar
  2. Gran juego del que también caerá tochorreseña en no mucho tiempo, para contraprogramar como es debido :P.

    Admitiendo que el dummy no funciona mal, me gusta muchisimo mas a 3-4. Muy rica la tensión por el posicionamiento en el track de orden de turno.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, pero creo que estarás de acuerdo en que con ese dummy, que es muy sencillo, es sorprendente que el juego no pierda fuelle a 2. Es una gran solución de diseño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, es mas facil evaluar como va a estar la situación. Pero si, es un gran bot.

      Eliminar
  4. Bien!!! reseñas de juegos "no novedades"!!!!! y positivas!!! menos mal!!!! Yo he jugado a Pergamon y siempre lo tengo en lista para comprármelo...... un muy buen juego y se agradece que funcione bien a 2 jugadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja
      el 99% del contenido de este blog es positivo.
      Clichés

      Eliminar
  5. El momento en que empiezas a mover las losetas de los restos arqueológicos para optimizar tus colecciones es muy divertido! Tienen vida propia. Y como da por saco cuando te tiran para atrás en el track del museo... Me encanta. Pequeño gran gran juego, sí señor.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena reseña y se antoja jugarlo, Yo he jugado Thebes que también es de arqueología y es muy divertido, ¿lo haz jugado, que te parece thebes? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tebas est´abien como familiar y teine una mecánica muy original de "gestión del tiempo"
      Pero como juego similar a Tebas yo prefiero mucho más Livingstone que te recomiendo muchjísimo

      Eliminar
  7. Lo tengo echado el ojo hace bastante tiempo, pero no se encuentra por ninguna parte y si aparece es a precios desorbitados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, se ha encarecido mucho. Antes costaba 15 euretes

      Eliminar
  8. Juegazo. A dos siempre echamos en falta un tercer jugador, pero aún así funciona bien. Una buena mezcla de mecánicas, con tema. Un imprescindible. De lo mejor que hay para 3 jugadores en su línea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mola más a más jugadores, pero el parche a dos funciona muy bien

      Eliminar
  9. Una de mis jueguecillos favoritos, con tema bien implementado y que funciona genial a 2 pese sustentarse en una mecánica de "subastas". Muy chuleo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...