martes, 7 de mayo de 2019

Partidas abril 2019


Buen ritmo de partidas en abril, 132, con 8 descubrimientos que os paso a comentar brevemente.

Fantasy Realms

Pequeño juego, casi microjuego, en el que con un mazo de cartas haremos un pseudo draft: El objetivo es conseguir una mano de siete cartas que puntuarán según sus sinergias (positivas y negativas) al final de partida, la cual acaba cuando hay diez cartas descartadas en el centro de la mesa (en tu turno robas una carta del mazo o del descarte y descartas otra para volver a tener siete).

Hay opiniones muy polarizadas sobre este juego. En mi caso opino sin excesos: no me parece la mierda que dicen algunos ni tampoco la genialidad que dicen otros, aunque si tengo que decantarme por una opción me decanto claramente por la positiva.

Sencillo y original (ojo, digo original, que luego se nos llena la boca con la falta de mecánicas e ideas novedosas) poco más se le puede pedir a un juego que consiste únicamente en un mazo de cartas. Funciona bien y lo que aporta para su corta duración es perfecto. 


Im reich der Wustnsöhne

Pésima viejunada del autor de Catán, Hoity Toity y Domaine. 

Poco que decir sobre este tan mal diseño de colocación de losetas.

No vale ni para leña.




Tyrants of the Underdark

Buen juego de mayorías y deckbuilding ambientado en el mundo de D&D. 

Sencillo, directo y lleno de confrontación el juego tiene su miga y ofrece una bena dosis de diversión y lucha en la hora que dura. 

Contentísimo con esta compra.

Spirits of the forest

Lavado de cara del filler Richelieu de Michael Schacht que en otras épocas estuvo buscadísimo.

Salvo un lavado de cara notable nada aporta este juego respecto a su predecesor pues son idénticos en mecánicas.

Un filler majo sin nada espectacular 

Railroad Ink rojo

Los roll&write están de moda y a mí personalmente me tienen un poco aburrido.

Dentro de los R&W tenemos los juegos de tachar y los de crear rutas. Railroad Ink es de los segundos.

No son mi estilo de juego y no me apetece volver a jugarlo, la verdad.



Musa

Había leído buenas críticas de este juego y siento decir que me pareció un tostón descomunal. Las pistas me resultaron  muy poco graciosas y ayudaban poco a desarrollar el juego y la imaginación. Además, creo que las ilustraciones son muy poco inspiradoras.

No encuentro ningún motivo para sacar este juego antes que un Dixit.

Fracaso absoluto.


Stone Age edición aniversario

Pocos cambios de esta edición respecto al clásico. 

La novedad principal es el nuevo diseño gráfico que incluye la versión antigua por un lado de los tableros y a versión de invierno por el otro.

La nueva versión invernal incluye dos microexpansiones (animales salvajes e iglús) que poco aportan al juego.

Por último, el nuevo lado del tablero permite ganar puntos extra mediante la entrega de un material adicional cuando compramos carta o adquirimos algunas losetas.

Poco cambio respecto al principal, pero buena compra si eres muy fan o no tenías el juego original, como es mi caso.


Tras casi ochenta partidas creo estar en condiciones de opinar sobre el juego con algo de criterio (si es que alguna vez lo tuve).

Dejando de lado el tema publicitario, la sobreexposición mediática y las expectativas que cada uno tuviese con este diseño,  Wingspan es un estupendo juego familiar que ha sido creado con mucho mimo y cariño (tanto en lo que se refiere componentes como en la combinación de mecánicas y tema).

El resultado de este acto de amor es un juego de combos (pocos pero suficientes para los 40 minutos que dura una partida con jugadores expertos), con poca interacción y con decisiones interesantes que tomar teniendo en cuenta lo que dura una partida.

Estamos pues ante un familiar con unas cuantas decisiones interesantes  que, como casi todo juego de cartas, tiene un componente de azar importante y que en este caso se mitiga difícilmente.

Si vemos el juego como lo que es, un familiar plus, el juego cumple con notable alto.
Culos duros y jugadores que busquen combos brillantes no son los destinatarios de este juego.

Dada su poca interacción el juego escala bien y aumentar el número de jugadores sólo aporta más duración, así que 2, 3 ó 4 es un número aceptable si los jugadores son chisposos, pero a 5 jugadores no sería nunca mi opción.

Especialmente brillante es el sistema "automa"  pues Wingspan aporta un modo solitario fantástico y de un alto nivel de exigencia. El modo solitario está pensado para derrotar a la máquina (no es un "supera tu mejor puntuación") y esa misión no es nada fácil al máximo nivel de dificultad.

Tras tantas partidas creo que el juego solitario es muchísimo mejor que el estándar. Cuando juego con otros jugadores no me da la sensación de controlar la partida, el azar es demasiado relevante. Que no gane siempre el jugador más experimentado es un mal síntoma para un juego  de combos.

A pesar de estos apuntes negativos la opinión de Wingspan sigue siendo buena. No creo que sea el juegazo que muchos dicen, ni que merezca estar entre los 100 primeros de la BGG (aunque ésa es una lista de lo que se desea jugar, no de lo mejor), pero aún así estamos ante un familiar notable que cumple perfectamente con lo que debe ofrecer un juego de su peso.

Y hasta aquí los descubrimientos de abril.

Seguimos preparando el especial décimo aniversario de Carson City para celebrar también mis cien partidas en la mesa.

Hasta pronto. 



2 comentarios:

  1. Cómo puede alguien jugar tantas partidas en un mes?

    ResponderEliminar
  2. Vuelve a la que es y será tu casa!!!
    (Dicho con una pancarta en un estadio de fútbol)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...