martes, 20 de noviembre de 2012

Reseña: Norenberg


Diseñador: Andreas Steding
Publicado por: White Goblin Games y HUCH! & Friends
Año de publicación: 2010
Duración: 90 minutos
Número de jugadores: 2-5
Categoría: Set Collection, Mayorías, Especulación y Acciones simultáneas


Hoy toca reseñar un juego de Andreas Steding conocido principalmente por ser el autor de Hansa teutónica, un juego odiado por Pepe y que, por ello, ve poca mesa en casa de Sr. y Sra. Meeple.

Visto el odio de Pepe hacia el Hansa Teutónica, decidimos enseñarle este juego (ya lo habíamos jugado antes) sin mencionarle el autor. Y le gustó. No es su estilo, pero le gustó. 

Ahí va lo que le pareció a Mr. Meeple.

Componentes.

Todo chulísimo y de primerísima calidad. Madera para dar y vender y meeples gigantescos.

El reglamento está bien redactado, es sencillo y trae ejemplos. Muy bueno.

Desplegado queda muy bonico
Tema

Pegadito. No hay, pero los componentes ayudan un poco a ambientar.

El juego

Meeples gigantes


En cada partida se colocan tantos tableros de gremios-artesanos como jugadores más uno (es decir, en partidas a cuatro jugadores, cinco edificios de gremios). Y dichos tableros se colocan por orden numérico.

Cada jugador recibe 4 meeples y las cartas de los gremios activos.



El turno de juego es sencillísmo.
Cartas de acción (una por gremio)

1) Preparación de acciones. Cada jugador, en secreto, elige las cartas que jugará ese turno (mínimo 1, máximo tantas como cartas disponga).
En el mismo turno no puedes repetir gremio.

2) Por orden de turno, se llaman los diferentes gremios. Es decir, primero se resuleve el gremio 1 (el de la cerveza). Quienes jugaron la carta de ese cerveza realizan una de las acciones posibles. Las acciones se desarrollan por orden de turno y una vez ejecutadas, se gasta un meeple de los que tengamos, colocándose en el edificio de gremio correspondiente.

3) Cuando se han llamado todos los gremios, se recogen las cartas y se vuelve a jugar un turno. La ronda acaba cuando  todos han agotado todos sus meeples disponibles.

Al finalizar la cuarta ronda, finaliza el juego y se cuentan los puntos de victoria para ver quién tiene más y en consecuencia, quien es el ganador.

Acciones

Mercancías del gremio pastelero: madalenas
1) Comprar mercancías. Si eliges un gremio, puedes comprar hasta tres mercancías que haya en el almacén de dicho gremio al precio que indique el maestro en ese turno. Dentro de las tres compras posibles puedes comprar mercancías de otro gremio, si las hay, a precio de 3 deniers cada una (pueden haber mercancías de otro gremio si se contrató a un visitante de una de las ventanas superiores).



Más mercancías. cerveza
2) Vender mercancías. Sólo de ese gremio y al precio indicado por el maestro del gremio en ese turno.

3) Contratar a un visitante que haya en la casa del gremio ese turno. El coste es en mercancías del propio y de otros gremios. Las mercancías pagadas se depositan en la casa correspondiente, pudiéndose recomprar posteriormente.

Los visitantes son artesanos de diferentes niveles, ciudadanos que dan ventajas como puntos de victoria, otros que permiten coger un meeple extra (aumentando así tus acciones por ronda), etc., etc.

Ciudadansos
Además, al contratar a un visitante nos ponemos primeros en el orden de turno (esta es la única forma de colocarse primero del turno).

4) No hacer nada. Ocurre cuando te han pisado la acción y te han jodido bien jodido. En este caso, gastas una acción igualmente. O porque no te interesa hacer nada, claro.

Al final de cada ronda quien tiene mayoría de mercancías de cada gremio se lleva el maestro constructor y el escudo de ese gremio, así como el escudo de gremio especial (si lo hay). 

Artesanos de los diferentes gremios
Al final de la partida se conceden puntos por diferentes criterios:

- Quien tiene mayoría en el valor de los artesanos de cada gremio 5 puntos, el segundo 3 y el tercero 1.
- Puntos por la variedad de escudos (a más escudos diferentes, más puntos).
- Puntos para el que tenga más dinero.
- Puntos si tienes al menos un artesano de cada tipo.
- Puntos extra por cada gremio con un valor de artesanos de 30 o más.


Opinión

Norenberc es un juego del que sólo he leído críticas frías, opiniones que hablan de él como un buen juego, pero que parece incompleto y que no llena lo suficiente.

La verdad es que no estoy nada de acuerdo con estas opiniones pues considero que es un juego muy bueno y que ofrece mucha profundidad para las mecánicas tan simples y accesibles que tiene.

Norenberc es un juego de especulación. De saber comprar y vender en el momento adecuado y en el que el orden de turno es especialmente importante. Y lo es porque ser primero al ejecutar acciones en un gremio es vital. Si tienes pensada una jugada y alguien te la quita... o tienes plan B o tienes que perder una acción.

Está muy bien pensado el hecho de que en cada gremio puede alterarse el turno, por lo que en uno puedes ser primero y luego ser de los últimos.

El aspecto de intuición y faroleo me encanta en Norenberc.

Aspectos destacables: 

- Un juego que, aunque brilla con cuatro o cinco jugadores, escala bien (el tablero es modular y depende de cuantos jueguen).

- A pesar de ser sencillo tiene mucha profundidad y hace pensar de lo lindo.  Eso puede ser algo negativo, porque seguro que algo de análisis parálisis encontraréis en vuestras partidas.

- No hay muchas formas de ganar (puntúan básicamente los escudos y las mayorías de cada gremio), pero en el fondo no deja de ser un juego de mayorías y hay que sudar el logro de la mayoría de cada gremio.

- Está muy bien en cuanto a la relación profundidad-duración.

- Mucha interacción entre los jugadores.

- Los componentes son excelentes.

Todos estos aspectos hacen de Norenberc un juego altamente recomendado, si bien es cierto que, por ser un juego especulativo, no sea del gusto de todo el mundo.

La rejugabilidad es otro factor que no brilla en este juego pues las acciones son muy  limitadas y las partidas, aunque diferentes según los visitantes que salgan en cada tablero, pueden ser similares.

Personalmente recomiendo Norenberc. Ha sido una grata sorpresa.

13 comentarios:

  1. Pues soy otro como Pepe... que no me gusta nada el Hansa Teutónica. Madre mía! Se podrá ser más seco y soso.

    Este juego estoy seguro que lo jugaría nada más que desplegaran los componentes. Muchas veces salvas de pasar de un juego por cambiar un cubo por una magdalena (o una cerveza!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerd en que el Hansa Teutonica es sequísimo y un muevecubos bastante abstracto, pero a mí me gusta cómo hay que darle al coco...

      Y el Norenberg es un juego bastante interactivo en el que mola ver la cara que se le queda a otro cuanto te adelantas a su jugada.

      Eliminar
  2. Tengo Noremberc desde hace un par de años y de verdad que siempre me ha encantado, una pena que no pueda sacarlo a mesa tanto como me gustaría :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho el tema del puteo y de adivinar qué hacen los demás.

      Lo que pasa es que a ti, Stephane, te gustan todos... Ja, ja

      Un abrazo.

      PD. Si vas a las Ayudar Jugando (a jugar y no a trabajar) podemos echar partidas a Norenberg, a Carson City (molaría echar una contigo), kingdom of solomon... Yo estaré todo el sábado

      Eliminar
    2. No es verdad !! No me gustó Kalua :-)

      Eliminar
    3. Es verdad, que lo dijiste en tu web. Es la excepción que confirma la regla.

      ¿Jugaremos a algo en las Ayudar Jugando o lo tienes complicado?

      Eliminar
  3. Pues a mí Hansa Teutónica me atrae muchísimo. Le tengo muchas ganas desde que salió. Ya sé que es frio, y abstracto, pero eso para mí no es problema.
    Sin embargo, este Norenberc apenas me atrae. Aunq por supuesto lo cataría gustoso. Al menos entra bien por los ojos :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interacción a tope.

      Si vieras la cara que se le quedaba a mi hermano cada vez que le jodían la acción (y fue muy a menudo).

      Impagable.

      Eliminar
  4. En la BGG, también esta disponible una variante oficial con préstamos. No la he probado pero podría ser interesante.

    Personalmente me parece un juego de lo mas entretenido, de lo mas recomendable; además verlo desplegado en la mesa gusta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parece un gran juego. Lo que pasa es que los puristas siempre están pidiendo juegos complejos y sofisticados.

      Este es un juego sencillo, elegante y profundo.

      No está hecha la miel para la boca del asno...

      Eliminar
  5. Como dice Mr. Meeple el juego me gustó pero sin ser nada del otro mundo. Eso si, en comparación con el Hansa teutónica es una obra maestra.
    Lo único que no me gusta del juego es que hay algunos cartones de ciudadanos que me parecen buenísimos y otros que son un pastel tremendo (y no porque sean del gremio de pasteleros ;).
    Además en algunos casos es puro azar porque pueden salir los buenso donde no te lo esperas y no diponer del material para poderlos comprar.
    Por cierto, dandole vueltas, he pensado que este juego tiene un cierto parecido con el Strasbourg, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le puede dar un aire al Strasbourg, pero este es para mí mejor juego mil veces. Al menos no tan frío y mucho más interactivo.

      Me da un poco de pena ver que este juego es de los que me gustan mucho, y se me dan bien, y a vosotros no os entusiasma, porque no va a ver mesa tanto como quisiera.

      Y para mí si que es muy buen juego no "nada del otro mundo".

      Eliminar
  6. Si no tiene naves espaciales y posibilidad de atacar al de al lado, el juego no me interesa... :(

    Que noooo, que a lo mejor esta chulo y todo. ¡Ponlo en la lista de los que me has de enseñar!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...