martes, 3 de junio de 2014

Reseña: Vikings


Diseñador: Michael kiesling
Publicado por: Hans im Glück, Z-Man Games y otros
Año de publicación: 2007
Duración: 60 minutos
Número de jugadores: 2-4
Categoría: Subastas y losetas


Hace poco pasé por el museo marítimo de Barcelona para echarle un vistazo a la exposición vikinga y me preguntaba por qué no había reseñado aún un juego tan molón como el Vikings de Mr. Kiesling (el compañero de diseño de Mr. Kramer).

Hace poco también leía un artículo sobre Sanssouci, el nuevo juego de Michael Kiesling y me preguntaba por qué no había reseñado aún en este humilde blog el Vikings, uno de mis juegos familiares favoritos.

Hace aún menos leí al gruñón de Netes protestando por el abusivo precio que Z-Man había puesto a la esperadísima reedición de este juegaco, y me pregunté de nuevo por qué aún no lo había reseñado en la Ficha Negra.

Obviamente, todas estas preguntas sólo pueden llevar a una respuesta: vamos con la reseña de Vikings.

Componentes

Hans im Gluck es sinónimo de calidad. Y eso es lo que tienen los componentes de Vikings. Colorido, mucha madera, mucho cartón y, sobre todo, calidad.

Un tablero, una bolsa de tela, 8 marcadores de madera, una figura de jugador inicial, 4 tableros individuales,  76 losetas (62 de isla y 14 barcos) y 78 meeples vikingos -13 de cada color: gris (marineros), negro (guerreros), rojo (nobles), verde (exploradores), amarillo (orfebres) y azul (pescadores)-.

Tema

"Los jugadores lideran pequeños grupos de vikingos que exploran las islas cercanas a sus poblados. Una vez descubiertas, nobles y artesanos colonizan los nuevos territorios. Para protegerlos de ataques exteriores, los jugadores colocan guerreros vikingos entre sus nuevas islas y los barcos atacantes."

Poquito, la verdad. Típico euro game con poco tema (pero con mucha miga, veamos).

El juego

Cada jugador recibe su tablero individual, la loseta de isla de inicio, dinero (depende del número de jugadores) y 10 puntos de victoria.

El juego se desarrolla en 6 rondas.

Las losetas de barco y de isla se mezclan y se colocan en seispilas de 12 losetas cada una. Del mismo modo, los vikingos se mezclan en la bolsa de tela.
En cada turno se eligen al azar 12 losetas y 12 meeples vikingos que se colocan, POR ORDEN DE VALOR, en la rueda de subasta.

Primero se colocan las islas y luego los barcos. Y los meeples se colocan uno por loseta por este orden: azul, amarillo, verde, rojo, negro y gris.

Así, en cada turno, se venderán doce parejas de loseta y vikingo.

En cada turno, la rueda vikinga debe quedar más o menos así:

Listos para empezar
En su turno, un jugador debe pagar por un set de loseta más vikingo según el precio indicado en la rueda de precios.

Hay unas normas de compra: sólo se puede comprar la loseta y el meeple de valor cero si no hay más vikingos de ese color a la venta en la rueda. Además, si un jugador no tiene dinero o no tiene suficiente para pagar sets de la rueda, puede coger el set con valor cero.

Los jugadores pueden usar puntos de victoria como dinero, por lo que si una loseta y un vikingo son necesarios, es importante gastarse puntos de victoria.

Una vez pagado, el set debe colocarse inmediatamente en el tablero individual. Si es un barco en la fila superior. Si es una isla en cualquiera de los espacios de isla. El meeple debe colocarse sobre ESA loseta de isla en el momento de colocarla. Si la el meeple no se corresponde con la isla, no puede colocarse y va a la reserva del jugador.

Cada vez que alguien coge el set de losetas con valor cero, la rueda gira y abarata todas las demás losetas.

El turno se desarrolla hasta que se han comprado todas las losetas con sus respectivos meeples.

La rueda de precios
En las rondas impares se realiza una puntuación menor y se obtienen tres monedas por cada orfebre que tengamos en las islas de su fila correspondiente.

En las rondas pares se puntúan los orfebres y además, los demás vikingos. Los nobles (rojos) nos dan 2 puntos de victoria cada uno. Los exploradores (verdes) nos dan 1 punto por ellos y además un punto por cada orfebre (amarillo) y cada pescador (azul) que tengan debajo de ellos en la misma columna.

Los barcos son negativos. Cada barco tiene un color impreso de manera que cada barco bloquea la columna en la que esté hasta el color indicado. Vamos, que si un barco llega hasta los meeples, no cobraremos el bonus que estos nos den.

Para que no nos afecten los barcos necesitamos que un guerrero (meeple negro) se encuentre en una loseta de isla justo debajo del barco. Si eso ocurre, bloqueamos el efecto negativo del barco y obtenemos el bonus que proporciona.

Puntuaciones y final de partida
Al final de cada ronda par podemos utilizar los meeples grises para mover nuestros meeples en la reserva (los que no pudimos colocar al comprarlos) en espacios de isla vacíos. Así, un meeple gris permite mover a todos los meeples de un color o un meeple de cada color.

Fin del juego

La partida acaba al final de la ronda sexta. Cuando ésta acaba, y tras realizar la puntuación mayor, se puntúan los bonus.

Los barcos no defendidos por guerreros nos restan recursos (hay barcos con dinero y otros con puntos, si no los bloqueamos perderemos dinero o puntos), por cada 5 monedas obtendremos un punto de victoria, el jugador con más vikingos grises obtiene 10 puntos, el jugador con más islas completas obtendrá 7 puntos, el jugador con la isla más larga 5 puntos, y, finalmente, se puntúan los pescadores.

El guerrero protege al pescador
Cada pescador puede alimentar a 5 vikingos (4 más él mismo). Así, cada jugador cuenta el total de vikingos que tiene en su tablero individual más su reserva y cuenta cuántos quedan sin alimento. Por cada vikingo sin alimentar el jugador resta 1 punto de victoria, y por cada vikingo extra que pudiéramos alimentar obtendremos 2 puntos.

El jugador con más puntos de victoria gana.




Opinión

Vikings es un juego de original. El uso de la rueda como mecanismo de fijar los precios en las compras es diferente y fresco, y no desentona con el resto de mecánicas que encajan a la perfección y dan forma a un juego redondo e inmejorable.

A pesar de lo lineal que pueda parecer, existen diferentes formas de puntuar. Aunque creo que los pescadores y los guerreros son esenciales, todos los vikingos son importantes y hay que procurar llevar un equilibrio y saber tapar al contrario. No hay que perder de vista el tablero de los rivales para poder bloquearles mediante la compra de esa loseta de isla o ese vikingo que necesitan como el aire.

Así, aunque no hay interacción directa, el juego se presta a la atención constante de lo que hacen los demás. Tus elecciones y las de los demás van a repercutir en el juego de todos, sin duda.

El juego brilla de forma espectacular a dos jugadores. A tres es un grandísimo juego (muchos dicen que su número ideal). A cuatro quizá pierde un poco de estrategia porque se pierde algo de control, pero igualmente sigue siendo estupendo a cuatro.

Vikings tiene una versión avanzada que consiste en añadir 4 losetas especiales cada ronda. Estas losetas pueden ser adquiridas por los jugadores. cada vez que alguien compra el set más caro se lleva una loseta de bonus de las 4 disponibles boca arriba y dan puntos extra.

Personalmente, creo que la versión avanzada del juego es peor que la básica. Obviamente, recomiendo a todo el mundo que la pruebe, pero las losetas especiales distorsionan la tensión del juego base y le dan a la estrategia un carácter diferente que a mí me gusta menos.

Vikings es, en definitiva, un juego familiar con bastante enjundia y decisiones que tomar, que con componentes vistosos y abundantes dará muchas horas de diversión tanto a jugones como a no jugones.

Aunque un poco caro en la nueva versión de Z-Man -que ha duplicado el precio de la edición de Hans im Glück- estamos ante un juego altamente recomendable.

Hasta la próxima reseña.


13 comentarios:

  1. Me vas a obligar a dejarme los dineros en Z-Man

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has visto que te menciono, no???

      Eres el culpable principal de esta reseña...

      Yo físicamente lo juego poco, pero contando las partidas del Yucata le he echado unas 300 ... es muy buen juego (sorry por el hype)

      Ja, jajajajajajaja

      Eliminar
  2. Me vas a obligar a dejarme los dineros en Z-Man

    ResponderEliminar
  3. Es uno de mis favoritos de siempre. Un clasicazo

    ResponderEliminar
  4. Juegazo tremendo, que hace mil años q no juego. Cosa a la q debería poner solución.

    Qué grande el sr. Kiesling. El Sanssouci está chulillo, pero ni de coña tanto como Vikings.

    Saludos y gran reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi que jugaste el Sanssouci... ya contarás. Vikings es u njuegazo!

      Eliminar
  5. Gran reseña que vuelve a activar nuestro interés por este juego, al que le perdimos la pista después de leer que era regular con 2. Como siempre que hay opiniones encontradas, intentaremos probarlo antes, porque con el precio que va a tener...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a dos funciona perfectamente. Probadlo y contad

      Eliminar
  6. Habrá que darle otro oportunidad en Yucata. Lo jugué alguna vez, y francamente no me enteré bien del sistema (esos días tontunos), y no lo disfruté demasiado, así que me olvidé un poco de él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un juego fácil de dominar. Y ya sabes que en Yucata mola jugar pero no es lo mismo que tocar la madera. Yo en Yucata le he echado casi 300 partidas y es un juego que me cuesta...

      Eliminar
  7. Un juego que me gusta mucho y que no pude comprar en su primera edición, aunque he jugado muchas veces con el de un amigo. A ver si ahorro un poco y puedo hacerme con esta nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena tenerlo. Los componentes están muy bien. A ver si tienes suerte y lo encuentras de segunda mano a buen precio. Es otra opción

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...