lunes, 23 de mayo de 2016

Reseña: Karuba


Autor: Rudiger Dorn
Publicado por: Haba
Año de publicación: 2015
Duración: 20 minutos
Número de jugadores: 2-4 
Mecánica: colocación de losetas, puzzle

Desde el 4 de marzo que no hacíamos una reseña en este humilde blog. Se nos está olvidando. Y no será por no jugar, que nos estamos hartando. No es por eso, es porque al día le faltan horas: Mucho trabajo y además, por suerte, los niños quieren jugar con su padre cada día más y el tiempo del blog se va en partidas y más partidas.

El último juego reseñado fue Adventure Land, uno de los tres juegos de Haba que dan un paso más allá de lo meramente infantil y se adentran en el juego familiar con algo de chicha y un poquito (muy poquito) de complejidad. Hoy reanudamos las reseñas con otro de los tres juegos de esa serie de Haba.

Karuba es el juego de moda en casa. Lo está petando. Y lo peta porque se puede jugar con los niños de tú a tú (a los niños les encanta ganar a sus mayores) y además, la brevedad de las partidas anima a echarse otra y otra y otra...

La reseña de hoy viene además como anillo al dedo pues Karuba ha sido nominado como uno de los tres juegos finalistas al Spiel des Jahres en la categoría de juego familiar.

A ver qué os parece.

Tema

"Largo ha sido el camino que habéis tenido que recorrer en vuestros botes hasta, finalmente, llegar a Karuba. En la isla, cada uno de vosotros se hace cargo de un equipo de expedición conformado por cuatro aventureros y, a continuación, tenéis que abriros paso entre la espesa jungla hasta encontrar los templos. No obstante hay algo que no debéis subestimar: primero tendréis que buscar y despejar los ancestrales senderos de la selva"

Así nos describe el manual de instrucciones el tema del juego. Nuestros exploradores llegan a la isla y tienen que adentrase en la selva en busca de los templos y los tesoros ocultos.

Componentes

La caja trae 4 tableros individuales, 16 templos y 16 meeples de aventurero, 16 losetas de tesoro de templo, 64 cristales, 12 pepitas de oro y 144 losetas (4 grupos de losetas numeradas del 1 al 36).

Todo de estupenda calidad.

El juego

En la preparación inicial se colocan los cuatro templos en la selva y los cuatro aventureros en la playa. En cualquiera de las coordenadas de playa.
TODOS los jugadores deben colocar los aventureros y templos en el idéntica configuración.

Antes de jugar, uno de los jugadores apila boca abajo sus losetas numeradas del 1 al 36. Este jugador será "la mano inocente".
El resto las coloca ordenadas boca arriba.
En el turno, el jugador que hace de mano inocente muestra una de sus losetas boca abajo e indica en voz alta el número de dicha loseta.
Los demás jugadores buscan en su set la loseta con ese número y todos los jugadores eligen una de estas dos opciones:

- Colocar la loseta en el tablero individual (hay una serie de sencillas restricciones -la principal es que las losetas no pueden rotar).
- O bien descartar la loseta, eliminarla de la partida,  y hacer avanzar uno (y sólo uno) de sus aventureros tantos espacios (tantas losetas) como salidas del camino tenga la loseta).

Algunas losetas tienen dibujado un cristal o un oro. Si algún jugador coloca una de esas losetas en el tablero coloca también el tesoro sobre ella. Cuando uno de los aventureros acaba su movimiento sobre una loseta con tesoro (no basta pasar por encima, sino que hay que pararse en el tesoro), se lleva el premio. Al final de la partida los oros valen dos puntos y los cristales uno.

Cuando un jugador alcanza el templo de su color también tiene premio: una loseta de puntuación de ese templo. Cuanto antes llegas, mejor loseta te llevas.

La partida acaba cuando se acaban todas las losetas. Quien tenga más puntos (suma de tesoros y losetas de templo) ganará la partida.

Opinión

Karuba es una mezcla de bingo y puzzle de los de toda la vida con un poquito de chicha.

Como apuntaba en la introducción es un juego familiar, casi infantil, cuya principal virtud es la posibilidad de jugar, divertirse y, sobre todo, COMPETIR, con los más pequeños de la casa. Por fin otro juego para la familia en el que podemos perder con los niños.

Los adultos agradecemos que haya competición. Gozaremos viendo cómo los peques son capaces de ganarnos y de lo felices que son cuando lo consiguen (y que conste que la Ficha Negra en esto es espartano. No le doy cancha a nadie. Si mis minions me ganan van a tener que sudarlo).

Respecto a las mecánicas, decir que la colocación de losetas es el núcleo de este juego, pero no hay que dejar de lado el toque de carrera por ser el primero en llegar a los templos. Hay que tener un ojo en el tablero de los demás para ver quién va por delante de ti y quien se queda atrás. 

Otro punto fuerte es la duración del juego. Por mucho que la caja indique 40 minutos, las partidas duran un cuarto de hora (sin set up) y siempre piden revancha. Corto, divertido y adictivo.

Esta virtud contrasta con uno de sus puntos débiles. Quince minutos de partida, sí. Pero otros diez de preparación. Si algo malo tiene este Karuba es que tener que ordenar las losetas al inicio de la partida es un coñazo soberano.

Dejando aparte este pequeño punto negro, casi microscópico, estamos ante una auténtica maravilla de diseño familiar. Buenos componentes, un precio más que aceptable (sobre los 30€), un nivel de dificultad que equipara a grandes y pequeños y un elevado nivel de adicción, hacen de este juego una compra excelente para cualquier casa en la que tengamos niños a partir de 6 años.

Y si os engancha y sois muy frikis, siempre podéis comprar varias copias del juego y echaros megapartidas de 5 jugadores hasta el infinito...

No va a ganar el Spiel des Jahres (que está cantado que va para Código Secreto), pero el juego es muy bueno.

Hasta la próxima reseña.




4 comentarios:

  1. Me parece una nominación más que decente para los Spiele des Jahres y lo que pretenden esos premios.

    ResponderEliminar
  2. Después de probar el Meduris este me parece muy flojo. Dependes de las losetas y como tengas mala suerte lo llevas clarinete, hasta 6 turnos sin poder colocar. El set up un rollo y como los críos sean un poco manazas, te pasas la partida recogiendo losetas.
    Hay mejores juegos de colocación de losetas y de carreras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas

      Yo no lo considero un juego flojo, lo que pasa es que debes saber con quién lo juegas

      En casa, mi hijo mayor de 8 años (jugón) lo detesta.
      Y en cambio el pequeño de 6 (no jugón) lo ama

      Creo que es un juego para inciiar a pequeños

      Y lo que sí es cierto es que el set up es un poco coñazo

      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...