viernes, 14 de septiembre de 2018

Reseña: Skull King

Autor: Brent Beck y April Stott
Publicado por: Devir en España
Año de publicación: 2013
Duración: 30 minutos
Número de jugadores: 3-6
Mecánica: Bazas


Generalmente los juegos de bazas son diseños que van de maravilla para introducir en la afición a nuevos jugones, sobre todo si son diamantes en bruto, es decir, jugones que lo son pero todavía no lo saben, de esos que han jugado toda la vida a juegos de baraja española pero no han descubierto aún los juegos de mesa modernos.

Y es que los juegos de bazas suelen valer para un roto y para un descosido: los juegas con novatos, pero también mola jugarlos con culos duros, porque si están bien diseñados (los juegos, no los culos duros) son la leche.

Componentes

Además de una libreta para anotar las puntuaciones, Skull King contiene una baraja con 66 cartas: 52 cartas en los 4 palos de la baraja (4 colores: rojo, amarillo, azul y negro, 13 cartas de cada palo), además de  14 carats especiales (5 cartas "escape", 5 cartas de pirata, 2 cartas de sirena, 1 carta "Scary Mary" y 1 carta "Skull King".

El juego

Skull King es la mecánica de la Pocha de toda la vida con alguna mecánica adicional o retocada y dibujos bonicos. No hay más.

Os lo explico para los que no hayáis jugado a la pocha.

Skull King se juega en diez rondas, en la primera se reparte una carta a cada jugador, en la segunda dos y así sucesivamente hasta la décima y última ronda en la que se reparten 10 cartas por jugador.
Al principio de la ronda, los jugadores ven sus cartas y apuestan simultáneamente cuántas manos creen que van a ganar.
Al final de la ronda, si acertaste con el número de tu apuesta te llevas 20 puntos por mano ganada.
Si no acertaste restas 10 puntos por la diferencia de tu apuesta. 
Por ejemplo, si dijiste 3 victorias y ganas 3 te llevas 60 puntos. Pero si dijiste 3 y sólo ganas una te vas a llevar 20 puntos negativos.
Si eres tan valiente que pronosticas cero victorias te llevarás 10 puntos por carta jugada en la ronda, es decir, 100 puntos en la última. Eso sí, si apuestas que pierdes todo y ganas al menos una mano te vas a llevar esos mismos puntos pero en negativo, 100 negativos en la última ronda.



En cada mano el jugador inicial juega una carta y los demás jugadores se ven obligados a jugar el mismo palo. Sólo podrán cambiarlo si juegan una carta especial:

- Si todas las cartas son del mismo palo ganará la de mayor valor.
- El palo negro siempre gana a cualquier otro color sea cual sea el número de la carta negra.
- Las sirenas ganan a cualquier palo, negro incluido.
- Los piratas ganan a las sirenas y a cualquier palo.
- Skull King gana a todas las cartas excepto a una sirena.
- Las cartas escape son ceros y siempre pierden (salvo que todos jueguen escapes, caso en que gana el primero que jugó carta)
- La carta "Scary Mary" puede jugarse como escape o como pirata.

A la hora de puntuar si aciertas las victorias de ronda y con tu Skull King capturaste algún pirata, te llevas 30 puntos extra por pirata.
Si la sirena capturó al Skull King se lleva 50 puntos extra (de nuevo siempre y cuando se acertaran las manos a ganar).



Opinión

Como he dicho Skull King es la variación de un juego tradicional de bazas, la Pocha, a la que el añade alguna pequeña mecánica.

No hay aquí casi nada original ni espectacular, pero funciona estupendamente.

El juego tiene una duración ajustada a lo que promete (media horita) y engancha a jugones y no jugones.

En su diseño es muy similar al Sluff Off (el séptimo sello) de Stefan Dorra, pero si en Sluff Off te puedes quedar descolgado a media partida, en Skull King se nos ofrecen posibilidades de remontada. Tanto la posibilidad de hacer muchos puntos arriesgando a perder todas las manos, como los puntos extra de las sirenas y el Skull King dan a los jugadores opciones de reengancharse a la partida si la cosa va mal.

En la comparación con Sluff Off, Skull King tiene también unas reglas más sencillas e intuitivas, hecho que lo hacen más accesible que el diseño de Dorra.

En definitiva, inexistente originalidad para lo que es un juego de bazas clásico disfrazado de modernez por sus dibujos y colorines.
Pero no confundamos poco original con malo. Skull King es buen juego. Bueno, bonito y barato.
La lástima es que está descatalogado en su edición española.

A quienes les gusten los juegos de bazas disfrutarán con Skull King.

Hasta la próxima reseña.

2 comentarios:

  1. Una pena que Devir no lo vuelva a reeditar, confirmado por Xavi Garriga en un Devir News.

    Quizás lo único más complicado al principio sea asociar las figuras, quien gana y pierde con cada una y cómo jugarlas. Hay alguna referencia o carta de ayuda?

    Con peques crees que funciona?

    Gracias. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mis hijos (8 y 10 años) funciona, pero ellos tienen costumbre de jugar.

      Yo creo que con niños a partir de 8 puede funcionar si tienen un mínimo hábito lúdico.

      Saludetes

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...