sábado, 20 de octubre de 2018

Juegos pequeños, Grandes juegos: Freak Shop


Autor: Henri Kermarres
Ilustrador: Miguel COimbra
Publicado por: DMZ en español
Año de publicación: 2018
Duración: 20-30 minutos
Número de jugadores: 2-5
Categoría: Colecciones.

Quienes os asoméis de vez en cuando por este blog sabréis lo que me gustan los fillers con ideas sencillas que luego resultan más interesantes de lo que parecen. Y si hemos incluído Freak Shop en esta sección es porque es uno de esos juegos. 

Componentes

Una libreta de puntuación, doce losetas de objetivo, sesenta y cinco cartas de mercancía y una carta de tienda cerrada.
Las losetas son de un grosor y una calidad estupenda. Sin embargo, las cartas no son nada extraordinarias, más bien de calidad sospechosa. 

Destaca en este apartado las ilustraciones de Miguel Coimbra. Realmente espectaculares.
La iconografía de los objetivos no es demasiado intuitiva y requiere unas pocas partidas para conocerlas. Eso sí, una vez sabidas no habrá más problemas.




El juego

En Freak Shop los jugadores deben realizar intercambios entre sus cartas y las de la tienda (centro de la mesa) con el objetivo de conseguir la máxima cantidad de puntos al final de la partida.

Al inicio de la partida cada jugador recibe cuatro cartas (sin icono de etiqueta): un uno, un dos y un tres, así como un cinco el primer jugador, un seis el segundo, etc.

Los jugadores colocan sus cartas recibidas a la vista en su zona de juego.

Se mezcla la carta de tienda cerrada junto a otras seis cartas de mercancía y dicho mini mazo se sitúa debajo de la baraja principal de mercancías. Cuando aparezca la carta de tienda cerrada la partida acabará automáticamente.

En la preparación inicial se colocan cinco cartas del mazo boca arriba en el centro de la mesa. Esas cartas representan los productos que se pueden adquirir en la tienda.

Finalmente, en la preparación inicial se cogen al azar tres de los doce objetivos del juego (uno de cada color) que se dejan a la vista de todos los jugadores.Hay cuatro losetas de objetivos azules, cuatro moradas y cuatro verdes. Estas losetas nos van a indicar cómo puntuar.

En su turno el jugador activo puede realizar una de estas dos acciones:

- Intercambiar un grupo de cartas de igual número por el mismo número de cartas de otro valor en  la tienda. Es decir, puede cambiar por ejemplo un uno de su mano por un nueve de la tienda. O puede cambiar tres treses de su mano por tres sietes de la tienda.

- Intercambiar una o más cartas de cualquier valor de su zona de juego por una o más cartas de la tienda con el mismo valor. Por ejemplo, cambiar un nueve por un cinco y un cuatro de la tienda (o tres treses).

Al final de cada turno se añaden cartas a la tienda (una si hay cuatro o cinco jugadores y dos si son dos o tres jugadores). Si hay menos de cinco cartas se llena la tienda hasta cinco.

La partida acaba inmediatamente cuando aparece la carta de tienda cerrada.

Entonces se cuentan los puntos de cada jugador.

Las losetas de puntuación indican cómo obtener puntos. Así por ejemplo,  dicen que se obtendrán dos puntos por cada pareja del mismo valor, tres puntos por cada carta en la escalera más alta, o más puntos por el jugador que tenga más cartas con el símbolo de etiqueta (algunas cartas llevan un icono de etiqueta y otras no), así hasta 12 objetivos diferentes.


Opinión

Sencillo y fresco Freak Shop es un juego de colecciones muy original y divertido. Quienes se quejen amargamente de la escasa originalidad en los juegos de mesa deberían darle un tiento a este diseño.

El juego se explica en cinco minutos y se juega en veinte.
Escala bien (aunque creo que su mejor número es cuatro) y coincido con lo indicado en el reglamento que lo recomienda para niños a partir de ocho años.
Los críos van a divertirse, practicarán practicar matemáticas básicas sin darse cuenta, y lo adultos van a tener que optimizar sus acciones y refrescar sus matemáticas básicas, atrofiadas por las calculadoras.

Pero Freak Shop no es sólo sumar y dividir, no. Las cartas de objetivo que salen en la partida son la clave del juego, de nada sirve que tengas muchas cartas sino que debes conseguir las apropiadas para conseguir el mayor número de puntos de victoria. La importancia de las losetas se refleja también en el valor de las cartas, pues en una partida pueden interesarnos mucho las cartas altas y en otras nada, en unas partidas pueden interesarnos las cartas con etiqueta y en otras no.
En este sentido, las doce losetas otorgan al juego una sorprendente rejugabilidad dentro de sus limitaciones como filler.

Estupendo juego de colecciones en su categoría, con una mecánica original y fresca que se merece un sobresaliente empañado solamente por la calidad de las cartas que, sin ser mala, tampoco es estupenda. Y si os gustan los juegos bonitos Freak Shop lo es y mucho, así que lo comido por lo servido.

Se queda en casa y además lo recomiendo encarecidamente.


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...