martes, 1 de agosto de 2017

Partidas en Julio


Buen mes de juegos en casa de la Ficha Negra. 101 partidas y 10 descubrimientos lúdicos que, como siempre, os paso a comentar.

Se aceptan comentarios y opiniones.


Circus Flohcati

Fantástico filler de cartas de Reinir Knizia. Un pequeño gran juego que además entra en la sección "Mundo viejuno" y que en breve tendrá su merecida reseña.
Un jueguecito con la mecánica de "push your luck" con una de esas puntuaciones originales del Doktor. 

Pequeño gran juego de la época dorada de Knizia. Cuando el Doktor era el puto amo y se dedicaba de pleno a hacer juegazos y no aplicaciones y otras historias.

Augustus

Familiar del gran Paolo Mori que puede definirse, como ha hecho todo el mundo y para ser poco original, como un bingo con esteroides.


El juego no deja de ser una tontería supina, pero entretiene de forma brillante. Y para jugarlo con los abuelos es una auténtica joya. Un juego notable en su categoría.



 Century: Spice Road

Otro juego familiar que, para seguir siendo originales, definiremos como hace la mayoría: "un Splendor tuneado". Century es un juego sencillo, dinámico y agradable con las mecánicas básicas de Splendor, pero requiere un poco (no mucho) más que su predecesor, el cual podía llegar a jugarse en piloto automático.

Un buen juego familiar. Ligero y con una duración apropiada para lo que ofrece.


The Manhattan Project: Energy Empire

Un juego de colocación de trabajadores con alguna tirada de dados. Muy parecido al Manhattan Project Original en cuanto a funcionamiento y mecánicas, pero sin la interacción directa de los ataques y con un tema más agradable que crear bombas atómicas.

Un buen juego que no ha gustado lo suficiente como para desbancar a otros colocación de trabajadores de mi ludoteca.


Onitama

Estupendo juego abstracto para dos jugadores que gustará a los amantes de este tipo de juegos. 
Juego de confrontación al estilo que se explica en cinco minutos y se juega en un cuarto de hora.

Como pega tenemos que puede generar un AP descomunal y que a la larga, algunos puedan achacarle que corra el riesgo de ser repetitivo. Con esto último no estoy de acuerdo y, además, ya está en el mercado una pequeña expansión con nuevas cartas de movimiento.

Muy recomendable.


Tin Goose

Juego económico que jugamos a tres jugadores, dos novatos y uno experimentado. El número de jugadores no es desde luego el apropiado, pues su número es cuatro o cinco personas, aumentando así la confrontación y la necesidad de darse prisa en ocupar las ciudades.
Número de jugadores aparte, es un juego que no acabó de gustarme y seguro que no entrará en mi ludoteca.
Sé que es un diseño de los que gana con las partidas, pero con la competencia que hay será difícil volver a jugarlo.

Freedom: the Underground Railroad

Juego cooperativo con un tema muy bien implementado que te obliga a tomar decisiones duras e interesantes.

Sólo probado en solitario, pero ya estoy deseando darle una oportunidad con más jugadores.

Seguiremos informando.



Hyperborea

Agradable sorpresa este Hyperborea, un juego de "control de áreas" con la mecánica del "Bag building". 

Después de los decepcionantes Orleans y King's Pouch, ambos con la misma mecánica, esperaba muy poco de Hyperborea. Y no. El juego permite explorar, atizar y tomar decisiones interesantes con algún que otro "zasca" de los que molan.

Deseando echarle otra después de un par de partidas interesantísimas.



Race for the Galaxy

Sí, lo sé. No había jugado aún a Race for the Galaxy. Muy triste, pero cierto. Pero más vale tarde que nunca: Además, jugar por primera vez un juego como éste tiene premio: en medio del desierto lúdico en la abundancia y ante la ausencia de juegacos, descubrir Race for the Galaxy no tiene precio. Ains... ¡qué pepinazo de juego! Menos es más. 

Y lo de la criticada iconografía... flipaos. No es para tanto.

Nota: luego lo comparas con "Jump Drive" el sucedáneo del Race for the Galaxy obra del mismo Thomas Lhemann y se te caen los pantalones. ¿Qué te pasa Lehmann?




Founding Fathers

Y cerramos el repaso mensual con mi descubrimiento favorito del mes: Founding Fathers de Christian Leonhard y Jason Mathews. Un juego de mayorías que se explica en diez minutos y se juega en una horita y media. 

Otro ejemplo de eso que nos gusta tanto en este blog: "menos es más" (aprende Feld). Pocas normas, pocas cosas que hacer en cada turno, pero muchísimo que decidir en cada carta jugada. Todo lo que haces parece trivial, pero en realidad todo afecta al tablero y a los turnos futuros. Y no sólo importa lo que juegas, sino también las nuevas cartas que decides llevarte a la mano. Repito, cada decisión parece liviana, pero todo tiene chicha en Founding Fathers.

Además, el tema está muy bien implementado y encaja perfectamente con el espíritu del juego.

Un juego de mayorías que funciona como un reloj a tres jugadores (de hecho creo que es su número ideal), con una duración correctísima, sin apenas entreturno, un montón de decisiones interesantes, un uso de las cartas tremendamente inteligente (como acostumbran a hacer los autores en casi todos sus juegos) y un montón de interacción directa e indirecta entre los jugadores. ¿Qué más se puede pedir a un juego?

Desgraciadamente todas estas virtudes no serán suficientes para despertar el entusiasmo en los eurogamers sin alma. Sí, esos amantes de Feld y de What's Your Game,  cubo pa'rriba cubo pa'bajo. Pero al resto de seres humanos con algo de chispa en el cuerpo os entusiasmará.

Juegazo.

2 comentarios:

  1. Hola Luis, soy Dun Darach (Javi), coincido con el Augustus, nosotros le llamamos "Bingus", es simple pero entretiene bastante. Lo tengo y no voy a soltarlo.

    Respecto al Hyperborea, a mi también me sorprendió, no me esperaba esa mezcla de euro con tortas. También lo tengo y también se queda.

    Por cierto hoy he jugado con Gonzalo (gacetadelostableros) al Bridges of Shangrilá. Nos tenías hypeados con tu reseña y nos esperabamos más del juego. No está mal, no, pero....

    Un Cordial Saludo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas

      A ver, The Bridges of Shangri-la es un juego atípico y que al principio no parece lo que realmente es. Dale un par de partidas y verás cómo mejora cuando dominas el tema de la inmolación.

      Jodienda de la buena

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...