domingo, 15 de mayo de 2022

Reseña: Ark Nova

 


Autor: Mathias Wigge

Publicado por: Feurland, Maldito Games y otors

Año de publicación: 2021

Duración: 35-40 minutos por jugador minutos

Número de jugadores: 1-4

Mecánica: gestión mano, losetas.

Ilustrador: Varios artistas

  

Mucho y muy bien se está hablando de este Ark Nova, un juego al que muchos describen como el hermano de Terraforming Mars, si bien, en lugar de terraformar Marte, en Ark Nova deberemos construir un zoo adquiriendo diferentes especies animales que ubicaremos en los recintos que hayamos construido previamente.

Vamos al turrón.

El juego

En Ark Nova disponemos de tres marcadores que indican nuestro progreso: el marcador de atractivo (que aumenta básicamente cuando adquirimos animales para nuestro zoo), el marcador de conservación (que aumenta esencialmente cuando apoyamos proyectos, cartas verdes.) y el marcador de reputación (que nos va a permitir obtener algunos bonus y nos indica qué cartas están en nuestro rango y por consiguiente, qué cartas vamos a poder adquirir directamente del tablero).

Cada jugador dispone de un tablero individual en el que deberá ir construyendo losetas de recintos de diferentes tamaños (de uno a cinco) que después podrá ocupar con animales (generalmente uno o más de uno en el caso de algunos  herbívoros) una vez juegue las cartas de animal correspondiente.

En la parte inferior del tablero individual de cada jugador encontramos unos espacios para nuestras cartas de acción. Dichos espacios van numerados de izquierda a derecha del 1 al 5 e indican la fuerza con la que realizaremos la acción de la carta que ocupe ese espacio. Así, cada jugador dispone de 5 cartas de acción y activará una de ellas en su turno, según la fuerza que ocupe en el tablero individual. Una vez ejecutada la acción, la carta utilizada se desplaza a la izquierda, convirtiéndose en la carta con fuerza 1.

Las 5 cartas tienen una cara estándar y una cara mejorada. Podremos mejorar las cartas cuando hayamos adquirido determinadas losetas en nuestro tablero individual o bien cuando hayamos avanzado nuestro marcador en  las pistas de conservación y reputación. Las acciones de las cartas son las siguientes:

 - Animales: permiten colocar un animal de nuestra mano en uno de los recintos que hayamos construido previamente. El animal precisa de un recinto con un tamaño mínimo y a veces requiere de otros requisitos, además de un coste en monedas. En la parte mejorada se pueden adquirir animales directamente del tablero, dentro de nuestro rango de reputación. Además, ganaremos un punto de reputación si lo activamos en fuerza 5. A mayor fuerza, más animales podremos jugar (1 ó 2)

- Cartas. Permite adquirir cartas del mazo y en la parte mejorada también del tablero, según nuestro rango de reputación. A mayor fuerza más cartas podremos adquirir.

Cada vez que alguien roba cartas o coge dinero con patrocinadores se avanza un marcador común en la pista de pausa. Cuando se alcanza el final de ese marcador se realiza la fase de mantenimiento, limpieza e ingresos.

- Construcción. Permite construir un único recinto estándar de tamaño igual o inferior a la fuerza de la acción, pagando dos monedas por casilla. En la parte mejorada se puede construir más de un edificio (con restricciones) además de edificios especiales y se pueden tapar zonas del tablero personal que están prohibidas antes de mejorar la carta de construcción.

- Asociación. Permite enviar uno de nuestros asistentes al tablero de asociación y realizar una de las acciones disponibles allí según la fuerza requerida: avanzar dos pasos en la reputación cuesta dos de fuerza, adquirir una loseta de zoo de un continente cuesta tres de fuerza (abaratará los costes de animales de ese continente), colaborar con una universidad (nos dará reputación e iconos de ciencia, además de ampliar nuestra mano máxima) cuesta cuatro de fuerza y finalmente con cinco de fuerza podremos colaborar en proyectos de conservación (lo que supone cumplir con los requisitos de las cartas verdes, que pueden ser proyectos iniciales comunes y otros personales que podremos ir adquiriendo durante la partida). Al colaborar en proyectos de conservación avanzaremos en el marcador de conservación. En su parte mejorada podremos realizar más de una acción de asociación y podemos colaborar con proyectos del tablero, que estén en nuestro rango de reputación.

- Patrocinadores. Con esta acción podemos jugar cartas azules de nuestra mano (cartas azules con coste igual o menor que la fuerza de la acción). Estas cartas de patrocinadores proporcionan recursos, bonus y, algunas, puntos de conservación a final de partida. En lugar de jugar una carta azul, podemos adquirir monedas según la fuerza de la acción. Por la parte mejorada adquirimos el doble de monedas o bien podemos jugar más de una carta de patrocinador, incluso del tablero central según nuestro rango de reputación.

Cada jugador juega una acción y pasa el turno al siguiente hasta que los dos marcadores de conservación y atractivo de un jugador se cruzan. En ese momento se dispara el final de partida. Cada jugador (excepto el que disparó el final de partida) juega un turno extra, se suman los puntos de final de partida (cada jugador tiene dos objetivos personales de inicio de los que deberá elegir uno para puntuarlo) y gana el jugador con el mayor número de puntos (que es la diferencia entre los dos marcadores).

Cada vez que alguien roba cartas o coge dinero con patrocinadores se avanza un marcador común en la pista de pausa. Cuando se alcanza el final de ese marcador se realiza la fase de mantenimiento, limpieza e ingresos.

 Opinión

A pesar de que muchos comparan Ark Nova con Terraforming Mars, las sensaciones de ambos juegos son bastante diferentes.

En mi caso no me gusta Terraforming Mars y sin embargo este Ark Nova entró en casa con muy buen pie.

Las mecánicas beben de diferentes fuentes: por un lado, la gestión de cartas y combos vienen directamente de Terraforming Mars; el final de partida que se dispara cuando los dos marcadores se cruzan es la misma que se utiliza en Rajas of the Ganges; y finalmente, la mecánica de las cartas de acción es la que se utiliza en Civilization: a New Dawn.

Nada original en cuanto a aportación, pero sí en cuanto a la mezcla de mecánicas que resulta fresca y agradable.

La primera partida del juego va a ser larga porque hay que conocer las cartas y eso obliga a leer todas y cada una de ellas. No obstante, con jugadores experimentados la duración es muy ajustada y no debería sobrepasar los 35 minutos por jugador.

La interacción es casi inexistente. Ark Nova es un solitario multijugador en el que la interacción se limita a unos efectos muy débiles de algunas cartas que molestan ligeramente a los contrarios. Los diseñadores debieron pensar en algún momento que habría más de un jugador y decidieron poner este pegote que no cumple con unos mínimos dignos de interacción. En Ark Nova vas a jugar solo y te va a importar bien poco lo que hagan los demás, salvo cómo de rápido avanzan sus marcadores de atractivo y conservación y cómo aceleran el marcador de pausa.

El tema está muy bien elegido e implementado y ese quizá ha sido uno de los motivos por los que el juego entró en casa con tan buen pie (mi hijo es un experto en temas de fauna).

Las primeras partidas fueron refrescantes y adictivas pues se nota que el juego se ha diseñado con la fórmula triunfadora de Terraforming Mars. Se nota que se ha diseñado pensando en lo que últimamente suele gustar a los jugones. 

Y es que el juego de entrada tiene un punto adictivo demencial. Es obsesivo querer jugarlo y jugarlo para mejorar y buscar nuevos combos.

Sin embargo, con  las partidas empieza a desinflarse, se le empiezan a ver todos los defectos y costuras.

En primer lugar el azar del juego es descomunal, total y absolutamente determinante y, lo que es peor, incontrolable. Muchos dirán que este Ark Nova, como Terraforming Mars, es un juego de adaptación, de jugar según te van llegando cartas a la mano. Pero es que es realmente frustrante e irritante montarte un combo para un tipo determinado de cartas y que no te llegue ninguna carta de ese tipo. Incluso sin combo alguno es posible que te hartes de robar cartas que no quieres para nada esa partida. Personalmente no tengo problemas con los juegos en los que debas jugar sobre la marcha, pero en Ark Nova es tremendamente decepcionante la relación previsión-desarrollo. Al principio, el vértigo y el dinamismo del juego mitigaba esta situación, pero a mayor número de partidas más decepción.

Ese azar se refleja también en el tema de la experiencia/aprendizaje: en un euro de peso medio-alto, me resulta decepcionante que el azar permita que gane la partida un novato frente a un jugador experimentado. En juegos como Ark Nova o Wingspan (que presuntamente son euros de peso medio o medio alto), el azar es tan trascendente que un jugador novato pueda ganar a un experto sin problemas.

El azar, que en los juegos familiares suele ser una virtud, en los euros de peso es un problema, un engorro y un incordio si no se ha desarrollado convenientemente.

El modo solitario agudiza este problema. Existe una variante en solitario en la que jugaremos tres partidas seguidas y sumaremos las puntuaciones. En una de mis últimas partidas las puntuaciones fueron -5, -12 y +30, tres puntuaciones total y absolutamente dispares jugadas con la misma pericia pero con diferente fortuna a la hora de robar.

Los tableros especiales de jugador son asimétricos y hay que decir sobre ellos que no están muy bien equilibrados: hay tableros que son una auténtica mierda y otros que ayudan muchísimo, Algo ocurre también con las 11 cartas de puntuación final pues algunas son bastante más asequibles que otras.

Por último el juego es esencialmente una carrera entre jugadores ya que el que dispara el final de partida es quien suele llevarse la victoria. Eso provoca que en muchas ocasiones a media partida ya se vea quién se va a llevar el gato al agua y la sensación de frustración sea aún mayor.

Tras más de 30 partidas a Ark Nova mis sensaciones con el juego han caído progresivamente. Sin embargo, el juego está muy bien pensado para gustar y crear esa sensación adictiva y trepidante en las primeras partidas de los jugadores y por ello, quienes no quemen los juegos y lo jueguen de vez en cuando lo van a disfrutar mucho.

Estamos ante un buen producto, pero en mi caso los defectos han superado con creces la frescura y enganche de las primeras partidas. Probablemente siga en la colección, pero no va a ser un título recurrente que vaya a ver mesa a menudo.

Un diseño atractivo y fresco de inicio pero ¿el mejor juego de 2021? Cada vez entiendo menos de esto.

Del subidón inicial ha quedado bien poco. Ark Nova ha sido como esa  cerveza fresquita que te tomas en una terraza en verano a casi 40 grados: entra la mar de bien, pero cuando se le ha ido la espuma se ha quedado en una Cruzcampo.

sábado, 1 de enero de 2022

Resumen lúdico de 2021




 Se acabó 2021 y con él se van 1136 partidas jugadas a 159 juegos diferentes.

De esos 159 sólo hay 74 descubrimientos, hecho que demuestra que cada vez me cuesta más y me apetece menos seguir el ritmo frenético de estrenos. Por lo general me gusta repetir (e incluso quemar) juegos, pero es que además el ritmo de estrenos es insostenible a no ser que estrenes, juegues dos partidas y abandones a la criatura en la estantería.

De nuevo he intentado el saludable hábito de sentarme cada día a la mesa a jugar una partidita con familia o amigos, o si no había ninguno cerca yo solo. El año pasado conseguí sentarme a la mesa 287  de los 365 días del año y este curso he bajado a 277 días.

La racha de días consecutivos jugando ha sido de 68 y la racha negativa de 5 tristes jornadas sin echarme una partida.

Volviendo a los descubrimientos, este año me ha resultado complicado elegir un puñado de juegos excelentes. De hecho, algunos de estos no estarían en listas de cursos pasados. Muchas novedades pero pocos juegos que me hayan resultado tremendamente atractivos.

Como fillers me quedo con:



Picnic

Me quedo con él por su sencillez y su frescura. La mecánica de draft mezclada con la colocación/superposición de losetas (cartas alargadas en este caso) me resulta muy entretenida y amena.
Le echo de menos una vuelta más al draft para darle un poco más de chicha, pero las partidas duran 10 minutos y siempre puedes repetir. Excelente juego para jugar en familia.

Calaveras de Sedlec

Un filler de bolsillo muy sencillo y apañao que hemos quemado este verano. 

Un triunfo en familia que además, se puede jugar en solitario. Muy recomendable.


Como party games me quedo con dos:


El día de la marmota

"The mind" con un tema (perfectamente implementado) y una chispa que lo hacen eternamente mejor que su inspirador. El juego además es un ejemplo del buen uso de las tecnologías a los juegos de mesa. La aplicación en este juego no aporta nada, pero resulta indispensable para que el juego funcione. Parece una contradicción pero no lo es. Quienes hayáis jugado sabéis a qué me refiero. Ya hablaremos de ello.


Just One

Fantástico party game cooperativo de palabras que no había descubierto hasta este año. Poco que decir salvo que es un imprescindible en su categoría.

Como juegos ligeros me quedo con estos cinco:


Mindbug

Mindbug es un filler, pero no lo incluyo en esa categoría porque tiene más chicha de lo que parece. Magic destilado en un solo mazo que tiene toda la pinta de ser un exitazo y carne de expansiones. Como decía, Mindbug es una píldora de Magic the Gathering con más faroleo que estrategia y unas ilustraciones guapísimas. Ganas de que llegue el Kickstarter.


Cascadia

No me parece una maravilla de juego, pero sí lo recomiendo por parecerme ideal como juego introductorio. Sencillo de normas, duración ajustada y excelente producción hacen de Cascadia una buena opción para regalar a esos sobrinos que están entrando a la afición.



Kulami


Estupendo abstracto cuya chicha y duración están perfectamente ajustados. Buena producción, porculeo, maldad y decisiones interesantes. Muy buen juego.



My City

Un legacy de verdad, y no porque al acabar no te queden componentes sanos para jugarlo, no. Al acabar no vas a poder jugarlo porque el juego base, es decir el que no se juega en campaña, es tremendamente soso y totalmente olvidable. Así pues, este es un juego para jugarlo en campaña y luego abandonarlo en el contenedor azul. La campaña eso sí, es muy divertida. Altamente recomendable.



Q.E.

Juego de subastas, casi party, que se juega sin dinero. Como leéis: pujamos por losetas para hacer colecciones que nos den puntos, pero el dinero es virtual. La gracia del juego, una de ellas, está en que el que haya gastado más dinero virtual al final de la partida queda eliminado.


Familiares - Pesos medios

Nidavellir

Otro juego de subastas que ha triunfado en casa. Colecciones y pujas con la mecánica de ir mejorando tus monedas con las que pujar. La expansión tiene opiniones muy diversas pero a mí personalmente me parece que le da un punto estratégico estupendo sin alargar demasiado la partida.
Ya no voy a jugarlo sin expansión.


Por el rey y por mí

Reimplementación de Biblios con un cambio de look que le favorece y unos retoques sutiles de normas (puntuación básicamente) que también le benefician.

Un filler que se puede jugar con jugones y no jugones ya que tiene su miga en las dos fases diferenciadas de la partida.

La isla

Un Feld feo como el demonio y del que poco se habla. Me parece un peso medio estupendo para jugar tanto con expertos como con novatos. 



Bastille

Lancaster light. El típico juego de 45 minutos que se echan los jugones para cerrar una sesión porque no da tiempo para más. Producción correcta y grafismo espartano de Queen Games para un juego que está saldado por todas partes y del que no se ha hablado ni creo que se hable. Injustamente por cierto.

Como juegos para jugones me quedo con tres:




Obsession

Diseño de cartas, también feo como él solo, que tiene demasiada parafernalia para lo que luego es el juego. Si no fuera por el infecto reglamento, este juego podría estar casi en un peso medio. Hay muchas normas y micro normas que recordar  por eso sube de peso, pero cuando sabes jugar es sencillo y fluye. 


Dune Imperium

Clank con confrontación y batallitas para obtener bonus a final de ronda. Se nota la mano de los autores de Clank detrás de este diseño. Gran juego con su decj¡kbuilding y su toque de carrera que tensiona a los jugadores.


Bitoku

Mi juego favorito de los descubiertos en 2021. No lo considero un juego especialmente duro porque a pesar de las muchas posibilidades que te permite tu turno, las mecánicas son fáciles y es un juego del todo asequible. El juego me entusiasma por muchas cosas, ya las comentaremos a fondo, pero la más importante es que siempre que acabo una partida me echaría otra inmediatamente. Y no hay mejor señal que esa para detectar que amas un juego.

Pues hasta aquí un poquito de lo mejor de 2021, como veis me debo estar haciendo viejo (normal porque hoy este moribundo blog cumple 12 años) ya que me ha costado hacer una lista con juegos favoritísimos. Espero que sólo sea cosa de esta mierda de pandemia y que 2022 sea un año brillante para todos en lo lúdico y en todo lo demás. 

Que tengáis buen año y muchas gracias por seguir leyendo mis posts cada vez más infrecuentes y salpicados.

Feliz año!!!!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...