domingo, 15 de mayo de 2022

Reseña: Ark Nova

 


Autor: Mathias Wigge

Publicado por: Feurland, Maldito Games y otors

Año de publicación: 2021

Duración: 35-40 minutos por jugador minutos

Número de jugadores: 1-4

Mecánica: gestión mano, losetas.

Ilustrador: Varios artistas

  

Mucho y muy bien se está hablando de este Ark Nova, un juego al que muchos describen como el hermano de Terraforming Mars, si bien, en lugar de terraformar Marte, en Ark Nova deberemos construir un zoo adquiriendo diferentes especies animales que ubicaremos en los recintos que hayamos construido previamente.

Vamos al turrón.

El juego

En Ark Nova disponemos de tres marcadores que indican nuestro progreso: el marcador de atractivo (que aumenta básicamente cuando adquirimos animales para nuestro zoo), el marcador de conservación (que aumenta esencialmente cuando apoyamos proyectos, cartas verdes.) y el marcador de reputación (que nos va a permitir obtener algunos bonus y nos indica qué cartas están en nuestro rango y por consiguiente, qué cartas vamos a poder adquirir directamente del tablero).

Cada jugador dispone de un tablero individual en el que deberá ir construyendo losetas de recintos de diferentes tamaños (de uno a cinco) que después podrá ocupar con animales (generalmente uno o más de uno en el caso de algunos  herbívoros) una vez juegue las cartas de animal correspondiente.

En la parte inferior del tablero individual de cada jugador encontramos unos espacios para nuestras cartas de acción. Dichos espacios van numerados de izquierda a derecha del 1 al 5 e indican la fuerza con la que realizaremos la acción de la carta que ocupe ese espacio. Así, cada jugador dispone de 5 cartas de acción y activará una de ellas en su turno, según la fuerza que ocupe en el tablero individual. Una vez ejecutada la acción, la carta utilizada se desplaza a la izquierda, convirtiéndose en la carta con fuerza 1.

Las 5 cartas tienen una cara estándar y una cara mejorada. Podremos mejorar las cartas cuando hayamos adquirido determinadas losetas en nuestro tablero individual o bien cuando hayamos avanzado nuestro marcador en  las pistas de conservación y reputación. Las acciones de las cartas son las siguientes:

 - Animales: permiten colocar un animal de nuestra mano en uno de los recintos que hayamos construido previamente. El animal precisa de un recinto con un tamaño mínimo y a veces requiere de otros requisitos, además de un coste en monedas. En la parte mejorada se pueden adquirir animales directamente del tablero, dentro de nuestro rango de reputación. Además, ganaremos un punto de reputación si lo activamos en fuerza 5. A mayor fuerza, más animales podremos jugar (1 ó 2)

- Cartas. Permite adquirir cartas del mazo y en la parte mejorada también del tablero, según nuestro rango de reputación. A mayor fuerza más cartas podremos adquirir.

Cada vez que alguien roba cartas o coge dinero con patrocinadores se avanza un marcador común en la pista de pausa. Cuando se alcanza el final de ese marcador se realiza la fase de mantenimiento, limpieza e ingresos.

- Construcción. Permite construir un único recinto estándar de tamaño igual o inferior a la fuerza de la acción, pagando dos monedas por casilla. En la parte mejorada se puede construir más de un edificio (con restricciones) además de edificios especiales y se pueden tapar zonas del tablero personal que están prohibidas antes de mejorar la carta de construcción.

- Asociación. Permite enviar uno de nuestros asistentes al tablero de asociación y realizar una de las acciones disponibles allí según la fuerza requerida: avanzar dos pasos en la reputación cuesta dos de fuerza, adquirir una loseta de zoo de un continente cuesta tres de fuerza (abaratará los costes de animales de ese continente), colaborar con una universidad (nos dará reputación e iconos de ciencia, además de ampliar nuestra mano máxima) cuesta cuatro de fuerza y finalmente con cinco de fuerza podremos colaborar en proyectos de conservación (lo que supone cumplir con los requisitos de las cartas verdes, que pueden ser proyectos iniciales comunes y otros personales que podremos ir adquiriendo durante la partida). Al colaborar en proyectos de conservación avanzaremos en el marcador de conservación. En su parte mejorada podremos realizar más de una acción de asociación y podemos colaborar con proyectos del tablero, que estén en nuestro rango de reputación.

- Patrocinadores. Con esta acción podemos jugar cartas azules de nuestra mano (cartas azules con coste igual o menor que la fuerza de la acción). Estas cartas de patrocinadores proporcionan recursos, bonus y, algunas, puntos de conservación a final de partida. En lugar de jugar una carta azul, podemos adquirir monedas según la fuerza de la acción. Por la parte mejorada adquirimos el doble de monedas o bien podemos jugar más de una carta de patrocinador, incluso del tablero central según nuestro rango de reputación.

Cada jugador juega una acción y pasa el turno al siguiente hasta que los dos marcadores de conservación y atractivo de un jugador se cruzan. En ese momento se dispara el final de partida. Cada jugador (excepto el que disparó el final de partida) juega un turno extra, se suman los puntos de final de partida (cada jugador tiene dos objetivos personales de inicio de los que deberá elegir uno para puntuarlo) y gana el jugador con el mayor número de puntos (que es la diferencia entre los dos marcadores).

Cada vez que alguien roba cartas o coge dinero con patrocinadores se avanza un marcador común en la pista de pausa. Cuando se alcanza el final de ese marcador se realiza la fase de mantenimiento, limpieza e ingresos.

 Opinión

A pesar de que muchos comparan Ark Nova con Terraforming Mars, las sensaciones de ambos juegos son bastante diferentes.

En mi caso no me gusta Terraforming Mars y sin embargo este Ark Nova entró en casa con muy buen pie.

Las mecánicas beben de diferentes fuentes: por un lado, la gestión de cartas y combos vienen directamente de Terraforming Mars; el final de partida que se dispara cuando los dos marcadores se cruzan es la misma que se utiliza en Rajas of the Ganges; y finalmente, la mecánica de las cartas de acción es la que se utiliza en Civilization: a New Dawn.

Nada original en cuanto a aportación, pero sí en cuanto a la mezcla de mecánicas que resulta fresca y agradable.

La primera partida del juego va a ser larga porque hay que conocer las cartas y eso obliga a leer todas y cada una de ellas. No obstante, con jugadores experimentados la duración es muy ajustada y no debería sobrepasar los 35 minutos por jugador.

La interacción es casi inexistente. Ark Nova es un solitario multijugador en el que la interacción se limita a unos efectos muy débiles de algunas cartas que molestan ligeramente a los contrarios. Los diseñadores debieron pensar en algún momento que habría más de un jugador y decidieron poner este pegote que no cumple con unos mínimos dignos de interacción. En Ark Nova vas a jugar solo y te va a importar bien poco lo que hagan los demás, salvo cómo de rápido avanzan sus marcadores de atractivo y conservación y cómo aceleran el marcador de pausa.

El tema está muy bien elegido e implementado y ese quizá ha sido uno de los motivos por los que el juego entró en casa con tan buen pie (mi hijo es un experto en temas de fauna).

Las primeras partidas fueron refrescantes y adictivas pues se nota que el juego se ha diseñado con la fórmula triunfadora de Terraforming Mars. Se nota que se ha diseñado pensando en lo que últimamente suele gustar a los jugones. 

Y es que el juego de entrada tiene un punto adictivo demencial. Es obsesivo querer jugarlo y jugarlo para mejorar y buscar nuevos combos.

Sin embargo, con  las partidas empieza a desinflarse, se le empiezan a ver todos los defectos y costuras.

En primer lugar el azar del juego es descomunal, total y absolutamente determinante y, lo que es peor, incontrolable. Muchos dirán que este Ark Nova, como Terraforming Mars, es un juego de adaptación, de jugar según te van llegando cartas a la mano. Pero es que es realmente frustrante e irritante montarte un combo para un tipo determinado de cartas y que no te llegue ninguna carta de ese tipo. Incluso sin combo alguno es posible que te hartes de robar cartas que no quieres para nada esa partida. Personalmente no tengo problemas con los juegos en los que debas jugar sobre la marcha, pero en Ark Nova es tremendamente decepcionante la relación previsión-desarrollo. Al principio, el vértigo y el dinamismo del juego mitigaba esta situación, pero a mayor número de partidas más decepción.

Ese azar se refleja también en el tema de la experiencia/aprendizaje: en un euro de peso medio-alto, me resulta decepcionante que el azar permita que gane la partida un novato frente a un jugador experimentado. En juegos como Ark Nova o Wingspan (que presuntamente son euros de peso medio o medio alto), el azar es tan trascendente que un jugador novato pueda ganar a un experto sin problemas.

El azar, que en los juegos familiares suele ser una virtud, en los euros de peso es un problema, un engorro y un incordio si no se ha desarrollado convenientemente.

El modo solitario agudiza este problema. Existe una variante en solitario en la que jugaremos tres partidas seguidas y sumaremos las puntuaciones. En una de mis últimas partidas las puntuaciones fueron -5, -12 y +30, tres puntuaciones total y absolutamente dispares jugadas con la misma pericia pero con diferente fortuna a la hora de robar.

Los tableros especiales de jugador son asimétricos y hay que decir sobre ellos que no están muy bien equilibrados: hay tableros que son una auténtica mierda y otros que ayudan muchísimo, Algo ocurre también con las 11 cartas de puntuación final pues algunas son bastante más asequibles que otras.

Por último el juego es esencialmente una carrera entre jugadores ya que el que dispara el final de partida es quien suele llevarse la victoria. Eso provoca que en muchas ocasiones a media partida ya se vea quién se va a llevar el gato al agua y la sensación de frustración sea aún mayor.

Tras más de 30 partidas a Ark Nova mis sensaciones con el juego han caído progresivamente. Sin embargo, el juego está muy bien pensado para gustar y crear esa sensación adictiva y trepidante en las primeras partidas de los jugadores y por ello, quienes no quemen los juegos y lo jueguen de vez en cuando lo van a disfrutar mucho.

Estamos ante un buen producto, pero en mi caso los defectos han superado con creces la frescura y enganche de las primeras partidas. Probablemente siga en la colección, pero no va a ser un título recurrente que vaya a ver mesa a menudo.

Un diseño atractivo y fresco de inicio pero ¿el mejor juego de 2021? Cada vez entiendo menos de esto.

Del subidón inicial ha quedado bien poco. Ark Nova ha sido como esa  cerveza fresquita que te tomas en una terraza en verano a casi 40 grados: entra la mar de bien, pero cuando se le ha ido la espuma se ha quedado en una Cruzcampo.

9 comentarios:

  1. Interesante reflexión que me toca de cerca. Hace poco leí (en un blog en inglés sobre creación de juegos que ahora no encuentro) que se recibía mejor un poco de azar que una preparación tediosa, y que ante esa disyuntiva había que optar por el primero. Y ese es el tema: que la principal forma de compensar un azar determinante es mediante un setup más elaborado. Se ven juegos escalar en las listas en los que tener la suerte de robar una loseta con un determinado patrón o, en otro, un alce o un halcón, justo en determinado turno, puede dar la vuelta a la partida y que, como dices, un novato gane. Por otro lado, uno se preocupa de diseñar un juego en el que no ocurre eso y en el que, salvo excepciones, nunca se sabe quien va a ganar hasta el final... y no se destaca como una virtud. Más bien, no falta quien se queja de lo trabajoso (con razón) de recoger y preparar las losetas por fases y número de jugadores. Si hubiese leído ese blog antes, quizá habría optado por otra solución...

    Puede que tenga que ver con el número de partidas que se les da a los juegos actualmente (el "azar determinante" se ve al cabo de varias partidas, pero el "setup elaborado" molesta desde la primera), aunque algo así le ví al Wingspan con solo 2 partidas: en la primera gané, y en la segunda, jugando igual o mejor, quedé último. Algo no iba bien... Ahora tengo las cartas separadas en 3 mazos, con las diferentes características repartidas uniformemente, y juego con uno de los mazos. Otro que tengo igual (dos mazos homogéneos y juego con uno) es el "It's a wonderful world": aunque no lo necesita tanto, en modo solitario viene bien, porque si las cartas de puntuación están en el fondo del mazo único, no tienes nada que hacer... No se si se podrá hacer algo parecido con el Ark Nova (lo estreno esta semana). Todo depende del porcentaje de cartas que salgan en una partida. Porque los que no tienen ese problema, como Everdell, es (entre otras cosas) porque salen todas o casi todas las cartas en la partida (si lo recuerdo bien: solo he jugado un par de veces, pero es algo que me llamó la atención). Ahí puedes tener el problema con la tercera pata: la variabilidad; algo de lo que precisamente presumen esos juegos con mazos enormes en los que no salen ni la mitad de las cartas en una partida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona José Ramón. Me podrías indicar como divides los Mazon en el wingspan y en el wonderful o donde lo puedo encontrar?

      Gracias

      Eliminar
    2. Para "It's a wonderful world" es fácil: hago dos mazos. Las cartas que son iguales (varias copias de la misma carta) las reparto equitativamente entre los dos mazos. Y las que son distintas (únicas) las separo por tipo de puntuación y/o color (las que puntúan por amarillas, por verdes, etc) y cada uno de esos grupos los reparto al azar entre los dos mazos.
      En Wingspan es un poco más complicado. Aplico un proceso recursivo. El objetivo es separar en 3 mazos (parto del base y la exp. europea mezclados). Proceso:
      A) Elige una característica puntuable y separa en un "submazo" todas las cartas que la tengan.
      B) Si este submazo tiene más de 9 cartas, tomarlo como mazo principal e ir a A)
      C) Si este submazo tiene 9 cartas o menos, repartirlas entre los 3 mazos al azar. Coger el mazo "padre" de este último e ir a A)

      Cada vez que elijas una caracterísitica debe ser aleatoria (usa las características de las cartas de bonificación y la característica de que sean rosas, incoloras, etc), aunque es mejor empezar por las características de las que hay menos cartas.
      Así, cualquier característica debe aparecer en similar porcentaje en los 3 mazos.
      Espero haberme explicado.

      Eliminar
  2. Muy buenas, vaya por delante la magnifica reseña. Interesante punto de vista.....mas que nada porque el resto de reseñadores dudo que lleguen a jugar tantas partidas como tu. jeje.
    Ahora un par de preguntitas nivel ansia viva: ¿llegaremos a ver el articulo sobre Carson City? y ¿hay alguna remota posibilidad de que volvais a realizar Funattic Channel El podcast?
    soy morenelo, gracias

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no sé si ha habido algún otro problema de transfondo pero se echa mucho de menos los episodios de Funnatic Channel. Ojalá volváis a la carga!

    ResponderEliminar
  4. Respecto al Ark Nova, tendremos dentro de poco expansión (Aquarium) que me da la impresión de que simplemente meterá animales de tipo acuático y que lo que hará es engrosar la cantidad de cartas y por tanto de posibilidades (y de azar). Lo cual no es lo que realmente necesita este juego sino arreglar un poco ese mercado tan estático y esas manos de cartas que pueden ser horribles y dejarte estancando varios turnos. Me gusta Ark Nova y no me importa jugarlo pero el sabor final (salvando distancias) me sigue recordando mucho a Terraforming Mars y en este caso elijo a éste último.

    ResponderEliminar
  5. Me sigo pues quedando con TM, haciendo draft.

    Podrías decirnos si Underwater Cities es el ganador de este duelo de desarrollo de cartas? Lo has conseguido provar? Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Solo quería decir que es un gusto ver que publicas de nuevo. Aunque sea por goteo, de vez en cuando entro en este blog para revisar algún juego antiguo, y me encuentro con alegrías en forma de nuevas reseñas. Esas reseñas con conocimiento de causa (y partidas) que son un oasis dentro de lo que se ha convertido el mundillo.

    Con Ark Nova haré como he hecho con Great Western Trail, Terraforming Mars... Esperar a que el tiempo le ponga en su sitio y jugarlo sin condicionantes ni hype alrededor...

    ResponderEliminar
  7. Gracias, por fin una reseña de este juego hecha al margen del hype y con partidas a cuestas.

    A nosotros nos duro el invento hasta que en la segunda partida se sentó a mesa alguien con los deberes hechos de casa (ya sabéis, bichear por bgg, buscar estrategias y demás...) Y fue un jarro de agua fría. El juego seguía siendo estupendo, pero el cambio de tercio a partir de esa partida fue evidente.

    No me gusta nada esta nueva tónica de juegos hechos para brillar en las primeras partidas y luego que sea lo que Dios quiera que total, la reseña de turno ya estará hecha o la valoración subida a internet.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...